lunes, 17 de enero, 2022  |  
Aumenta el turismo ornitológico al paisaje protegido de la Desembocadura del Mijares Aumenta el turismo ornitológico al paisaje protegido de la Desembocadura del Mijares

- 15 septiembre, 2018 -

Observadores y aficionados a las aves visitan les Goles y las lagunas artificiales para conocer las especies acuáticas y de ribera Aumenta el turismo ornitológico al paisaje protegido de la Desembocadura del Mijares

Observadores y aficionados a las aves visitan les Goles y las lagunas artificiales para conocer las especies acuáticas y de ribera

Castellón Información

El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares gestionado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana ha experimentado un aumento del número de “birdwatching” o observadores de aves durante los últimos meses a sitios tan emblemáticos del tramo bajo del río como son les Goles o las lagunas artificiales.

La facilidad a la hora de observar las diferentes especies de aves acuáticas en su medio están siendo clave para convertir la desembocadura del Mijares en un lugar de referencia provincial para el turismo ornitológico. Los cerca de 14 kilómetros en línea recta de Paisaje Protegido desde el puente de la CV-10 o autovía de la Plana hasta el Mediterráneo atesoran tres sitios importantes para la observación de las diferentes especies.

El primer espacio es el bosque fluvial que crece en los dos márgenes del Mijares entre el ermitorio de la Virgen de Gracia en Vila-real y la ermita de Santa Quiteria de Almassora. En este lugar es fácil escuchar y con paciencia observar especies de aves ribereñas como son por ejemplo la oropéndola (Oriolus oriolus) o el ruiseñor (Luscinia megarhynchos). La ruta botánica del Paisaje Protegido que se inicia en el molino de la Ermita y finaliza al pie de Santa Quiteria recorre un espléndido bosque de ribera ocupado por numerosas aves que eligen estos ecosistemas para pasar la temporada de cría.

ORIOL AL BOSC DE RIBERA DE LA DESEMBOCADURA DEL MILLARS

El segundo lugar para practicar el birdwhatching son las lagunas ubicadas en el margen izquierdo del río Mijares, en el término de Almassora. Este espacio artificial que se llena gracias a la estación depuradora de aguas residuales de Almassora está convirtiendose en un lugar extraordinario para la observación de la avifauna.

El espacio dispone de una torre de observación de madera desde donde se puede obtener una buena visión de las tres balsas artificiales. Por el lado de las lagunas discurre la vía verde que conecta el paraje de Santa Quiteria con el Mediterráneo y desde donde es fácil acceder al observatorio de aves. En las lagunas es bastante fácil ver especies acuáticas habituales como la focha común (Fulica atra), el zampullín común (Tachybaptus ruficollis) o el ánade real (Anas platyrhynchos). Con un poco de suerte y de paciencia también se pueden observar otras más raras como es el calamón (Porphyrio porphyrio) que es un ave emblemática de la desembocadura que estuvo a punto de extinguirse a mediados del siglo pasado.

Aves, FOTJA COMUNA AL MILLARS

Recientemente varios miembros de la Sociedad Valenciana de Ornitología, mediante el proyecto OCA que pretende inculcar la afición por la observación y clasificación de las aves, organizó una salida para conocer la avifauna de la desembocadura del río Mijares. “El guía de la excursión y socio de la SVO, Jordi Miralles, nos llevó al río. Allí en las paredes de tierra que lo bordeaban pudimos disfrutar de la observación de los abejarucos (Merops apiaster) entrando y saliendo de sus nidos. En una construcción cerca de donde estábamos también pudimos ver el gorrión molinero (Passer montanus) junto al gorrión común. Siguiendo el camino llegamos al mirador elevado desde donde se podía obtendré una maravillosa visión de las lagunas artificiales y donde pudimos ver numerosas especies lacustres, entre las que cabe destacar el avetorillo común (Ixobrychus minutus), la garcilla cangrejera (Ardeola ralloides), el calamón, así como el carricero común (Acrocephalus scirpaceus) y el buitrón (Cisticola juncidis) los que no sólo se dejaron oir, sino que también observar.  En el cielo también pudimos ver exactamente dos especies de rapaces: el águila culebrera (Circaetus gallicus) y el cernícalo común (Falco tinnunculus). Ya de vuelta a los coches pudimo seguir haciendo anotaciones de nuevas especies, como la cogujada (Galerida cristata), la alondra totovía (Lullula arborea) y la abubilla (Upupa epops)”, indicó con detalle el secretario de la Sociedad Valenciana de Ornitología, Arturo Cabos.

La tercera zona adecuada para observar aves acuáticas son les Goles del Mijares, ubicadas entre las poblaciones de Almassora y Burriana. En estas lagunas naturales formadas en la desembocadura se pueden observar prácticamente las mismas especies que en las lagunas artificiales de Almassora pero con el aliciente añadido que también es fácil ver otras especies marinas como el cormorán grande (Phalacrocorax carbo), la gaviota de Audouin (ichthyaetus audouinii) y el chorlitejo chico (Charadrius dubiusa).

Asociación Guías Birding en la desembocadura del Millars

La presidenta de la Asociación de Guías de Birding de la Comunidad Valenciana, Yanina Maggiotto, en el transcurso de las VII Jornadas del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares celebradas en Burriana visitó diversos lugares del Paisaje Protegido para conocer de cerca las aves que habitan el espacio y la infraestructura que posibilita su observación. Para la responsable de esta asociación que aglutina todas las empresas del territorio valenciano dedicadas al turismo ornitológico, el Paisaje Protegido es un lugar adecuado y sencillo para convertirse en destino del birdwatching familiar.

Whatsapp Telegram