Noticias Castellón
miércoles, 06 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

El delantero onubense Simón Moreno rompe el silencio: "Me siento como si la hubieran tomado conmigo"

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 16 segundos

Noticias Relacionadas

Castellón Información

Simón Moreno tenía la ilusión de jugar en Segunda División esta temporada. De hecho, el Villarreal le abrió la puerta para ir cedido al Almería. Allí que se fue. Hizo parte de la pretemporada y marcos goles en los amistosos. Todo iba bien hasta que un jeque saudí aterrizó por la capital almeriense y se hizo con el control del club. Se trajo un director deportivo nuevo que deshizo todo lo hecho. Se rompió el acuerdo de cesión. Entonces el Villarreal optó por prestarlo al Málaga, otro club andaluz gobernado por otro jeque. Ya puso todas las trabas posibles para el traspaso de Javi Ontiveros el conjunto de la Plana. Y a falta de menos de 24 horas para cerrarse el mercado de invierno dijo jeque optó por no tramitarle la ficha. Rápidamente el Villarreal le dio de alta en la Federación para jugar con el filial amarillo en Segunda B.publiVillarrealB1

Fueron unas semanas muy ajetreadas para un chaval muy joven. Este jueves rompió su silencio y habló por primera vez. Dio su punto de vista de lo acontecido. Él, envuelto en una situación que nadie imaginaba. Empezó diciendo que todo le sorprendió "como si alguien la hubiese tomado conmigo. Me siento como si la hubieran tomado conmigo". Quiso "valorar en qué equipo estoy, porque ahí fuera hace frío", dijo irónicamente.

No le van a caer a los anillos por volver al Villarreal B. Es un equipo el que fue el máximo goleador la temporada pasada. Por eso, empezó agradeciendo al club que le dé la oportunidad de seguir, a parte de permitirle hablar ante los medios de comunicación sobre lo vivido en el Almería y el Málaga. "Estoy contento de volver a mi casa. No he podido estar en dos equipos por varias circunstancias, pero ahora solo quiero estar en el Villarreal B, que es mi equipo".

Fue desgranando lo sucedido en uno y otro sitio. Para empezar en el Almería, donde su nuevo propietario no admitió que en el equipo hubieran jugadores cedidos. "Llegamos a un acuerdo y luego aposté por el Málaga. Salió mal también. Llegué incluso a entrenar con ellos y me dijeron que podría ir incluso convocado para el partido contra el Girona. Llegó la convocatoria y no estaba en la lista. Luego entrené con los descartes y el lunes me dijeron que habían roto las negociaciones con el Villarreal", apuntó Simón.

Difícil de explicar. Destacó el joven atacante onubense que "no puedo expresar bien lo que siento. Parece que alguien la ha tomado conmigo. Si el destino quiere que esté aquí es porque el Villarreal es mi casa. Esta será mi décima temporada. Al final todo llega. Ante todo somos personas. Estoy muy contento".

Vuelta a empezar. Esta semana ya se ha entrenado con sus compañeros, los de la temporada pasada, y a las órdenes del entrenador que también estuvo dirigiendo al Villarreal. "Todos me han acogido muy bien. Este sábado quiero debutar contra el Orihuela, si Dios quiere". El partido será en el Mini Estadi a partir de las 19.00 horas.

Ofertas del exterior. Rotas las posibilidades de jugar en Segunda División con el Almería y con el Málaga, el mismo lunes le llamaron de fuera, pero apenas había tiempo para concretar una cesión en el extranjero. "He tenido varias ofertas, pero al final el destino quiere que esté aquí. Aún tengo menos de 23 años y estoy contento de estar en el filial del Villarreal. Mi ilusión es debutar en Primera División vestido de amarillo".

Si el sábado debuta con el Villarreal B y se le ocurre marcar un gol, quien sabe si el destinatario de la dedicación se encuentra a bastantes kilómetros de Vila-real.