martes, 30 de noviembre, 2021  |  

- 30 junio, 2014 -

Rosa Marco acusa a la Conselleria de “insensible e ineficaz para resolver la grave problemática de malnutrición infantil que azota a miles de menores”.

La secretaria de Bienestar Social de la Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE de Castellón, Rosa Marco, ha acusado a la Conselleria de “insensible y de ineficaz para resolver la grave problemática de malnutrición infantil que azota a miles de menores valencianos”.

Castellón Información

La secretaria de Bienestar Social de la Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE de Castellón, Rosa Marco, ha señalado que “la orden publicada por la Conselleria de Bienestar Social es un parche y una burla hacia las miles de familias que cada día tienen en nuestra provincia, enormes problemas para alimentar a sus hijos debido al cierre de los comedores escolares”. Así de contundente se ha mostrado Marco ante la orden publicada por la Conselleria de Bienestar Social para subvencionar programas de ayuda alimentaria para menores en riesgo social. Por esta razón, la dirigente socialista ha acusado a la Conselleria de “insensible y de ineficaz para resolver la grave problemática de malnutrición infantil que azota a miles de menores valencianos”.

Para Marco, la orden “redactada de prisa y corriendo, no va a solucionar los problemas de falta de alimentación adecuada de los niños y niñas que viven en hogares en riesgo de exclusión social durante este verano” y ha añadido que “en la provincia de Castellón esta orden solo va a beneficiar alrededor de unos 350 menores, es decir, solo al 5.3% de los niños y niñas que en toda la provincia han disfrutado durante el pasado curso escolar de una beca de comedor subvencionada al 100%”.

Asimismo, la secretaria de Bienestar Social del PSPV de Castellón ha cuestionado la utilidad de esta orden y la ha calificado “de poco ambiciosa” además de “escasa e insuficiente”. Marco ha recordado que “la orden solo se dirige a atender a menores entre 3 y 16 años dejando fuera a los bebes y a los menores de tres años, así como a los menores discapacitados que acuden a centros de educación especial que también cierran sus puertas y sus comedores durante el período estival”.

La dirigente socialista ha criticado, especialmente, la falta de previsión del Gobierno de Fabra que “habiendo afrontado la misma polémica el verano pasado y conociendo todos los informes sobre pobreza infantil realizados por distintas entidades sociales, no ha movido ficha hasta 15 días antes del comienzo del verano”.

Esta falta de planificación ha supuesto, según Marco, “la redacción de una orden del todo insuficiente e ineficaz, como se está demostrando”. Además, “tras el estudio detallado de la orden, ésta ha resultado ser una orden tramposa, ya que con la premura con que la Conselleria ha sacado la orden y el poco tiempo, solo cinco días, que han tenido los ayuntamientos para presentar sus proyectos, ha hecho que no puedan diseñar nuevos programas de atención y se hayan visto obligados a presentar programas ya implantados como son las escuelas de verano para poder recibir las ayudas”, subraya Marco. Es decir, “los programas subvencionados por la orden solo van a beneficiar a aquellos menores que han sido ya admitidos en las distintas escuelas de verano municipales que a partir del próximo lunes empiezan a funcionar en varios pueblos de la provincia”, puntualiza la dirigente socialista.

En este sentido, la secretaria de Bienestar Social del PSPV provincial también ha querido poner de relieve el trato discriminatorio al que se está sometiendo por parte de la Generalitat Valenciana, a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes “al exigirles que como mínimo sean 20 los menores atendidos para poder beneficiarse de estas ayudas, discriminando con ello al 99% de los pueblos de la provincia”.

Finalmente, Marco ha manifestado que “la necesidad de comedores escolares en verano son la punta del iceberg de una pobreza estructural que afecta ya al 32,6% de los menores valencianos y que urge que las distintas administraciones públicas empiecen a tomar medidas para que la penuria no se perpetúe de generación en generación”. Por ello, ha censurado que “el Gobierno Autonómico solo haya destinado para subvencionar estas ayudas 1.200.000 euros procedente del gobierno central y no haya puesto ni un solo euro en estas ayudas”. “La protección de los menores en riesgo social es competencia exclusiva del Gobierno Valenciano, y que por tanto es a este a quien compete planificar y coordinar los diferentes programas alimentarios y disponer de los recursos económicos suficientes para garantizar la alimentación a todos los niños y niñas que lo necesiten”, concluye.

Whatsapp Telegram