Martes, 19 de noviembre, 2019  |  

- 19 octubre, 2019 -

La alcaldesa, Ana Besalduch, ha informado que una vez finalizados los trabajos, se organizará una jornada de puertas abiertas

La alcaldesa, Ana Besalduch, ha informado que una vez finalizados los trabajos, se organizará una jornada de puertas abiertas

Juan Jose Benito/Castellón Información

El Ayuntamiento de Sant Mateu abrirá al público el Palau del Villores tras las obras de restauración que han permitido al edificio recuperar todo su antiguo esplendor. La alcaldesa, Ana Besalduch, ha informado que una vez finalizados los trabajos de  restauración del edificio medieval, se organizará una jornada de puertas abiertas para poder admirar los trabajos realizados.

La primer edil ha explicado que hace dos años se recuperó el edificio tras estar doce años cerrado y deteriorándose. El edificio estaba cedido a una cooperativa. La rehabilitación integral ha supuesto una inversión de 600.000 euros, de los que la mitad, los ha aportado la Generalitat Valenciana a través de Fondos Feder para rehabilitación de Patrimonio.

También han llegado subvenciones de otras instituciones como Diputación y diferentes consellerias. Besalduch ha seguido informando que el futuro del edificio tiene la intención de ser un espacio para congresos rurales y otros eventos, a parte de una zona para exposiciones.

PALAU VILLORES

El edificio medieval se trata de una casa solariega de la familia Comí durante la Edad Media. En el siglo XVI, se reformó la fachada y el zaguán siguiendo los postulados arquitectónicos del Renacimiento. En el siglo XVIII el Palacio pasó a manos del Marquesado de Villores. 

En su fachada destaca una gran portada sobre la que se ven las armas de la familia, puertas y ventanas decoradas con pequeñas columnas salomónicas, motivos vegetales y animales. Además, también se contempla una garita con una función más decorativa que defensiva

Tras su reforma, la Casa de los Comí se convirtió en la residencia más importante de Sant Mateu. En 1632, sirvió de hospedaje al rey Felipe IV, a su hermano el Infante – Cardenal Don Fernando–, y a su hijo, el infante Baltasar Carlos. En julio de 1837, durante la primera guerra carlista, también sirvió de hospedaje al pretendiente Carlos María Isidro de Borbón y al General Cabrera, el Tigre del Maestrazgo.

 

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *