Noticias Castellón
jueves, 07 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

Oropesa protege el legado de Claudio Pondard para que la ciudadanía pueda disfrutarlo

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 55 segundos

Noticias Relacionadas

La gestión de los fondos empezó con su recogida en la vivienda Shangrila y su posterior traslado al archivo municipal, donde actualmente se está tratando, ordenando y catalogando

El Ayuntamiento de Oropesa del Mar pone en valor el legado de Claudio Pondard (Savenay, 1941 - Oropesa del Mar, 2019) con la preservación de la obra del profesor, escritor y traductor que vivió en la localidad costera en la que desde 1976 hasta 1987 trabajó como responsable y cara visible de la antigua Oficina de Turismo. Asimismo, fue el artífice y responsable del Centro de Iniciativas Turísticas de Oropesa del Mar, desarrollando y promoviendo actividades en el municipio, y colaboró en la redacción de la revista Oropesa Costa de Azahar.

El Concejal de Cultura, Gonçal Tamborero, ha querido agradecer a la familia de Pondart “por la confianza depositada en nuestro archivo municipal para conservar, en el mejor estado posible, todos los fondos”. “De esta manera, cualquier persona interesada podrá acceder a esta documentación”, añade el edil.

La gestión de los fondos de Claudio Pondard empezó con su recogida en la vivienda Shangrila (situada en la calle Alta 16 o La Figuereta 16, como él la llamaba) y su posterior traslado al archivo municipal, donde actualmente se está tratando, ordenando y catalogando para custodiar adecuadamente la documentación, conservarla y proceder a su difusión, poniéndola tanto a disposición de investigadores o interesados, como a través de exposiciones.

Entre todos los fondos recopilados se encuentran fotografías y diapositivas de temática local y otras realizadas en sus múltiples viajes y estancias en otros países; postales y correspondencia con personas de todo el mundo; así como publicaciones locales y libros de temas de distinta índole.

Y es que Claudio, el ‘bretón oropesino’, tuvo una vida plena, intensa y llena de historias que transmitir. Comenzó sus estudios en el colegio de Redon (Rennes), tras el cual estudió en el Instituto Superior de Traducción de París. Trabajó como profesor de español en Bamako (Mali), Nouakchott (Mauritania) y París, y como profesor de francés en Richard-Toll (Senegal). Comenzó a visitar Oropesa del Mar al final de la década de 1960, veraneando con su familia. Fue en 1970 cuando adquirió su vivienda conocida como Shangrila.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí