lunes, 8 de marzo, 2021  |  
“Hoy tenemos poco que celebrar y mucho que trabajar” “Hoy tenemos poco que celebrar y mucho que trabajar”

- 15 febrero, 2021 -

Luis Andrés Cisneros. Con estas palabras, el líder de VOX, Santiago Abascal, en un ejercicio de absoluta sinceridad y realidad, animaba a sus simpatizantes,... “Hoy tenemos poco que celebrar y mucho que trabajar”

Luis Andrés Cisneros.

Con estas palabras, el líder de VOX, Santiago Abascal, en un ejercicio de absoluta sinceridad y realidad, animaba a sus simpatizantes, votantes, colaboradores y cargos electos a afrontar el futuro que les espera en Cataluña en los años venideros, que van a ser, en una edición corregida y aumentada, una continuación de los acosos y ataques violentos de los llamados ‘antifascistas’.

Para ir abriendo boca y tal como ocurriera al final de las últimas elecciones andaluzas, un grupo creado por los Podemitas de Colau, la CUP y los de Izquierda Republicana, han convocado manifestaciones, con el lema de expulsar a VOX del Parlamento catalán, con las consignas habituales de la secta secesionista (Fuera fascistas, Basta de odio y los habituales fascistas, nazis y franquistas) Para mayor desvarío mental, acusan a los del partido patriota de querer fusilar a 26 millones de españoles.

Menos mal que los valientes, más bien hay que llamarles héroes, que militan en VOX y que no han sido abducidos por los años de dictadura secesionista, ni por las consignas comunistas, ni por la cobardía infinita del PP, ni por las mentiras salvajes del PSOE, defienden la unidad de la nación española y los valores que han constituido la esencia de nuestra Patria y han demostrado, con creces, no tener miedo ni a nada, ni a nadie.

A pesar del incontestable triunfo, al haber entrado en territorio hostil con un total de 11 diputados, demuestran tener la cabeza en su sitio, y son conscientes que el abandono de los españoles/catalanes por parte del Estado, desde el inicio de la Transición, ha traído, como consecuencias la espiral de odio y rabia de los que han sufrido el adoctrinamiento de los dirigentes catalanistas, contando con la complicidad de los mal llamados partidos constitucionalistas que se han repartido, cual botín pirata, el Gobierno de España.

Todo empezó con la redacción de la Constitución, en la que los que escribieron la misma, dieron todo tipo de facilidades, al incluir aspectos que ni les hubieran pasado por la imaginación a racistas como Sabino Arana o criminales como Luis Companys. Y luego, vinieron todo tipo de cesiones, encaminadas a que los prebostes de los partidos mayoritarios siguieran disfrutando de sus beneficios económicos. El dinero y el poder es el objetivo de sus vidas.

Luego vino una lista interminable de cesiones a los nacionalismos como la Enseñanza, la oficialidad de las lenguas, la Justicia, la Policía, la Sanidad y cualquier cosa que diera a los dirigentes de las regiones poder y, lo más importante dinero, dinero a raudales. Darles dinero es tan sencillo como aumentar los impuestos, aunque sea a costa de los sufridos y maltratados españoles.

Es curioso, nos encontramos ante uno de los momentos más delicados y nefastos de los siglos de existencia de nuestro país, y la gente parece haber perdido el sentido de las cosas. La Mentira se ha instalado en nuestro día a día. Las agresiones violentas y delictivas que sufrían una parte de los españoles que se acercaban a actos de VOX en cualquier rincón del Principado, eran transformadas, por gran parte de los Medios de Manipulación de Masas en un ataque furibundo de los agredidos. Increíble, y los Mozos de la Escuadra, inactivos, obedeciendo órdenes políticas.

Todo lo comenzó Adolfo Suárez, quizás uno de los políticos con menos luces del pasado siglo, y que fue el precursor del inicio del reparto de concesiones a las distintas regiones, principalmente Cataluña y las Vascongadas. Miren como serían las decisiones que tomó el personaje con nombre de aeropuerto, que D. Torcuato Fernández Miranda auténtico maestro y artífice de la Transición, se mostró contrario al texto de la misma, por considerar que varios de los artículos, entrarían en conflicto en un futuro. Desencantado, el bueno de D. Torcuato, emigró a Londres, donde murió en 1980, abandonado por Suárez, que no asistió ni a su entierro ni a las misas posteriores

Pues bueno, Suárez, en connivencia con el Rey Juan Carlos I, siguieron adelante con lo que habían redactado los llamados Padres de la Constitución. Entre los puntos que no eran del parecer de D. Torcuato, se encontraban la inclusión del término ‘nacionalidades’, así como la posibilidad ilimitada de transferencias a las distintas Regiones. Lo que se ha demostrado ser un foco de conflictos y de continuas peleas.

Si nos atenemos a Cataluña, las sucesivas concesiones (igualmente es válido para las Vascongadas) han ido permitiendo que, con el pleno dominio de la Enseñanza, los Medios de Comunicación, la Justicia, la Sanidad y otras muchas más, han permitido que la recuperación de la convivencias y normalidad en esas regiones sea casi una quimera.

Abascal es consciente de ello y por esa razón entiende que la labor titánica que les espera tiene que ser paciente y valiente. Que no caben vacilaciones ni, mucho menos, acobardarse. Qué hay mucho que trabajar para defender a todos los catalanes y españoles que se han sentido abandonados, sobre todo, por aquellos que les han engañado una vez tras otra.

A la gente de VOX, en Cataluña y en particular a su líder Ignacio Garriga, felicitarles por los resultados obtenidos y, sobre todo que sepan que no están solos. Y si en algún momento desfallecen, que recuerden esta frase que figura en el vestuario del Real Madrid:

Si luchamos podemos perder, si no lo hacemos, estamos perdidos

Y recordemos que una de las fórmulas para recuperar Cataluña pasa por volver a que la Enseñanza sea el vehículo para que el futuro de nuestros jóvenes y nuestras familias sea próspero.

Whatsapp Telegram