jueves, 27 de enero, 2022  |  
“Garzonadas” “Garzonadas”

- 7 enero, 2022 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Sugiero a la Real Academia de la Lengua Española que incorpore esta palabra en su próxima edición.... “Garzonadas”

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Sugiero a la Real Academia de la Lengua Española que incorpore esta palabra en su próxima edición.

Este singular personaje, que todavía no ha sabido solucionar ni uno sólo de los múltiples problemas de los que podría y debería ocuparse, para mejorar la calidad de vida de los españoles, aún no se ha salido de un charco para meterse en otro mucho más profundo y sensible para los ganaderos españoles.

Si hace apenas dos meses fue el hazme reír de todo el mundo intentado promover y defender ‘una huelga de juguetes’, ahora se descuelga con unas declaraciones en la prensa inglesa para denigrar y menospreciar la calidad de la carne española que se exporta a todo el mundo y en cantidades muy importantes a Inglaterra.

¿Por qué no le ha cesado el Presidente del Gobierno ante tal barbaridad?

Pues en mi opinión, por las mismas razones por las que les llena los bolsillos con subvenciones incomprensibles e irracionales a los independentistas catalanes y vascos.

Porque sabe que su permanencia al frente del Gobierno, presenta un equilibrio inestable y no puede prescindir de ni uno solo de sus apoyos.

Siento una malsana curiosidad, por conocer los resultados en los próximos comicios autonómicos en Castilla-León y en función de los mismos veremos una más que presunta desbandada de socialistas no sanchistas, en todo el espectro político español.

Muchas cañas se van a convertir en lanzas muy peligrosas para un Pedro Sánchez, que verá que la mayor pérdida de votos no es de sus apoyos comunistas o populistas, que seguirán siendo muy escasos pero fieles, porque no pueden aspirar a vivir de su cuento por si solos.

Va a perder a espuertas los votos de los socialistas históricos de la época de Felipe y Guerra, que ya no se sentían representados ni por Zapatero, ni mucho menos por Pedro Sánchez y que fueron apartados del aparato del partido para colocar en el mismo a los adictos incondicionales, sin ideología pero con mucha hambre y ambiciones que cubrir.

Es decir los ‘garzones’ del socialismo, que son muchos y muy ambiciosos, pero tan incapaces y prescindibles para la mayoría de los españoles como el mismo Alberto Garzón.

Son tantos los flancos o puntos débiles que ofrece la presente situación en la izquierda social comunista que nos gobierna, que tan solo la torpeza de la derecha para abordar las campañas electorales que se avecinan, podría facilitarle al Gobierno la dosis de oxigeno necesaria para hiperventilar unos pulmones agotados por todo Covid político que les afecta.

Hasta la semana que viene amigos.

Whatsapp Telegram