Noticias Castellón
jueves, 07 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

Los helipuertos olvidados del PSOE

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 12 segundos

Noticias Relacionadas

David Vicente Segarra. Diputado provincial y alcalde de la Torre d’En Besora

La Diputación lenta del PSOE y Compromís se mueve como pez en el agua en el mundo de la propaganda y las fotografías publicitarias, pero a la hora de ponerse a trabajar de verdad… Lo de trabajar ya es otra cosa. Y por eso el plan provincial de helisuperficies -para helicópteros medicalizados - que puso en marcha el PP ha quedado completamente bloqueado en manos de la izquierda.

El dinero público hay que cuidarlo y mimarlo hasta el último céntimo para que de resultados positivos para todos los ciudadanos. Se trata de optimizar recursos porque el dinero público no puede servir para pagar campañas de publicidad que intentan ocultar la falta de gestión y de eficacia… El dinero público debe estar destinado para poner en marcha todos aquellos proyectos que ayuden a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Y las helisuperficies son de vital importancia a la hora de atender emergencias, siendo especialmente importantes para aquellos municipios del interior de nuestra provincia que tienen más complicado el acceso a los centros sanitarios.

Y para acabar con esa discriminación histórica, el PP desarrolló un plan provincial de bases para helicópteros que se componía de 15 áreas de aterrizaje en diferentes puntos de la provincia. La primera en inaugurarse fue la de San Vicente de Piedrahita, en Cortes de Arenoso, en 2017. Después debían sumarse otras bases repartidas, estratégicamente, por la geografía provincial, hasta sumar 15 nuevas infraestructuras diseminadas en puntos estratégicos, y que debían añadirse, todas ellas, a las 10 que ya estaban operativas. En total, el objetivo que nos marcamos desde el Partido Popular fue dotar a Castellón con una red de 25 bases.

Sin embargo, con la llegada de la izquierda al equipo de gobierno de la Diputación de Castellón,  todo quedó paralizado. Y pese a diversos publirreportajes repletos de promesas y anuncios alentadores que se han realizado en los últimos años, la realidad es que hoy, casi tres años después, nada del resto de helisuperficies programadas, es solo papel mojado, ese es el caso, por ejemplo, de Ludiente o de Arañuel.

Esta incomprensible paralización del plan de helisuperficies del PP es una prueba más -y van muchas- de la falta de capacidad del PSOE y Compromís para ofrecer soluciones a las necesidades y a los problemas de los castellonenses. Y es que una cosa es hacer política y otra muy distinta es gestionar los intereses de los castellonenses.