viernes, 16 de abril, 2021  |  
Los fondos europeos deberán servir para cohesionar el territorio y luchar contra la amenaza de la despoblación Los fondos europeos deberán servir para cohesionar el territorio y luchar contra la amenaza de la despoblación

- 4 marzo, 2021 -

Las instituciones buscan compromisos y alianzas para redistribuir las ayudas en políticas sostenibles que generen empleo  Los fondos europeos deberán servir para cohesionar el territorio y luchar contra la amenaza de la despoblación

Las instituciones buscan compromisos y alianzas para redistribuir las ayudas en políticas sostenibles que generen empleo 

Los fondos europeos deben servir para cohesionar el territorio y luchar contra la amenaza de la despoblación del interior. Así se ha puesto de manifiesto en la presentación del programa Avant 20-30. La ministra Ribera ha apostado por las políticas sostenibles que generen empleo; el presidente de la Generalitat ha reclamado una ‘alianza de alianzas institucional’ para superar la ‘frontera de la desigualdad’ del ámbito rural y el presidente de la Diputación ha abogado por el ayuntamiento de ayuntamientos.

EM / Castellón Información

Esta mañana se ha presentado en la Casa dels Caragols el Plan Estratégico Valenciano Antidespoblamiento, la ‘Estrategia Avant 20-30’, que ha contado con la asistencia de la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig y algunos de sus conselleres y el presidente de la Diputación de Castelló, José Martí.

El Plan propone más de 250 acciones de dimensión económica, social, cultural, medioambiental, de innovación, y de gobernanza política para desarrollar en la presente década.

Estrategia AVANT 20/30

El Plan Estratégico Valenciano Anti-despoblamiento Estrategia Avant 20/30 es una iniciativa de la Agencia Valenciana de Despoblación Avant de la Generalitat Valenciana, con el objetivo principal de disponer de un documento dirigido a combatir la despoblación del territorio valenciano, mediante la planificación estratégica participada.

El documento final, elaborado por investigadores de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana, ha sido el resultado de las aportaciones de un equipo de expertos en desarrollo territorial y rural de las universidades públicas y de un proceso de participación de colectivos implicados en el sistema rural valenciano.

La estrategia cuenta con dos partes, la primera de ellas consiste en un diagnóstico abreviado del actual escenario de la despoblación valenciana, que ha definido los problemas del territorio rural valenciano generados por la despoblación y el despoblamiento; así como las potencialidades y las oportunidades que poseen los territorios valencianos en proceso de despoblación. En cuanto a la segunda parte del documento recoge el diseño de las estrategias que condicionarán la acción política dirigida a combatir la despoblación y el despoblamiento.

El diagnóstico realizado ha constatado que en la Comunitat Valenciana hay 224 municipios con menos de 1.000 habitantes, el 40% del total, correspondientes en la mayoria de los casos a comarcas del interior, y en ellos la población dependiente supera el 60%.

Además, la densidad de algunas de estas comarcas es de entre 4 y 6 habitantes por kilómetro cuadrado en zonas como Els Ports de Morella (4 hab/km2), el Rincón de Ademuz (4,5), el Alto Mijares (5,2) o el Valle de Ayora-Cofrentes (6,5); y la tasa de envejecimiento del 55% (297) de los municipios valencianos es superior al 20%, especialmente en los localizados en el interior de las provincias de Castellón y de València, y en la Montaña Alicantina.

5 líneas estratégicas y 250 acciones

El Plan Estratégico Antidespoblamiento Estartegia Avant 20/30 comprende 5 líneas estratégicas, 15 áreas estratégicas, 53 programas y más de 250 acciones de ámbito económico, medioambiental, social, cultural y de gobernanza política.

En concreto, la línea estratégica primera relacionada con la dimensión económica contempla una política dirigida a facilitar la fiscalidad diferenciada , con el fin de facilitar el emprendimiento empresarial, mediante nuevas empresas, o la fijación en el territorio de empresas existentes; así como el fomento de empresas bajo el paraguas de la economía social, mediante fórmulas asociativas como las cooperativas de trabajo.

Del mismo modo, se contempla el desarrollo de medidas para el impulso del empleo, mediante diversos programas, incluidos los programas de ayudas al desarrollo rural; programas de conservación y recuperación del patrimonio cultural y los recursos naturales; y la mejora de la conectividad territorial, así como la accesibilidad interna.

Por lo que respecta a la línea estratégica medioambiental, se prevé el estudio de una futura Ley de Equilibrio Territorial, consecuencia de la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana, para establecer mecanismos que compensen los desequilibrios territoriales, y las debilidades de los municipios en proceso de despoblación; así como acciones relacionadas con la conservación de los bosques, el uso de energías renovables, la calidad de las aguas, etc.

En cuanto a la línea estratégica social, destaca las acciones para garantizar el acceso a unos servicios sociales de calidad, que faciliten la fijación de la población en municipios en proceso de despoblación: formativos, educativos, bancarios, sanitarios, etc; así como la incorporación de las nuevas tecnologías, especialmente las TIC, que constituyen un factor de desarrollo territorial, dadas las oportunidades y las ventajas que genera, especialmente en actividades empresariales, servicios sociales, servicios culturales y educativos.

Respecto a la línea estratégica cultural, se contempla el valor de la dimensión cultural como factor contra la despoblación, y, por último, la línea estratégica de gobernanza política, contempla entre otros, un plan de trabajo que permita la coordinación entre las diversas administraciones autonómicas, y la incorporación de otras administraciones (provinciales y supramunicipales), para aumentar la eficacia y la eficiencia de las acciones de gobierno; así como un sistema de seguimiento de los resultados de las acciones de la Administración Autonómica en el programa Plan AVANT.

Colaboración entre las instituciones

Sobre las líneas básicas de la Estrategia Avant 20-30, las instituciones, representadas por la ministra Ribera, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el presidente de la Diputación provincial, han abogado por buscar compromisos y colaboración para la inversión de los fondos europeos en políticas que frenen la Despoblación.

El president de la Generalitat, Ximo Puig ha reclamado una “alianza de alianzas institucional” para superar “la frontera de la desigualdad” del ámbito rural.

El presidente del Consell ha calificado la Estrategia Avant 20/30 como un plan “dinámico y participativo”, que “suma la voluntad e instrumentos para salir hacia adelante”, y en este sentido ha asegurado que para ello se debe “establecer sinergias para realizar una acción conjunta entre todas las administraciones”.

También ha manifestado que no solo está en juego que “algunas comarcas tengan más vida”, sino “la propia cohesión de España y de la Comunitat Valenciana”, por lo que es fundamental una “alianza de alianzas entre todas las instituciones”.

Durante su intervención, Puig ha asegurado que la pandemia ha supuesto una gran incertidumbre, pero al mismo tiempo una “grandísima oportunidad” para acabar con la “frontera de desigualdad” del ámbito rural. Y se ha referido a “la gran esperanza” que suponen los fondos europeos, de los que “se dispondrá en la medida que seamos capaces de generar proyectos”, pero ha insistido en que lo más importante que necesita el espacio rural son recursos humanos y “la convicción de tener futuro”.

Para ello, ha destacado la necesidad de “hacer atractivo el espacio rural” especialmente para los jóvenes, quienes serán determinantes en la capacidad de recuperación, y para poner en marcha el “plan de reflexión, debate y acción” que representa la Estrategia Avant 20/30.

32 proyectos presentados a los fondos europeos

Ximo Puig ha tenido palabras de reconocimiento al avance experimentado desde la creación de la Agencia Valenciana Antidespoblament, gracias a programas para mantener actividades económicas esenciales, el compromiso para abrir nuevos los colegios, así como el respaldo crediticio a empresas que generan empleo y fijan población, o las deducciones fiscales para familias en municipios en riesgo de despoblación.

Asimismo, ha destacado que los fondos europeos son la gran oportunidad para “corregir los desequilibrios de la despoblación”, y en este sentido ha señalado que la Generalitat, en el marco de la Estrategia Valenciana de Recuperación, ya ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico 32 proyectos contra la despoblación que aspiran a recibir fondos europeos.

Cabe señalar que estos proyectos, cuyo presupuesto estimado es de 685 millones de euros, contemplan acciones como la a Promoción de la Formación Profesional en el medio rural con ofertas formativas en zonas despobladas; un programa para la contratación de personas desempleadas en servicios de emergencias municipales, o el despliegue de infraestructuras avanzadas de telecomunicaciones 5G para promover la digitalización y el desarrollo económico.

El presidente de la Diputación Provincial, José Martí, ha defendido el papel de las diputaciones como ayuntamiento de ayuntamientos y ha recordado a la ministra Teresa Ribera que él, además de ser el presidente de una institución provincial es el alcalde de un pequeño municipio del interior, por lo que conoce de primera mano lo que son los problemas de los espacios rurales y su lucha por la supervivencia.

Por todo ello, el presidente José Martí ha solicitado que el Gobierno de España garantice que las diputaciones provinciales, en calidad de entidades locales, puedan acceder a los Fondos Next Generation UE y el reconocimiento de su capacidad para presentar, tramitar y gestionar proyectos que permitan atraer recursos europeos hasta los pequeños pueblos de interior con riesgo de despoblación.

Martí ha recordado “la importancia de estos fondos para una provincia que poblacionalmente tiene en la cuerda floja a de 97 municipios: 84 en riesgo de despoblación y 13 más con menos de 1.000 habitantes y pérdida constante de habitantes”.

Ha señalado que “es fundamental que la Diputación de Castellón sea reconocida como receptora y gestora de los fondos europeos para que la reconstrucción de la provincia sea posible y nuestros pueblos no queden desamparados”.

Diputación conocedora del territorio

El presidente ha puesto en valor que “conocemos el territorio y sus problemas porque pisamos el terreno y hablamos con la gente y las alcaldesas y alcaldes”. Y ha añadido, “Como ayuntamiento de ayuntamientos, queremos ser los auténticos valedores de los pueblos acuciados por la despoblación”. Un conocimiento “nos faculta para impulsar proyectos comarcales capaces de beneficiar a varias poblaciones solucionando sus problemas”. También ha explicado que “quienes trabajamos en materia de despoblación, somos conscientes de que los fondos europeos constituyen una oportunidad sin precedentes, que no podemos dejar pasar. No podemos reproducir aquello que narraba Berlanga en Bienvenido Mister Marshall cuando el coche de los americanos pasó de largo sin parar”.

Martí ha dado cuenta además de que la Diputación trabaja en alrededor de veinte manifestaciones de interés para impulsar proyectos de gran importancia, entre los que ha destacado dos: el Plan Director Provincial del Agua y el desarrollo de un territorio rural inteligente vinculado a la conectividad y las nuevas tecnologías, a través ‘Conecta Territori’.

La prioridad de lo pequeño para generar grandes oportunidades

La vicepresidenta cuarta del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, se ha mostrado receptiva a las peticiones realizadas por los representantes de la Generalitat y de la provincia.

Ha reconocido que no tiene el gusto de conocer esos rincones de la provincia que dan sabor a la vida rural y necesitan de un plan estratégico para consolidar el asentamiento de población. Un plan anti despoblación que solo se conseguirá si se promueven los medios para primer una igualdad territorial, mejores comunicaciones, servicios y empleo para que la gente joven de hoy sean su futuro de mañana.

Preguntada por los medios de comunicación sobre otros temas como el del autoconsumo energético o la cogeneración de las empresas del sector cerámico, Teresa Ribera ha reconocido el enorme esfuerzo realizado por el tejido industrial de Castellón, y ha mencionado la necesidad de la implantación progresiva de sistemas que promuevan el autoconsumo con la introducción de algunas exenciones.

Whatsapp Telegram