Noticias Castellón
miércoles, 07 de diciembre del 2022 | Última actualización: 14:43

La Unió y AVA estiman que los daños por la lluvia en la agricultura ascienden a 15 millones de euros

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 19 segundos

Noticias Relacionadas

Cítricos y hortalizas son los cultivos más afectados, con hasta el 100% de afección, y las comarcas más castigadas son L’Horta Nord, Camp de Túria y La Plana Baixa

La DANA que el pasado fin de semana azotó la Comunitat Valenciana ha ocasionado "importantes daños al sector agrario". Según una primera valoración de urgencia avanzada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), las lluvias torrenciales y el pedrisco han provocado unas pérdidas superiores a los 15 millones de euros, debido a los daños de hasta el 100% de afección en los cultivos y a los graves desperfectos en infraestructuras agrarias, fundamentalmente caminos rurales, márgenes y vallas.

Por su parte, La UNIÓ Llauradora informa que la DANA de los pasados días con tormentas y pedrisco han afectado sobre todo a las comarcas del Camp de Túria y la Plana Baixa con una superficie afectada que se sitúa sobre las 1.300 hectáreas de cultivo.

Para AVA-Asaja, las comarcas más castigadas por el temporal son L’Horta Nord, Camp de Túria y La Plana Baixa de Castellón. En la provincia de Valencia, los términos de Riba-roja del Túria, Benaguasil, la Pobla de Vallbona, Bétera, Aldaia, Manises y Vilamarxant han sufrido las peores consecuencias de la DANA. Aunque aún es pronto para concretar los daños totales en cítricos (mandarinas y naranjas) porque la piel todavía no ha cicatrizado los golpes de la piedra, los agricultores consultados estiman graves mermas de producción que, en algunos casos, se verán acentuadas por la excesiva humedad al permanecer los huertos anegados durante varios días. Las hortalizas de temporada (coles, alcachofas, lechugas, etc.) y los caquis también registran importantes siniestros.

En la provincia de Castellón, los términos de Nules, Burriana y Les Alqueries han padecido una tormenta de pedrisco con efectos muy negativos para los citricultores. Hay campos donde la piedra ha provocado la pérdida de toda la cosecha, además de defoliación de hojas y daños en la madera del arbolado, con lo que podría perjudicar la cosecha de la siguiente campaña. Las lluvias además han causado la muerte de pollos pequeños en algunas granjas de la zona. Con la granizada de abril de 2021, se trata del segundo gran temporal que la citricultura de la Plana Baixa sufre en apenas dos años.

Desde La UNIÓ, se indica que las lluvias han sido muy beneficiosas para el campo. Se esperaba con mucho temor este episodio de fuertes lluvias, pero al final han sido positivas en general, salvo en los lugares localmente más afectados, porque recargarán los acuíferos y ahorrarán riegos que supondrán un pequeño alivio ante el elevado precio actual de la electricidad, aumentarán el calibre de las producciones pendientes de recolectar, limpiarán los árboles ante posibles plagas y enfermedades y servirán para regenerar los pastos para alimentación animal.

El pedrisco ha caído de forma muy localizada en la comarca de la Plana Baixa, principalmente en los términos municipales de Borriana, Les Alqueries y Nules, con incidencia en el cultivo de los cítricos, aunque con daños relativos con una media del 10% aproximadamente. Habrá que ver cómo evoluciona por ejemplo la variedad Clemenules ante la humedad de los últimos días y las elevadas temperaturas a partir de hoy por el viento de poniente que podrían originar la aparición del pixat o del aguado en la fruta.

En la comarca del Camp de Túria los daños parecen más generalizados en buena parte de la comarca y han afectado sobre todo a los cultivos de cítricos, hortalizas y caqui.

LA UNIÓ señala que estas adversidades climatológicas están cubiertas por el actual sistema de seguros agrarios y solicitará a Agroseguro que agilice las peritaciones de las parcelas afectadas lo máximo posible.