miércoles, 26 de enero, 2022  |  

- 23 diciembre, 2012 -

El Villarreal despidió el pasado jueves, con un triste empate sin goles en su visita a Xerez, el peor año de su historia en...

El Villarreal despidió el pasado jueves, con un triste empate sin goles en su visita a Xerez, el peor año de su historia en el fútbol profesional, marcado por el descenso a la Liga Adelante que se produjo en el último minuto del último partido del pasado campeonato de Liga.

El equipo perdió la categoría en el último minuto del último partido, y en la actual temporada no acaba de mostrar su cartelde favorito.

El año ha estado marcado por un juego y unos resultados discretos, pero también por las desgracias, hasta el punto de que el club que preside Fernando Roig vivió el 7 de junio el fallecimiento por un infarto del entrenador Manolo Preciado, que un día después iba a ser presentado para dirigir el proyecto de esta temporada.

El equipo ha contado este año con tres técnicos (José Francisco Molina, Miguel Ángel Lotina y Julio Velázquez), pero no ha podido contar con su gran referencia ofensiva, el italiano Giuseppe Rossi, que ha sufrido dos lesiones de larga duración.  

El descenso, además, conllevó la venta de varios de sus mejores jugadores, por lo que en la segunda mitad del año ya no han jugado en el Villarreal futbolistas que fueron importantes hasta entonces como Gonzalo Rodríguez, Borja Valero, el guardameta Diego López o Marco Ruben.

El actual curso liguero empezó con un conjunto amarillo claro favorito para ascender directamente a Primera División, pero en las últimas semanas el equipo de Julio Velázquez ha sembrado muchas dudas porque su juego no acaba de convencer. De momento se mantiene en puestos de ‘play off’ de ascenso.

Whatsapp Telegram