Noticias Castellón
miércoles, 08 de febrero del 2023 | Última actualización: 21:45

Dos libros para no comprar

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 53 segundos

Noticias Relacionadas

Acabo de leer dos libros que nunca compraría ni querría guardar en mi biblioteca, en particular uno de ellos, el titulado "En la sombra" que está teniendo un lanzamiento que no se veía desde los tiempos de Harry Potter y que va a mover muchos millones de libras encaminadas a engrosar la cuenta del díscolo principe Harry. Con toda modestia digo que en modo alguno quisiera que ni un solo centimo de mi cartera engordara la suya.

Algún amigo espabilado me ha hecho llegar el texto completo vía whatsapp y lo he leído oblicua y desganadamente para no tener que comentarlo solo de oídas, sin haber desentrañado sus maldades.

Dudo mucho que el texto haya nacido de la pluma del joven Windsor. Es, con toda probabilidad, el producto editorial de unos empresarios dispuestos a desembolsar 20 millones en beneficio de la pareja tránsfuga por un cuarteto de libros en los que -eso si- se recojan todos los rencores que la pareja Windsor Markle  ha acumulado a lo largo de su aun breve existencia y, al menos en el caso del principe, cómoda vida. Y, claro está, con la seguridad de recaudar para la editorial diez veces la inversión realizada.

Todo debía quedar reflejado en el libro: las infidelidades de su padre, hoy Carlos III del Reino Unido; la posible paternidad de un oficial británico que había tenido un serio flirteo con su madre Diana de Gales (¿lo tuvo después de nacer Harry?); el maltrato hacia Diana por parte de la familia real; la consideración de Harry como el "recambio" en caso de que su hermano el heredero de la corona sufriera algún percance; el racismo puesto de manifiesto contra su mujer, la actriz norteamericana Meghan Markle, que hubiera podido traer a este mundo biznietos de color para la reina Isabel; las constantes peleas con su hermano Willy, un mal hermano mayor; el desprecio hacia la madrastra Camila Parker y todo ello sin olvidar sus hazañas como combatiente en Afganistán en que alardea de haber matado a 25  talibanes como si se tratara de piezas de ajedrez, una expresión que carece de todo sentido humano y de ética militar.

Naturalmente cada uno decidirá si debe gastarse 25 euros en comprar este libelo. Yo nunca lo viera hecho. Si la curiosidad les acucia, decídanse a tomarlo prestado de una biblioteca o díganmelo y les enviaré el texto a su IPhone.

Respecto al segundo libro, "Nada más que la verdad", del Secretario del difunto Papa Emérito Benedicto XVI, Monseñor Georg Ganswein, se trata de un "instant book" que apareció escasamente una semana después del fallecimiento del Papa Emérito, ocurrido el 31 de Diciembre. En esta ocasión el libro me fue enviado directamente desde el Vaticano, por un gran amigo, Nuncio de su Santiidad.

Tras esta obra no se esconde la ambición financiera, pero si un deseo matizado de ajustar cuentas del Obispo Ganswein. Sintió éste su vocación bajo el papado del gran Juan Pablo II, creció como Secretario de Benedicto XVI y vió frenada su carrera bajo Francisco que le despojó de su cargo como Prefecto relegándolo como "señor de compañía" del Emérito a quien acompañó fielmente durante 20 años y hasta el instante mismo de su fallecimiento, que Ganswein describe con todo lujo de detalles en su libro.

El libro recoge también algunas indiscreciones  de la relación aparentemente modélica entre los dos Papas: el hecho de que Ratzinger nunca apostara por las posibilidades de Bergoglio  como su sucesor en la Curia, o la calificación que éste hizo del Emérito "es como tener en casa al abuelo sabio", a lo que Ratzinger respondió diciendo que a fin de cuentas solo se llevaban nueve años y hubiera podido considerarlo como hermano mayor.

El libro contiene muy interesantes interioridades de los papados de Juan Pablo II al que considera un gran filosofo e impulsor de la Iglesia hacia las masas y la juventud y de Benedicto XVI el mayor teólogo que la Iglesia ha dado en diez siglos. Se muestra, sin embargo, tan solo correcto y a veces ni eso, respecto a Francisco.

Seguramente escribiendo este libro, Ganswein se habrá liberado de muchos potenciales, pero a corto plazo intuyo que no va a auparle en su carrera. A sus 66 años, Ganswein es aún joven y tiene por delante bastantes años de profesión. Él sabra si sus indiscreciones pueden serle rentables en el medio plazo.

1 COMENTARIO

  1. Es curioso que hayan aparecido casi a la vez , dos libros tan semejantes por infames y tan diferentes por los protagonistas de las historias. Yo, ni había pensado comprarlos , ni tampoco recomendaría su lectura.

Los comentarios están cerrados.