sábado, 31 de octubre, 2020  |  

- 28 agosto, 2020 -

Vicente Vidal. Concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Castellón. El otro día leía que el señor Iglesias, el Vicepresidente del Gobierno de España... Cierren la puerta al salir. ¡Gracias!

Vicente Vidal. Concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Castellón.

El otro día leía que el señor Iglesias, el Vicepresidente del Gobierno de España y coordinador general de Unidas Podemos tiene un perfil político de vuelos bajos, sin embargo, su realidad y sus circunstancias le han permitido volar alto, quizá demasiado, hasta el punto de no poder recuperarse de la caída.

Este político de vuelos bajos recurrió al populismo para ganarse la confianza de quienes coleaban del 15M, sobre todo de los que estaban pasando un mal momento y sobre todo, de los que habían decidido rebelarse contra el sistema: dominio de los bancos, división de poderes y una democracia real.

No fue difícil porque por aquel entonces, y aunque no ha pasado tanto tiempo, había un clamor real en contra del bipartidismo PP-PSOE. Pablo Iglesias les denominó la casta y pronto se convirtió para sus fans y electores, más que un líder, el defensor del pueblo. Hoy, esos mismos, incluso los que fundaron el partido con él, se han dado cuenta que Iglesias nunca ha sido el defensor del pueblo porque nunca ha contado con el pueblo. Esta doctrina del despotismo ilustrado: todos con el pueblo pero sin el pueblo, es lo que le ha caracterizado y le sigue acompañando al vicepresidente de España en su carrera política.

Desde luego que es de vuelos bajos porque más bajo no se puede caer. Iglesias calificó de casta a la clase política que cuestionaba para acabar convirtiéndose en ella. Renegó del sistema que ahora le mantiene. Estando en la oposición alardeaba de llamar por su nombre a los corruptos, ladrones y sinvergüenzas; exculpó a su partido de cualquier tipo de corrupción; y, concretamente dijo que “ninguna democracia avanzada puede aguantar a un partido de delincuentes en los mandos del gobierno. Cuando nosotros gobernemos no va a haber impunidad para nadie y la policía pondrá las esposas a corruptos, mafiosos y sinvergüenzas”.

Hace unos días, el juez ha imputado a Podemos como persona jurídica y a toda la cúpula por la caja B del partido. Ahora, gobiernan ellos. ¿Habrá impunidad? Se autodenominarán por su nombre: ¿sinvergüenzas? Porque sí se puede, ¿no?

Ah claro, no me acordaba que ellos van en contra del sistema y son activistas como la señora Garrido y sus compañeros de la confluencia en Castellón que se encadenan a las barandillas para impedir desahucios en contra de la ley en lugar de adelantarse al problema y ofrecer una vivienda ya que es su competencia.

Miren, ahora gobiernan ustedes, no permitan que su dejación de funciones y su nefasta política de vivienda perjudique a la propiedad privada ni mucho menos vayan en contra de la ley.

Ustedes no estaban de acuerdo con el sistema, llegaron a las instituciones para cambiarlo, háganlo desde los lugares que les compete porque sí se puede. Pero no engañen a los ciudadanos con su activismo y activen su gestión dejen de caer en los vicios del sistema, de la vieja política, esos que tanto han criticado.

Aunque lamento que ya han llegado tarde, así que… Cierren la puerta al salir. ¡Gracias!

Ay este Castellón mío, este Castellón nuestro… Ay ay!

Ay esta España mía, esta España nuestra… Ay ay!

Google+
Whatsapp Telegram