miércoles, 25 de mayo, 2022  |  
Jesús Ramírez: “Las instituciones tienen un gran desconocimiento de la labor del fisioterapeuta” Jesús Ramírez: “Las instituciones tienen un gran desconocimiento de la labor del fisioterapeuta”

- 17 abril, 2022 -

El delegado en Castellón del Ilustre Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana pide mayor reconocimiento de la Administración Jesús Ramírez: “Las instituciones tienen un gran desconocimiento de la labor del fisioterapeuta”

El delegado en Castellón del Ilustre Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana pide mayor reconocimiento de la Administración

Jesús Ramírez es el delegado en Castellón del Ilustre Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana y también ocupa el cargo de vicesecretario a nivel autonómico. Se siente satisfecho del trabajo realizado durante los últimos ocho años al frente de la entidad y pide más reconocimiento por parte de las instituciones públicas hacia este colectivo sanitario

S. Barberá/Castellón Información

¿Cuál ha sido el principal problema durante la pandemia para los fisioterapeutas?

Inicialmente el desconocimiento y la incertidumbre ante lo que se avecinaba. Somos sanitarios y desde el principio, a pesar de la falta de equipos de protección individual que sufrimos, adoptamos las medidas de seguridad sanitarias necesarias. En el ámbito privado nuestro sector ha sufrido mucho porque no nos dejaban cerrar por ser centros sanitarios pero tampoco nos facilitaron las EPI básicas para atender a los pacientes sin riesgo de contagio. La verdad es que la falta de equipos de protección que sufrimos no tenía ninguna justificación ya que hacía tiempo que los estábamos reclamando a Sanitat. Y como otros compañeros sanitarios, finalmente tuvo que ser el Colegio quién promovió acuerdos con empresas proveedoras para facilitarlos. Es un periodo en el que no nos han escuchado, en el que hemos vuelto a sufrir la falta de reconocimiento institucional y político.

Por otro lado, en el ámbito público, la pandemia le ha dado visibilidad a la fisioterapia, especialmente a la fisioterapia respiratoria, nuestros profesionales han estado en primera línea de las UCI, siendo vitales para la recuperación de los pacientes con coronavirus. La población ha conocido campos en los que nuestra profesión es esencial, ha visto cómo es importantísima para la recuperación de la funcionalidad tras semanas encamados o para combatir las secuelas post-Covid.

¿En qué consiste la fisioterapia respiratoria?

La fisioterapia ayuda a la recuperación respiratoria y funcional de los pacientes. Además, reduce en más de un 30% la estancia de un paciente ingresado en la UCI o en planta. Por ello, no entendemos porqué las administraciones no llegan a valorar este importante recurso, a aprovechar la figura del fisioterapeuta y a potenciarla. Aún menos en situaciones como las que hemos vivido de sobrecarga sanitaria. Recuerdo que al inicio de la pandemia, el Colegio de Fisioterapeutas creamos un listado de fisioterapeutas voluntarios con más de 150 profesionales de la comunidad para dar apoyo. Lo enviamos a la Conselleria de Sanitat y no lo usaron. Esto no tiene ningún sentido, nos quedamos sorprendidos.

La fisioterapia ayuda a la recuperación respiratoria y funcional de los pacientes y reduce en más de un 30% la estancia de un paciente ingresado en la UCI o en planta.

Durante la pandemia ¿trabajaban los sanitarios a nivel privado?

Sí. A pesar de la falta de equipos EPI, la responsabilidad como sanitarios nos obligaba a no dejar de asistir a los pacientes que por sus patologías o lesiones no podían interrumpir su tratamiento de fisioterapia para no empeorar o para no aumentar su gravedad. De hecho, no entendíamos muy bien por qué se cerraban algunos servicios asistenciales públicos cuando a los privados no nos lo permitían como tampoco entendíamos por qué no se facilitaba la labor a los centros privados que mantenían su actividad y podían ser una vía alternativa de ayuda para atender a todos aquellos pacientes que lo requerían, desde personas que habían pasado ya el Covid a paciente comunes que también precisaban de nuestros servicios.

¿Dónde trabajan los profesionales que están colegiados?

La gran mayoría, casi un 80%, trabajamos en lo privado porque las opciones en el ámbito público son minúsculas. De hecho, en el ámbito público solo hay entre 400 y 500 fisioterapeutas, hay una carencia atroz. Según la OMS debería haber un fisioterapeuta por cada 1.000 habitantes y en la Comunitat Valencia hay uno por cada 12.000 habitantes. En otros países la realidad es muy distinta. A nivel mundial hay fisioterapia en los centros de salud, en urgencias, en UCI, en plantas, etc.; el fisioterapeuta hace una recuperación a nivel pediátrico, geriátrico, vestibular, neurológico, oncológico, respiratorio,… abarca todas las áreas de la medicina.

¿Se sienten reconocidos por la sociedad?

Sí, tenemos un gran reconocimiento social, la gente nos conoce y sabe qué es lo que hacemos. A nivel institucional no. Cuando redactan las leyes o normativas, los fisioterapeutas, que deberíamos estar en primera línea como medicina o enfermería, volvemos a estar en la segunda o tercera línea. No lo entiendo. De aquí vienen las manifestaciones que se están realizando por parte de nuestro colectivo. Acabas la carrera y ves que mientras en los demás países la fisioterapia está muy reconocida institucionalmente en España no, y esto a día de hoy no es entendible porque la fisioterapia ya lleva muchos años en nuestro país, ya no es tan nueva.

Actualmente ¿Cuántos profesionales están colegiados?

En la provincia de Castellón hay unos 600 fisioterapeutas colegiados. Nosotros creemos que todos los fisioterapeutas deberían estar colegiados no sólo porque lo obliga la Ley sino por todo lo que aporta al profesional y al colectivo, más allá de contar con un seguro de responsabilidad civil. Sin embargo, a fecha de hoy todavía hay muchos fisioterapeutas que trabajan en el ámbito público que no están colegiados. Una irregularidad ante la que Conselleria de Sanitat debería hacer más, tendría que exigir la colegiación de todos los fisioterapeutas, como así hace con otras áreas sanitarias, y no solo porque así está por ley sino porque el Colegio vela por la seguridad del usuario. Para darte le número de colegiación, el Colegio tiene que cotejar la veracidad de los títulos y asegurarse que el profesional tiene los conocimientos exigidos. Por lo tanto, como usuario de un hospital público debería poder confiar en que el profesional que me atiende tiene los conocimientos necesarios y está colegiado, que cuento con todas las garantías. Tengo que reconocer que poco a poco esto también va cambiando y ha habido un incremento de los profesionales públicos colegiados.

¿Cuánto cuesta colegiarse?

El ICOFCV cuenta con varias figuras colegiales y cada una de ellas tiene unos servicios y, por lo tanto, una cuota colegial. La más común que es la del colegiado ejerciente tiene un coste anual de 190 euros. Después están la figura del colegiado no ejerciente y del colegiado honorario -los jubilados- que pagan menos de 50 euros. Y por último, están los colegiados de honor que están exentos de cuota ya que es una distinción que el Colegio hace al profesional por su trayectoria y aportación a la Fisioterapia.

¿Cuál es la principal reclamación como colectivo?

Las especialidades en Fisioterapia. No existe un sistema de especialización en hospitales como el de los médicos, MIR, o el de los psicólogos, PIR, cuando es absolutamente necesario cuando la realidad es que la Fisioterapia tiene muchas áreas diferencias. Entonces, ¿por qué no está el FisIR? Las especialidades deberían estar instauradas ya. No puede ser que en el 2022 sigamos como hace 40 años.

Otra reclamación básica es la incorporación de fisioterapeutas en muchos más escenarios, y no hablo solo a nivel sanitario. Me refiero a nivel de prevención de riesgos laborales, de otras consellerias, ayuntamientos, empresas, etc.

No existe un sistema de especialización en hospitales como el de los médicos, MIR, o el de los psicólogos, PIR, cuando es absolutamente necesario cuando la realidad es que la Fisioterapia tiene muchas áreas diferenciadas. Entonces, ¿por qué no está el FisIR? 

Y ¿sigue habiendo intrusismo en su sector?

Hace unos años, cuando acabé la carrera, sí que había mucho intrusismo porque la gente no sabía lo que era un fisioterapeuta. Hoy en día, aunque sigue existiendo, no hay tanto. Aunque aún hay gente que cree que somos masajistas, algo que no es cierto, nosotros somos sanitarios, somos terapeutas manuales, cada vez conocen más qué le puede aportar y en qué le puede ayudar un fisioterapeuta porque existe mayor reconocimiento de la sociedad hacia la Fisioterapia. De hecho, muchas personas cuando tienen una dolencia van directamente al fisioterapeuta lo que ha provocado que baje considerablemente el intrusismo. Si te fijas, antes cuando paseabas por la calle se veían muchas clínicas de masaje y ahora se ven más clínicas de fisioterapia. Ahora bien, todavía hay demasiados pseudo-profesionales que se aprovechan del desconocimiento de algunas personas, utilizan la publicidad engañosa y no es fácil para el ciudadano contrarrestar esto. Nuestra recomendación es que comprueben que es un profesional colegiado en el listado oficial que hay en nuestra web (www.colfisiocv.com ). Aquí también quiero subrayar que para erradicar el intrusismo sería clave mayor apoyo a nivel institucional, jurídico y político. No deben olvidar que lo que está en juego es la salud de los ciudadanos.

¿Cómo ve el recorrido del Colegio de Fisioterapeutas en Castellón?

En mayo cumpliré 8 años como delegado del Colegio en Castellón. Cuando empecé, me planteé incrementar la actividad colegial y acercar la institución a los colegiados con varias acciones. Uno de mis objetivos era que por primera vez se celebrara una asamblea de los fisioterapeutas de toda la Comunitat Valenciana en Castellón. Aunque Castellón supone entre el 10 y el 20% del total de colegiados (el colegio es autonómico y Alicante y Valencia suman la mayoría), queríamos celebrar una asamblea aquí y se hizo. Otro tema que hemos conseguido es hacer formación en Castellón, algo nuevo también. Y el último logro fue conseguir una sede propia, esta en la que nos encontramos que inauguramos el pasado 30 de marzo. Estoy satisfecho y pienso que el equipo liderado por el decano, Josep Benítez, ha cumplido todo lo que propusimos desde aquí.

Y ¿los próximos retos?

Los próximos retos se basan en la era digital. Queremos implementar y preparar al Colegio para la era digital, es decir, para la Fisioterapia del siglo XXI. Para ello, tenemos previsto la creación de aulas virtuales donde el colectivo pueda hacer sus propios vídeos, formarse, un software de gestión de clínicas, etc. Asimismo, vamos a trabajar en la acreditación de competencias, un aspecto que no será obligatorio en los primeros años si bien desde las administraciones se terminará implantando, y ante el que la nueva Junta de Gobierno quiere avanzarse. Y por supuesto, seguir fomentando el conocimiento de todos los beneficios de la Fisioterapia para la salud de los ciudadanos.

Whatsapp Telegram