Noticias Castellón
domingo, 29 de enero del 2023 | Última actualización: 20:21

Caixabank presenta un estudio que ahonda en la dependencia de las empresas de la Comunitat del mercado exterior

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 48 segundos

Noticias Relacionadas

El tejido empresarial valenciano está demostrando, en los dos últimos años, una capacidad de resistencia que pone de manifiesto su competitividad y fortaleza

El director territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Xicu Costa, y el presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata, han presentado este martes el informe ‘Las cadenas de suministro y su dependencia del exterior para las empresas de la Comunitat’, un estudio fruto del convenio entre ambas entidades.

El director territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana ha asegurado que “con este trabajo, Cámara y CaixaBank queremos seguir apostando por la apertura de nuestras empresas a nuevos mercados, porque estamos convencidos de que las empresas que exportan son más competitivas e innovadoras, invierten más en investigación y desarrollo de producto, en digitalización y en sostenibilidad, valores que las sitúan como empresas atractivas a la vez que incrementan el nivel de desarrollo de la economía valenciana”.

“El tejido empresarial valenciano está demostrando, en los dos últimos años, una capacidad de resistencia que pone de manifiesto su competitividad y fortaleza en los mercados exteriores. De hecho, las exportaciones valencianas han alcanzado cifras récord durante 2022, incrementando sus valores más de un 25 por ciento respecto al año anterior”, ha afirmado José Vicente Morata.

A pesar de estos datos positivos, las empresas valencianas se enfrentan a un escenario de elevada incertidumbre, tanto por la inflación como por las tensiones geopolíticas. Las perspectivas inmediatas son de desaceleración, tanto del comercio global como de la actividad económica. Este contexto va a seguir incidiendo en las cadenas de suministro, afectadas notablemente tras la pandemia por la congestión del tráfico marítimo y el alza de precios. Este escenario ha transformado las políticas de suministro de las empresas -tanto exportadoras como no exportadoras-, en la búsqueda de mayor certidumbre y estabilidad.

El Informe presentado se adentra precisamente en el análisis de las cadenas de suministro y su dependencia del exterior para las empresas de la Comunitat Valenciana. Se trata de un estudio más que necesario por el enorme cambio que están experimentando las cadenas de suministro internacionales. Este análisis pretende ayudar a las empresas valencianas, no sólo a adoptar las estrategias más adecuadas en su internacionalización, sino también a lograr mejorar su posición competitiva en sus cadenas de suministros.

El estudio pone de manifiesto también que las empresas valencianas tienen una oportunidad en este proceso de cambios de encontrar nuevos nichos de mercado, al convertirse en potenciales proveedoras de empresas europeas que buscan calidad y certidumbre.

Conclusiones del informe

La industria valenciana se enfrenta a los desafíos que está suponiendo la crisis de las cadenas de suministro afrontando un proceso de transformación, donde el peso de algunos factores cobra más importancia: cercanía geográfica, cercanía en valores, en transparencia y en cumplimiento de las exigencias medioambientales en toda la cadena de valor (sostenibilidad). La certidumbre en el suministro cobra especial importancia frente al factor coste/precio.

Durante el último año las empresas valencianas, ante posibles interrupciones de sus canales de suministro, han trabajado en nuevas políticas de suministros:
Aumento de los inventarios, lo que a corto plazo resulta caro, pero a medio y largo plazo no evita la escasez.
Diversificación de los proveedores (si es posible).
Desarrollo de cadenas de suministro duales (varias rutas para recibir el mismo producto o similares).

Estos cambios tendrán efectos divergentes en el comercio exterior valenciano a medio y largo plazo. La búsqueda de certidumbre en el suministro reforzará la tendencia a concentrar el comercio con Europa y con otros países desarrollados (Estados Unidos y Canadá). Tendencia que se producirá sobre todo en bienes semimanufacturados y con mayor valor añadido.

Además, tendrá lugar un aumento del peso del mercado doméstico como proveedor de inputs para las empresas, dado que el factor precio ha perdido importancia en las decisiones de compras.

Paralelamente, también se observará una tendencia hacia la diversificación de mercados de aprovisionamiento, con el fin de evitar depender excesivamente de un único país proveedor (en caso de ser posible) o de optar a mercados más próximos geográficamente, tendencia que tendrá una mayor repercusión en el aprovisionamiento de materias primas.

Este cambio del escenario internacional puede ser una oportunidad para que las nuevas estrategias de las empresas valencianas apuesten por innovar en eficiencia de costes, en producción y en la cadena logística, la sostenibilidad estructural y la digitalización para alcanzar un mayor nivel de productividad.

El informe recomienda las fusiones o acuerdos de cooperación a nivel internacional para ganar tamaño y poder de negociación, que les permitan implantarse e invertir en mercados con potencial suministrador de materias primas (reduciendo el grado de incertidumbre en el suministro).

Por último, las empresas exportadoras valencianas, al igual que el resto de las españolas, tienen la oportunidad de convertirse en proveedoras de empresas europeas dentro de su cadena de suministro, ya que buscan calidad y certidumbre de suministro a precios competitivos en mercados más cercanos. Así, en los siete primeros meses de 2022 destacan los notables incrementos de las exportaciones valencianas de bienes que constituyen inputs para la industria, como alimentación, construcción, textil, química y calzado.

Por último, el informe aboga por realizar un mayor esfuerzo por parte de las empresas para innovar en eficiencia de costes, en producción y logística. Una oportunidad que debe de ser aprovechada por la empresa valenciana y facilitada por el Gobierno para avanzar en el denominado proceso de reindustrialización de la economía europea.