jueves, 15 de abril, 2021  |  
Peor… imposible Peor… imposible

- 5 marzo, 2021 -

Begoña Carrasco. Presidenta y portavoz del Grupo Municipal Popular de Castellón de la Plana. El caos en el que ha sumido la alcaldesa de... Peor… imposible

Begoña Carrasco. Presidenta y portavoz del Grupo Municipal Popular de Castellón de la Plana.

El caos en el que ha sumido la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, y su equipo de concejales a la capital de la Plana es monumental. Hace un año que la pandemia de Covid-19 está lamentablemente entre nosotros, y se sabía que iba a ser muy difícil poder celebrar nuestras ansiadas fiestas de la Magdalena 2021, de la misma manera que tampoco se pudo vivir la Magdalena 2020. Después de un año, eso lo saben todos los castellonenses. Por eso, cuando muchas capitales ya estaban anunciando la cancelación de sus respectivas fiestas, sorprende que la alcaldesa hiciese lo propio el 14 de enero, y que desde entonces se haya dedicado a hacer anuncios de cambios en el calendario laboral y escolar, diciendo lo mismo y lo contrario y buscando fuera de casa decisiones y responsabilidades que son de su completa competencia.

Hacerlo peor es imposible. La falta de gestión del equipo de gobierno de PSOE, Compromís y Podemos en el Ayuntamiento de Castellón la hemos acabando sufriendo todos los castellonenses. Los profesores, las familias.. toda la comunidad educativa, pero  también las empresas, los comercios, la justicia, los centros sanitarios, los funcionarios de la administración… Y lo peor de todo no es que todos hayamos acabado pagando unas consecuencias que no merecíamos, sino que encima lo han hecho enfrentándonos a todos contra todos.

En el elevado sueldo de Amparo Marco, de 79.000 euros anuales, va incluida la toma de decisiones. También la negociación y la búsqueda de consensos. Pero solo están en sus líos. No escuchan, no atienden.

El alcalde de Vila-real, de su mismo signo político, ha demostrado que la solución era fácil, con planificación y voluntad de alcanzar acuerdos, dejando en evidencia que en Castellón solo ha habido improvisación y que las decisiones se han tomando pensando en el rédito político.

Los castellonenses no merecen un gobierno municipal que en lugar de resolverles los problemas, se los genere. La nave que es el Ayuntamiento de nuestra ciudad va a la deriva y sin capitán. Tenemos una alcaldesa y unos concejales que cobran sueldos de primera, con unos resultados que no están a la altura de lo que se merecen los ciudadanos. ¿Dónde está la alcaldesa? ¿Alguien lo sabe? Es hora de que Amparo Marco asuma responsabilidades. Los castellonenses necesitan ayuda, no problemas.

Whatsapp Telegram