Domingo, 19 de enero, 2020  |  
La UJI inviste como Honoris Causa a los químicos Maria Vallet y Julius Rebek La UJI inviste como Honoris Causa a los químicos Maria Vallet y Julius Rebek

- 27 noviembre, 2015 -

Este acto ha estado presidido por Vicent Climent y Amparo Marco y ha tenido lugar en el Paraninfo La UJI inviste como Honoris Causa a los químicos Maria Vallet y Julius Rebek

La Universitat Jaume I de Castelló ha investido como doctores honoris causa al experto en química supramolecular y biomimética Julius Rebek y la química de vanguardia en el campo de los biomateriales Maria Vallet, en un acto que ha tenido lugar en el Paraninfo de la Universidad presidido por el rector de la UJI, Vicent Climent, y la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco.

El profesor Santiago Luis, catedrático de Química Orgánica de la UJI, ha sido el encargado de leer lalaudatio de Julius Rebek, director del Skagss Institute of Chemical Biology del Scripss Research Institute (TSRI) de los Estados de Unidos de América. Luis ha destacado que «entender que la vida, tal como la conocemos, está basada en un conjunto de procesos químicos extraordinariamente complejos y, al mismo tiempo, sorprendentemente sencillos en su definición a escala molecular y en las reglas del juego que los concretan, o entender que podemos sacar partido de este conocimiento para desarrollar nuevos procesos químicos, nuevos sistemas eficientes por distintas aplicaciones, incluidas las relacionadas con la salud, es una contribución clave del trabajo del doctor Rebek y define su actividad científica».

Para Luis, la creatividad ha sido otra de las constantes del profesor Rebek, al desarrollar una dilatada carrera investigadora en los centros académicos más importantes y relevantes del mundo y ser capaz de «desarrollar nuevos conceptos, reinventar por completo la utilización de técnicas o compuestos e implementar aproximaciones completamente innovadoras en estos campos». Para el catedrático, otra de las aportaciones de este químico ha sido su contribución a la formación de los nuevos científicos, entre ellos profesorado de la universidad pública de Castelló, «como el que habla», ha asegurado.

Precisamente, la colaboración con científicos españoles ha centrado la intervención de Julius Rebek, quien ha repasado el nombre de 23 investigadores españoles con los que ha trabajado o colaborado en su trayectoria científica y que, según ha destacado, han sido claves para conducirlo hasta el reconocimiento concedido por Jaume I, una distinción que ha agradecido y por la que se ha mostrar muy satisfecho. Desde sus inicios en la University of California Los Angeles (UCLA), pasando por la University of Pittsburg, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el Scripps Research Institute, Rebek ha recordado el trabajo desarrollado desde cada uno de estos centros con investigadores españoles, entre los que se encuentra el catedrático de la UJI Santiago Luis, cuyos trabajos conjuntos ha resaltado el honoris causa.

El reto del envejecimiento celular

Por su parte, el profesor Juan Bautista Carda, catedrático de Química Inorgánica, ha realizado la laudatio de la científica María Vallet, catedrática de Química Inorgánica de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid desde 1990 donde lidera el grupo de investigación de Biomateriales Inteligentes. Carda ha afirmado que la profesora Vallet «es una trabajadora infatigable que no deja de sorprender con su capacidad de esfuerzo, heredada de sus padres» que en sus primeros trabajos, dedicados al estudio de los óxidos mixtas con estructura perovskita, ya consiguió publicar en revistas de gran impacto como Nature. Después de su estancia postdoctoral en Grenoble «abrió una línea de investigación en la Universidad Complutense de Madrid dedicada al estudio de materiales magnéticos» y después de obtener la Cátedra de Química Orgánica en la Facultad de Farmacia de la UCM «supo adaptarse y abrir una línea de investigación, de gran impacto, como es la de los biomateriales cerámicos, al mismo tiempo que formaba un grupo de investigación joven y dinámico».

El catedrático de la UJI también ha destacado la investigación centrada en la obtención de biocerámicas para reparar y regenerar tejido óseo y de sistemas biocerámicos para la liberación controlada de especies biotecnológicas y antitumorales, así como la fabricación de nanopartículas que cargadas de antitumorales, se liberan dentro de la célula cancerosa y actúan sin afectar al resto de células porque Maria Vallet -ha dicho- «siempre está en la vanguardia de la investigación de los biomateriales». Carda ha finalizado explicando el trabajo de formación que ha realizado la científica y la relación de esta profesora con la UJI, a través de la recordada Purificación Escribano, y los miembros del Grupo de Investigación de Química del Estado Sólido.

En su discurso, Maria Vallet ha planteado la investigación sobre el envejecimiento de las células como uno de los principales retos de la ciencia, recordando que la mayoría de muertes en la actualidad por problemas de salud se encuentran vinculadas a enfermedades  relacionadas con el envejecimiento de las células como por ejemplo el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas y las cardiovasculares. Vallet se ha mostrado convencida de que la investigación conseguirá retrasar este envejecimiento, consiguiendo aumentar además de los años de vida la calidad de los mismos. La investigadora ha destacado el papel de los biomateriales en estos y otros avances dirigidos siempre a mejorar la calidad de vida de las personas, tanto en la vejez como a lo largo de la vida. En este sentido, ha destacado «la espectacular evolución de los biomateriales en el últimos años para el desarrollo de prótesis de forma que en la actualidad el objetivo es que puedan autoregenerarse».

Reivindicaciones

Para finalizar el acto, el rector de la UJI ha destacado el ejemplo a la hora de aplicar el talento a la mejora de la sociedad que suponen Rebek y Valles, que se suman a los 39 doctores y doctoras honoris causa de la UJI. «Ambos representan el paradigma de cómo llegar a la excelencia en la investigación y, al mismo tiempo, cómo transmitir con generosidad el fruto de ese trabajo investigador a través de su docencia y su colaboración universitaria, en especial con esta Universidad que hoy los acoge», ha señalado.

En su intervención el rector ha reivindicado los estudios universitarios y los grado de doctor o doctora tanto por lo que supone como formación de un espíritu crítico como para mejorar las opciones de acceso al mercado laboral. En este sentido, ha recordado que «según los datos la EPA al cierre del año pasado, la tasa de paro en el conjunto de la sociedad española es del 23,7% de la población, un porcentaje que se reduce al 14,2% de la población con estudios universitarios y al 4,2% de la población con doctorado». Finalmente, Climent ha aprovechado su discurso para reivindicar una mayor financiación para la investigación con el fin de evitar que la ciencia española continúe perdiendo competitividad y sea «motor de nuestro desarrollo y progreso como individuos y como sociedad».

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *