Martes, 24 de octubre, 2017  |  

- 12 octubre, 2017 -

José Antonio Rodríguez. Asesor Fiscal. Y el Euro, y los miles de Euros y los miles de millones de Euros, lo que ha conseguido... Es la pela ‘brutus’, es la pela

José Antonio Rodríguez. Asesor Fiscal.

Y el Euro, y los miles de Euros y los miles de millones de Euros, lo que ha conseguido dar un giro total y absoluto a esta representación de opereta que Puigdemont y sus secuaces están protagonizando.

La pasta, el vil metal, no en las cantidades que los mortales de a pie manejamos, ingresamos y gastamos, ha sido como en otras ocasiones quien todo lo ha cambiado.

Del mismo modo que perfectamente estudiado y planeado, se esperaba como agua de mayo por el sector independentista las situaciones de violencia  y de enfrentamiento el día 1 de octubre, que consiguieron impactar a la opinión pública internacional, debidamente aumentadas, incluso falseadas, siendo utilizada   hasta la saciedad en contra del   Estado represor, que no  creyó nadie, pero que le explotó en las manos a Zoido, ‘la pela’ ha hundido al independentismo.

El Banco de Sabadell tuvo una huida de depósitos en torno al 20% en dos días y en menor medida La Caixa; el BBV, tercera entidad financiera  al comprar Caixa Catalunya y anteriormente varias cajas como Layetana,  no se vio afectado al tener su sede social fuera de Catalunya.

Pero no fue esa huida de  los depósitos de los cuenta correntistas lo que motivó la toma de decisiones impensables en otro momento a las dos entidades financieras con las que el catalán medio se identifica, fue la huida de su accionariado de los grandes fondos de inversión internacional, y el consiguiente desplome de la cotización del valor en La Bolsa, que de seguir, hubiera llevado a las entidades a una espiral con pérdidas  no recuperables y porque no decirlo, la posibilidad  de llegar a  una situación similar a la que vivió el Popular.

No podemos olvidar lo que decía un gran economista: un banco no es más que un 10% de sus activos en liquidez para cumplirlas exigencias de capital  y atender a quien va allí a por su dinero. Si se le pide más de ese porcentaje el banco no lo tiene y cunde pánico.

Ya se vivieron situaciones en la que los cajeros se quedaban sin dinero (¿se acuerdan de Grecia y su corralito?), porque ese ente ficticio, sin vida propia, que condiciona nuestras vidas, dichoso dinero  es muy volátil, o dicho en cristiano: miedoso.

A Junqueras se le pasó por alto este detalle y  le ha explotado en las manos y en el bolsillo de los catalanes que han visto la punta de las orejas del lobo, o lo que es lo mismo, las primerísimas consecuencias de una larga lista que la independencia arrojaría sobre su economía .Por mucho que lo repitan, las cargas policiales van perdiendo fuelle como argumento para pedir mediación.

Los clientes de fuera de Catalunya de las entidades financieras mencionadas deberían reflexionar sobre el momento en que tomaron decisiones, o mejor aún el momento en el que hicieron  declaraciones. Su responsabilidad social es innegable. Si su hubieran producido antes, el 1-O habría tenido otro cariz.

En definitiva por tercera vez, un intento de república fallido y una sociedad quebrantada nuevamente.

Google+

No hay comentarios por el momento.

Se el primero en dejar un comentario abajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *