viernes, 21 de enero, 2022  |  
Empresas de la provincia se interesan en aplicar la ‘inteligencia emocional’ en sus empleados Empresas de la provincia se interesan en aplicar la ‘inteligencia emocional’ en sus empleados

- 2 abril, 2013 -

Los conocimientos y habilidades tienen gran importancia, sin embargo, cada vez adquieren más relevancia las actitudes, motivaciones y rasgos personales. Empresas de la provincia se interesan en aplicar la ‘inteligencia emocional’ en sus empleados

Edgar Bresó es director de ‘Organizaciones emocionalmente inteligentes’ y doctor en Psicología del Trabajo.

Ante los  imponentes datos de desempleo que vemos día tras día y las dificultades económicas que afrontan las empresas de la provincia, son muchas las que optan por ‘renovar’ los sistemas de formación y selección de sus empleados, con la finalidad de obtener un gran equipo humano que sea tan rentable como producente.

Es aquí donde se abre camino aquello que se conoce como ‘Inteligencia emocional’, un conjunto de habilidades relacionadas con nuestras emociones y que consiste en identificar cómo nos sentimos y las personas que nos rodean; utilizando los sentimientos para facilitar la toma de decisiones y gestionar las emociones de la manera más correcta para alcanzar nuestros objetivos.

Así es como nos explica Edgar Bresó qué es la Inteligencia emocional, afirmando que una persona emocionalmente inteligente no es una persona muy feliz sino una que sea capaz de poner justo la felicidad necesaria, para cada una de las situaciones.

En la provincia de Castellón, ya son muchas las empresas, tanto del sector público como del privado, las que aplican las pautas que se establecen dentro de este sistema, ya sea en la rutina laboral como en el proceso de selección de empleados. Bresó afirma: “Con respecto a los sectores, a pesar de lo que se podría esperar, no se dedican exclusivamente al sector servicios. Muchas de ellas son empresas que, preocupadas por la gestión efectivas de equipos de trabajo, acuden a nosotros para que ayudemos a que sus lideres de equipos desarrollen sus habilidades para gestionar emociones y así sean más productivos“; a lo que añade que el control de las emociones es más relevante en aquellos puestos de trabajo orientados “cara al público y, es precisamente en estos puestos dónde ser emocionalmente inteligente nos ayudará a hacer mejor nuestro trabajo y tener un rendimiento más adecuado“.

El consultor afirma que la ‘Inteligencia emocional’ debe ocupar un puesto relevante dentro de la estrategia empresarial, puesto que existen diversas investigaciones que demuestran que la correcta gestión de las emociones dentro de una empresa, hace que esta sea más eficiente. Asimismo, los líderes emocionalmente inteligentes consiguen un mayor rendimiento en sus equipos y soluciones más óptimas. Además, obtiene mejores valoraciones por parte de sus subordinados y los motiva más a la hora de realizar tareas complejas. Por otro lado, los empleados también alcanzan un mayor bienestar y desempeño laboral, disminuyendo el número de conflictos entre compañeros.

Bresó afirma que “lamentablemente” la situación actual del mercado laboral esta propiciando el fenómeno de la sobre-cualificación. “Este hecho, está provocando que los procesos de formación se encuentren repletos de candidatos/as que tienen muy buena formación técnica y, en consecuencia el ser emocionalmente inteligente es cada día más relevante a la hora de conseguir un puesto de trabajo. Es decir, cada vez más las competencias emocionales nos hacen más ‘diferentes’ y eso, sin duda es importante para conseguir un puesto de trabajo”, ha querido añadir.

A la hora de un candidato se enfrente a una entrevista de trabajo en la que se planteen aspectos relacionados con la ‘Inteligencia emocional’, Bresó afirma que “Lo que necesitan actualmente las empresas son personas que, además conocimientos, sean capaces de solucionar problemas. Personas inteligentes y en la mayor parte de ocasiones que sean inteligentes a la hora de gestionar conflictos que surgen de la interacción social y el trabajo en equipo. Por lo tanto, las preguntas a las que habitualmente deben dar respuestas los candidatos/as a problemas que, en muchas ocasiones tienen que ver con la gestión de emociones  tanto propias como ajenas. Por ello, aquellas personas que sean capaces de demostrar en una entrevista que son ágiles a la hora de dar soluciones a problemas emocionales, sin duda, serán candidatos a tener en cuenta para optar al puesto.

Finalmete añade: “La empresas deben seleccionar a candidatos con más resistencia al estrés, mayor capacidad de liderazgo y con facilidad para establecer relaciones con compañeros y superiores. Los conocimientos y habilidades tienen gran importancia, sin embargo, cada vez adquieren más relevancia las actitudes, motivaciones y rasgos personales. Es decir, se buscan personas que sean capaces de mostrar comprensión, tener en cuenta las emociones de los otros o mostrar respeto“.- N.P.

 

Whatsapp Telegram