viernes, 21 de enero, 2022  |  
Los bonos del comercio de Castelló, un gran éxito pero con muchos problemas y quebraderos de cabeza Los bonos del comercio de Castelló, un gran éxito pero con muchos problemas y quebraderos de cabeza

- 29 noviembre, 2021 -

La campaña se hizo tarde, hubo comercios que los cobraron y no estaban adheridos y otros que no sabían cómo gestionarlos Los bonos del comercio de Castelló, un gran éxito pero con muchos problemas y quebraderos de cabeza

La campaña se hizo tarde, hubo comercios que los cobraron y no estaban adheridos y otros que no sabían cómo gestionarlos

La campaña de los bonos comerciales de Castelló promovida por el ayuntamiento y las asociaciones de comercio fueron un éxito pero también un enorme quebradero de cabeza con muchos problemas añadidos. La campaña y la web se realizaron tarde, mucho. Hubo comercios que cobraron los tickes aunque no estaban adheridos. Y otros que no sabían cómo gestionarlos. Los comerciantes piden una nueva campaña para primavera.

Esperanza Molina/ Castellón Información

El Ayuntamiento de Castelló y las asociaciones de comerciantes de Castelló promovieron una campaña de bonos comerciales para dinamizar el comercio de la ciudad. El sistema consistía en proponer que los comercios se adhirieran a la campaña, los usuarios compraran los bonos y con ellos se pudieran adquirir productos cuyo precio era el doble del bono adquirido.

El ayuntamiento invirtió 213.000 euros en estos bonos y el resultado ha sido satisfactorio para los comerciantes…

Pero también se han producido numerosos problemas que tendrían que ser tenido en cuenta si, como solicitan los comerciantes, se promueven nuevas campañas de este tipo.

El primer problema, es que la campaña se debería de haber activado a mediados de octubre, con toda la información completa y accesible para los ciudadanos.

Pero esto no fue así. La campaña se activó casi a mediados de noviembre, cuando el plazo de vigencia terminaba el 25 de noviembre. Y es que el propósito final, era promover el consumo en el pequeño comercio tradicional antes del campanazo del ‘viernes negro’ y de las ventas pre-navideñas.

Otro problema fundamental, que la campaña se gestaba por internet a través de una dirección electrónica, que era casi imposible de encontrar en una búsqueda por navegador. Tan imposible como localizar esos datos en la web del ayuntamiento.

De esta manera, muchos comercios tuvieron problemas para adherirse, y muchos usuarios tampoco acertaban a saber cómo dónde y cuando podían hacerlo.

La búsqueda en internet de bonos de comercio para Castelló apenas daba resultados. Y pese a la emisión de folletos y carteles en los comercios, hubo muchas personas que se las vieron y desearon para poder acogerte a ella.

Cuando por fin se activó la web, los comercios adheridos estaba ordenados por orden alfabético. No era mañana idea, si no fuera porque había que tener la ‘habilidad’ de darle a la pestañita de debajo, para poder añadir todos los comercios registrados, que al final fueron casi todos. Pero el momento en el que los comercios se adhirieron y su aparición en la web, generó retrasos de varios días.

Dicho todo esto, la brecha digital también tuvo su impacto, y no fue pequeño, tanto entre los compradores como entre los comercios que se habían sumado a la campaña.

Fuentes de las asociaciones de comerciantes manifestaban a este periódico, que muchos de los usuarios iban totalmente perdidos. Hubo comercios que no se habían adherido a la campaña que también aceptaron los bonos municipales. El problema sería luego el de poder canjearlos para poder recuperar el dinero. Y más aún, en el momento de canjear los bonos con el ayuntamiento las cosas tampoco fueron fáciles. La entidad municipal necesitaba de una serie de datos para poder pagar, datos que no siempre supieron gestionar los comercios, como la creación de una factura para poder justificar lo que se había vendido a cambio de qué bonos o de qué ciudadanos.

En consecuencia, comentaban los comerciantes. Las cosas han ido bien porque en unos días se agotaron los fondos, pero ha habido persona de las asociaciones y de Cobaco, que tuvieron que atender durante horas hasta las 11 de la noche las reclamaciones de vendedores y usuarios.

¿Estaban claras todas las instrucciones? Los representantes del comercio señalan que si. Algunos usuarios no opinan lo mismo desde el momento en que remitían mensajes y más mensajes a este periódico para solicitar la aclaración de las condiciones, cómo beneficiarse o cómo acceder a la web municipal.

Con todos los comerciantes de Castelló estiman que este tipo de actividades de financiación directa son mucho más positivos que otras campañas de ayudas promovidas por las instituciones. Una ayuda de 2.000 euros, manifestaban algunos de ellos, te ayuda uno o dos meses para pagar el alquiler, pero ¿Y luego qué haces? Con los bonos, se insta a los vecinos a comprar en su comercio tradicional, se activa el consumo y se consigue una repercusión directa.

Las asociaciones de comerciantes solicitan una nueva campaña de bonos comerciales para primavera. Habrá que ver si el ayuntamiento es receptivo a esta solicitud, y si en esta ocasión se gestiona adecuadamente y pensando en el ciudadano y en los problemas digitales de la población

Whatsapp Telegram