Noticias Castellón
miércoles, 06 de julio del 2022 | Última actualización: 23:58

5 motivos para cambiar la bañera por un plato de ducha

Tiempo de Lectura: 5 minutos, 31 segundos

Noticias Relacionadas

Las personas que se dan cuenta de que el plato de ducha es la mejor herramienta para ducharse en casa

Cada vez son más las personas que se dan cuenta de que tener un plato de ducha en casa es mucho mejor que una bañera. Hasta ahora, las bañeras eran las grandes dominantes en los hogares españoles, pero las cosas están cambiando.

Cada vez son más los estudios y personas que se dan cuenta de que el plato de ducha es la mejor herramienta para ducharse en casa.

¿Quieres saber por qué se recomienda tener un plato de ducha frente a una bañera? A lo largo de este artículo te vamos a mostrar un listado de motivos para que puedas darte cuenta de que el cambio es realmente recomendable.

1- Amplia variedad de platos de ducha

Uno de los motivos por los que muchas personas están optando por los platos de ducha es porque en la actualidad hay modelos para todo tipo de gustos. No importa si optas por un diseño tradicional o moderno, siempre tendrás la seguridad de adquirir el modelo que mejor encaja con lo que necesitas.

Visitando el catálogo de platos de duchas de PlatosyGrifosdeDucha nos hemos dado cuenta de que hay muchos modelos entre los que elegir. Para encontrar el plato de ducha ideal es importante tener en cuenta el estilo y las medidas. Así será mucho más fácil conseguir el cuarto de baño que tanto nos interesa tener.

Además, como podemos ver, los precios no son para nada elevados. Si a eso sumamos que la instalación tampoco es cara, podemos concluir que cualquier persona puede disfrutar de un plato de ducha nuevo en casa sin tener que hacer una gran inversión. Sin olvidar que, si estás pensando en cambiar la bañera por un plato de ducha, el cambio puede ser bastante rápido. Hay empresas que se han especializado en realizar el cambio en uno o dos días, lo cual evita tener que tener la vivienda varios días en obras. Y una vez realizado el cambio, ya es el momento de comenzar a disfrutar de todas las ventajas.

2- Seguridad

Otro de los puntos fuertes de los platos de ducha es la seguridad que ofrecen. En la actualidad son la opción más segura, sobre todo cuando hablamos de platos de ducha a ras de suelo.

A la hora de adquirir el plato de ducha deberás fijarte en la altura del mismo. Dependiendo de las personas que lo vayan a usar, lo mejor será optar por uno tradicional o uno a ras de suelo. Por ejemplo, si en el hogar hay una persona mayor y no puede mover demasiado los pies, el plato a ras de suelo se presenta como la mejor opción. Así se evitan los tropezones y se consigue que el acceso y la salida sean mucho más sencillos para la persona. También pueden ser una buena opción si hay niños.

Por otra parte, los platos a ras de suelo están más de moda que nunca, tanto por su comodidad como por su diseño. Por ese motivo, los expertos nos comentan que son los más comercializados en estos momentos.

3- Larga duración

Cuando estamos realizando la compra de un plato de ducha, no lo tenemos que ver como una inversión a corto plazo, sino a medio y largo plazo. Eso nos demostrará que el precio que vamos a pagar es muy bajo, de aquí que cada vez más familias se animen al cambio.

Actualmente los platos se hacen con materiales de muy buena calidad. Eso significa que son muy resistentes y en consecuencia ofrecen muy buenos resultados. Incluso a los posibles golpes ofrecen una buena resistencia.

Según el uso que le vayamos a dar, tendremos que elegir un material u otro. Pero lo importante es conseguir que sea resistente y así tener la certeza de que nos va a durar. Teniendo en cuenta de que a poco que lo cuidemos el mismo puede durarnos sin problemas una o dos décadas, podemos concluir que el precio final del plato de ducha es realmente económico. Eso sí, es importante cuidarlo un poco para que nos dure mucho tiempo y luzca siempre su mejor aspecto.

4- Facilidad de instalación

En contra de lo que sucede con las bañeras, instalar un plato de ducha es más fácil de lo que puede parecer. Es una instalación bastante sencilla.

A la hora de realizar la instalación, podemos optar por comprar el plato de ducha e instalarlo nosotros. Eso sí, la instalación siempre debe ser realizada con bastante cuidado. El plato es muy débil hasta que está en el suelo, un pequeño golpe lo podría fracturar. De aquí que comentemos que es fundamental instalarlo con mucho cuidado.

Por otra parte, siempre queda la opción de que por un poco más de dinero puedas solicitar a un profesional que lo instale y así tener la certeza de que todo queda perfecto. Es un poco más de dinero y si no tienes conocimientos puede ser la mejor idea. Han sido muchas las personas que han intentado instalarlo y lo han roto por falta de conocimientos. Es verdad que es fácil, pero mejor

5- Limpieza sencilla

Finalmente, otro de los motivos por los que muchas personas optan por este tipo de platos es por su limpieza. Se ha podido demostrar que son realmente fáciles de limpiar, lo que hace que sean una buena opción.

En contra de lo que sucede con la bañera, el plato de ducha es mucho más fácil y rápido de limpiar. Además, muchos vienen acompañados de protecciones especiales que mantienen la higiene durante más tiempo. Eso hace que el baño sea más sencillo y en consecuencia la experiencia más agradable.

Lo importante es realizar una limpieza general cada poco tiempo y luego una más profunda. A la hora de realizar la limpieza, siempre tenemos que tener en cuenta el material del plato de ducha. Dependiendo del material, deberemos usar unos productos u otros de limpieza. Lo que sí está claro es que los productos de limpieza con químicos no son los más adecuados. Teniendo en cuenta ese detalle, seguro que sacarás el máximo partido a tu nuevo plato de ducha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí