Sábado, 14 de diciembre, 2019  |  
La junta de portavoces acuerda convocar dos plenos al mes para aligerar la carga de debate en las sesiones de Vila-real La junta de portavoces acuerda convocar dos plenos al mes para aligerar la carga de debate en las sesiones de Vila-real

- 6 marzo, 2013 -

José Benlloch reclama que se eviten los ataques personales en las intervenciones para garantizar el “máximo respeto a la institución y... La junta de portavoces acuerda convocar dos plenos al mes para aligerar la carga de debate en las sesiones de Vila-real

 

La junta de portavoces del Ayuntamiento de Vila-real, convocada a instancias del alcalde, José Benlloch, tras los incidentes del último pleno ordinario, ha acordado la convocatoria de dos plenos municipales cada mes, con el objetivo de aligerar la carga de debate de las sesiones, así como también ha planteado a los diferentes grupos con representación municipal la necesidad de respetar la filosofía del turno de ruegos y preguntas para la formulación estricta de consultas y sus correspondientes respuestas.

En este sentido, el primer edil, quien ha querido también participar en la junta de portavoces, ha propuesto que, además del pleno ordinario que se celebra cada último lunes de mes, se convoque también de manera predeterminada un segundo pleno de carácter extraordinario, a celebrar cada segundo martes de mes a las 13 horas. “Esto obligará a planificar muy bien las diferentes comisiones informativas para que los temas puedan llegar con tiempo a los dos plenos y  repartirse entre ambas sesiones. De esta manera, confiamos en que los plenos no se desborden nuevamente con la presentación de propuestas y mociones por parte de los grupos municipales”, apunta Benlloch.

Por otra parte, otro de los puntos tratados en la junta de portavoces ha sido el funcionamiento del turno de ruegos y preguntas. “El turno de ruegos y preguntas debe ceñirse a la formulación de un ruego o una pregunta y no puede convertirse en una excusa para plantear reflexiones o retomar el debate de mociones que ya han sido debatidas y tratadas a lo largo de la sesión plenaria y que, por lo tanto, no tiene ningún sentido que se vuelvan a plantear”, valora el primer edil. “Por el momento, en el próximo pleno de marzo este apartado se va a mantener igual, aunque en el caso de que se vuelvan a sobrepasar lo que son los ruegos y preguntas, se limitará el tiempo y se establecerá un control más estricto”, avanza el alcalde.

Por lo que respecta a las intervenciones de los diferentes concejales durante los plenos, Benlloch ha lamentado la tensión de las últimas sesiones. Para evitar estas situaciones, el primer edil ha solicitado a los portavoces que se eviten en todo momento los ataques personales y que el pleno se ciña a una discusión o confrontación política. “El pleno municipal debe reflejar un debate político y plural, pero siempre desde la educación y el respeto y evitando que la sesión plenaria se convierta nunca en un circo”, advierte. “Como máximo responsable del funcionamiento y el orden, es mi obligación velar por el correcto desarrollo de los plenos”, señala el alcalde. Para ello, argumenta, es necesario establecer una serie de normas de funcionamiento que “garanticen siempre la absoluta libertad de expresión política, pero también el máximo respeto a la institución y los ciudadanos que representamos evitando que los plenos acaben convertidos en un circo”, concluye.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *