Domingo, 24 de mayo, 2020  |  

- 14 mayo, 2020 -

Begoña Carrasco. Presidenta y portavoz del GMP de Castellón. Dos meses. Sesenta y un días después del decreto de Estado de Alarma, el Ayuntamiento... Todo por hacer

Begoña Carrasco. Presidenta y portavoz del GMP de Castellón.

Dos meses. Sesenta y un días después del decreto de Estado de Alarma, el Ayuntamiento de Castellón lo tiene todo por hacer. El problema es que el drama que ya están viviendo decenas de familias en la ciudad no entiende de esperas, sillones ni tacticismos políticos.

Hace muchas semanas que el Partido Popular de la ciudad de Castellón ha tendido la mano al equipo de gobierno de la socialista Amparo Marco. No es el momento de siglas, sino de arrimar el hombro, y esta máxima es la que estamos ofreciendo desde el minuto 1 que estalló la epidemia, porque éramos, y somos, muy conscientes de la actual situación que vivimos conlleva.

Somos responsables siempre, pero ahora más que nunca. Por eso no hemos dejado de hacer propuestas desde antes incluso de que el RD 463/2020 del 14 de marzo en el que tan cómodamente se ha instalado Pedro Sánchez para gobernar a base de órdenes ministeriales cambiara nuestras vidas. Y lo seguimos haciendo. Seguimos escuchando todos los días a colectivos y entidades de la capital de la Plana, que nos cuentan las dificultades que tienen y la falta de apoyos. Porque sí, necesitan hechos, no promesas ni buenas palabras que se pueden materializar dentro de 2 ó 3 meses. Entonces, muy posiblemente, sea tarde.

Los castellonenses necesitan una bajada de impuestos. Y un plan de desescalada. A día de hoy, seguimos sin tenerlo. Los pequeños empresarios de hostelería, turismo y comercio necesitan bonificaciones fiscales, como la de basura y la del IBI o la del impuesto de vehículos cuando se trata de una flota comercial, o la del ICIO para aquel caso en el que tengan que hacer adaptaciones en sus locales por medidas derivadas del Covid-19. Necesitan más metros de ocupación de vía pública a coste cero para terrazas, necesitan material de protección sanitaria como mascarillas, pantallas, gel hidroalcohólico, y sobre todo test. Necesitan ayudas para afrontar gastos fijos como el alquiler que pagan por sus locales, facturas que siguen llegando a pesar de que llevan dos meses sin ingresar ni un solo euro.

En definitiva, se necesita acción. Y pulso es lo que le falta a este equipo de gobierno. Tenemos ahora mismo y de manera oficial 16.347 personas apuntadas en las listas del desempleo en la ciudad de Castellón, y otros tantos afectados por expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE), muchos de los cuales están comenzando a perder la ‘T’ para pasar a convertirse en ERE, es decir, de extinción de puestos.

Frente a todo esto, la ciudad de Castellón sigue sin tener presupuesto, y vemos con bochorno cómo se reúne la comisión de seguimiento del (Des)Acord de Fadrell y terminan la reunión afirmando que no hay avances ni se ha llegado a acuerdo en cuanto posibles medidas. ¿En serio?

Esto es lo que ocurre cuando los sillones están por delante de las personas y las siglas por delante de los acuerdos. Si entre ellos no se ponen de acuerdo, ¿cómo se van a poner de acuerdo con el resto de grupos de la oposición? Yo sigo con la mano tendida. Le pido a Marco que se apoye en el principal partido de la oposición. Nosotros ponemos a su disposición trabajo, ideas y lealtad a Castellón. Querer es poder, y yo estoy convencida de que es posible. Pero ya. No es momento de titulares, sino de trabajo.

Los que venían a rescatar personas van a terminar sin tener personas a las que rescatar. Dos meses después no puede estar todavía todo por hacer.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *