sábado, 16 de enero, 2021  |  
Los vecinos de San Agustín y San Marcos reclaman medidas para evitar las inundaciones del Barranco de El Sol Los vecinos de San Agustín y San Marcos reclaman medidas para evitar las inundaciones del Barranco de El Sol

- 9 noviembre, 2020 -

Las últimas lluvias volvieron a poner de manifiesto la necesidad de actuaciones urgentes, condicionadas a las obras del rio Seco Los vecinos de San Agustín y San Marcos reclaman medidas para evitar las inundaciones del Barranco de El Sol

Las últimas lluvias volvieron a poner de manifiesto la necesidad de actuaciones urgentes, condicionadas a las obras del rio Seco

Los vecinos de la Asociación de San Agustín y San Marcos han vuelto a reclamar al Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Júcar, la adopción de medidas para el encauzamiento del barranco del Sol. Las últimas lluvias volvieron a poner sobre la mesa las graves inundaciones que se producen en esta zona de la ciudad cuando se producen fuertes precipitaciones.

Esperanza Molina/ Castellón Información

El barranco de El Sol se encuentra situado en la zona nor-oeste de Castelló. Es un barranco natural, que baja de la montaña, atraviesa el barrio de San Agustín y san Marcos y desciende por el término municipal, por las cercanías del Hospital General de Castelló para buscar su salida natural en el cauce del río Seco.

Es una de las infraestructuras pendientes para solucionar los problemas de inundación del término municipal de Castelló. Pero las obras de su encauzamiento se dejan aparcadas año tras año y las consecuencias, casi siempre son desastrosas cuando se producen fuertes precipitaciones.

Así lo han denunciado una vez más los vecinos de la Asociación de San Agustín y San Marcos, después de sufrir las últimas inundaciones con la gota fría de la semana pasada. Una vez más se inundó el barrio, las aguas bajaban como una corriente gigantesca sobre la que flotaban los contenedores de basura.

La Asociación de Vecinos expresaba su queja a Castellón Información mediante un comunicado en el que declaraban indignados:

Basta ya de promesas incumplidas por todos los gobiernos que han ocupado el consistorio los últimos 50 años, incluido el actual.

Desde la asociación de vecinos solicitamos que se priorice el proyecto de canalización del barranco del Sol por encima de otros proyectos que, sin entrar en si son o no necesarios, creemos que son de menor prioridad que el del Barranco del Sol”.

Y añadían: “¡Solicitamos una solución ya!”.

Sin embargo, el encauzamiento del barranco del Sol choca con otro conflicto todavía sin resolver: la ampliación de la desembocadura del río Seco de Castelló.

Han pasado años desde que se afrontaran, también con sus respectivos retrasos los problemas de inundación del río Seco (proyecto que canalizó parte del cauce de forma soterrada entre la N-340 y la avenida Benicàssim), o el Barranco de Fraga (canalización del barranco desde la ciudad del Transporte hasta su desembocadura en el sur del Puerto).

Pero para canalizar el barranco del Sol es preciso asegurar primero el vertido de aguas del río Seco para evitar que la acumulación de agua desborde el cauce en su tramo final. Y ese proyecto lleva años en las oficinas de la Confederación Hidrográfica del Júcar, y hoy por hoy sigue sin fecha de ejecución.

Así lo explicó en su día la Confederación a preguntas del Ayuntamiento para poder actuar sobre el Barranco del Sol.

La ampliación de la desembocadura del Río Seco, estaba incluida por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) en su programa de actuaciones, ya en 2018. En aquellos momentos, la obra estaba cuantificada en 10,6 millones de euros, y ocupaba el puesto nº 30 entre las prioridades de actuación de la CHJ.

Pese a que la alcaldesa ha solicitado varias veces a la Confederación una actuación inmediata, este organismo, dependiente del Estado, no solo no la considera una obra urgente, sino que además, cuestiona su necesidad y cómo sería su financiación.

Concretamente, y según la respuesta que la CHJ proporcionó a la periodista Chelo Pastor de El Mundo CD en febrero de este año:

“Las previsiones relativas a obras para mitigar los efectos de las inundaciones, se recogen en el vigente de Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) de la Demarcación Hidrográfica del Júcar, ciclo 2015-2021, dentro del Programa de Medidas, y se corresponden con las denominadas medidas estructurales. Dichas medidas estructurales, con carácter previo a su proyecto y ejecución, deben de ser objeto de un estudio coste-beneficio que determine su viabilidad. Actualmente, la Dirección General del Agua (DGA) está realizando dichos estudios que, una vez realizados, habrán de determinar qué actuaciones son viables, en cuyo caso se tendrá que estudiar la forma de financiación.

En la provincia de Castellón, el PGRI contempla varias actuaciones, entre ellas la denominada: “Ampliación de la capacidad de desagüe del río Seco (Castellón de la Plana)” con el código de medida ES080-ARPS-025; actuación que, en estos momentos, se encuentra en esta fase del preceptivo análisis coste-beneficio”.

Así las cosas, los vecinos no entienden de procesos administrativos ni de retrasos que ya suman varias décadas. El barrio se inunda, pone en peligro sus viviendas, y se convierte en un torrente descontrolado que también convierte en un río la zona posterior del Hospital General e incluso la Ronda.

Google+
Whatsapp Telegram