Lunes, 24 de septiembre, 2018  |  
Hospitales Vithas alerta sobre el riesgo de la población española de  sufrir un infarto o ictus por malos hábitos Hospitales Vithas alerta sobre el riesgo de la población española de  sufrir un infarto o ictus por malos hábitos

- 13 marzo, 2018 -

Perímetros mayores a 102 cm en varones y de 88 cm en mujeres se sitúan entre escenarios de riesgo Hospitales Vithas alerta sobre el riesgo de la población española de  sufrir un infarto o ictus por malos hábitos

La grasa abdominal, cuando se da junto con niveles altos en sangre de azúcar y grasa, y tensión arterial elevada, multiplica por tres el riesgo de infarto; por dos el de ictus

Castellón Información

Los peligros de niveles altos de colesterol o de tensión arterial alta son de sobra conocidos por la sociedad. Sin embargo, la grasa localizada en el perímetro abdominal es uno de los riesgos más peligrosos de la salud cardiovascular. Tanto es así que se considera el factor determinante del síndrome metabólico (SM), que aúna, además de la grasa abdominal, niveles altos de triglicéridos y azúcar en sangre, y bajos de HDL-c (colesterol bueno) y tensión arterial alta. El SM constituye un peligroso cóctel que aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedades y eventos cardiovasculares: tres veces más posibilidades de sufrir infarto de miocardio y el doble de padecer un ictus respecto a la población general.

Según él estudios DARIOS (*), por encima del 30% de la población española sufre SM. En los hombres, prevale el aumento de glucemia; en mujeres la obesidad abdominal y el colesterol.

Edades tempranas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la edad de los candidatos a padecer de SM ha ido bajando de forma dramática. Si antes se hablaba de pacientes que bordeaban los 50 años, ahora el grupo de riesgo está situado en torno a los 35 años. La explicación estaría en que desde etapas muy tempranas de la vida las personas adoptan malos hábitos de alimentación y escaso ejercicio físico. Este síndrome es, por tanto, consecuencia de los malos hábitos de vida, por ejemplo el consumo excesivo de bebidas gaseosas o azucaradas, el exceso de carbohidratos simples o de grasas y el sedentarismo. Todos ellos, 100% prevenibles.

Grasa abdominal

La grasa del perímetro abdominal es la primera señal de alarma en torno a SM. Perímetros mayores a 102 cm en varones y de 88 cm en mujeres (según última revisión de la Fundación Internacional de Diabetes) se sitúan entre escenarios de riesgo frente a una buena salud cardiovascular.

El Dr Juan Carlos Montalva, responsable de la Unidad de Síndrome metabólico del Hospital Vithas Nisa Aguas Vivas apunta que la identificación de los pacientes continúa durante la exploración física. “Se debe hacer seguimiento de peso, talla y sobre todo de perímetro abdominal, además de control de presión arterial y revisión de azúcar y grasas en sangre mediante analíticas regulares”.

Resistencia a la insulina

En los últimos años diferentes estudios han demostrado que la grasa abdominal es capaz de generar una importante actividad hormonal que supone el inicio de una cadena de factores de riesgo frente a enfermedades graves como el infarto de miocardio, diabetes, insuficiencia renal, hígado graso, hiperuricemia (aumento de ácido único) o incluso incremento de riesgo a diversos tipos de cáncer. “La grasa abdominal”, matiza el Dr. Montalvá, “condiciona un aumento de la resistencia insulinica y esta provoca a su vez un estrés oxidativo que supone un preocupante factor de riesgo frente a enfermedades cardiovasculares muy graves”.

Mejora de hábitos

El cambio de hábitos de vida, sobre todo en la dieta y la actividad física es fundamental para afrontar el SM y reducir el riesgo para la vida que conlleva.

Desde la Unidad de Síndrome Metabólico de Hospital Vithas Nisa Aguas se apunta que hay que tener en cuenta que gran parte de la población se encuentra inmersa en bucles de largas jornadas laborales que fomentan el sedentarismo impidiendo seguir una vida sana. “Pero hay que decir que en la mayoría de los casos es cuestión de voluntad y organización”, afirma el Dr. Montalvá.

Atención especial a la infancia

En las últimas décadas, el sobrepeso y la obesidad entre los niños y niñas españoles ha experimentado una subida alarmante: uno/a de cada diez tiene sobrepeso. El dato sorprende especialmente en un país que cuenta, según afirma el Dr. Montalvá, “con la dieta mediterránea, que es la más indicada para la prevención de riesgo cardiovascular”.

Del mismo modo se ve en la población infantil que en comunidades como la nuestra llega a niveles del 30% de niños con sobrepeso y es el sector de poblacional que se debe enseñar a comer y mantener hábitos de ejercicio. Es verdad que en España contamos con la dieta mediterránea que es la más indicada para la prevención de riesgo cardiovascular. Desde la Unidad síndrome metabólico el Dr Montalva se suma al “El consumo de productos frescos de temporada, aumento de consumo de frutas de gran poder antioxidante e iniciar a toda la familia en el hábito del ejercicio diario” son medidas de inicio para conseguir prevenir el riesgo a sufrir el SM.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *