Viernes, 21 de febrero, 2020  |  

- 13 febrero, 2020 -

Miguel Ferrer Casanova. Nacido en Cinctorres. El día 10 de Abril de 1.938 una avanzadilla de moros y regulares pertenecientes al Cuerpo de Ejercito... Represión y abusos durante la guerra civil en Morella y Cinctorres

Miguel Ferrer Casanova. Nacido en Cinctorres.

El día 10 de Abril de 1.938 una avanzadilla de moros y regulares pertenecientes al Cuerpo de Ejercito Galicia que mandaba el General franquista Aranda ocupó la localidad de Cinctorres, rápidamente fueron detenidos y encarcelados los Concejales del Ayuntamiento pertenecientes al Partido Izquierda Republicana, saquearon o (robaron) todas las casas de las personas que habían votado a los Partidos de izquierda, a mi abuela paterna viuda y sin ningún familiar le robaron todos los jamones, chorizos, morcillas que estaban en el altillo y el lomo que tenía guardado en tinajas de barro que lo empleaba y consumía cuando segaba el trigo y la cebada en el mes de Julio.

Al día siguiente cogieron a 10 mujeres votantes de izquierda y con el consentimiento del autoproclamado Alcalde les hicieron beber aceite de ricino, fueron peladas al cero y paseadas como si fueran trofeos por las calles siendo humilladas, delante iba el alguacil del pueblo que en cada esquina tocaba la trompeta para que salieran o se asomaran por las ventanas de sus casas para ver el espectáculo, bien para burlarse de ellas o para ser insultarlas, todas éstas personas que eran de derechas presumían de ser muy católicas de misa y comunión diaria, asimismo dicho alcalde hizo una lista de 80 personas que solicitó al Gobernador de Castellón para que fueran encarceladas, al cabo de unos días el Gobernador no lo autorizó.

Proyectil Miguel Ferrer

Destacaré entre muchos hechos sucedidos otro muy cruel, los cinco Concejales del Ayuntamiento de izquierdas que lo fueron durante la República los trasladaron junto a otros prisioneros republicanos a pie desde Cinctorres hasta la Isla San Simón en la provincia de Pontevedra, tardaron muchas semanas en llegar y al cabo de cuatro años sólo regresaron al pueblo tres de ellos, los otros dos murieron de hambre y malos tratos.

Otro hecho de abuso fue que la Cooperativa perteneciente a los socios del Partido Izquierda Republicana fue incautada por las nuevas Autoridades, se hace la subasta para que la compre el que quiera y el abuelo de un cintorrano que vive actualmente en la localidad de Rubí en la provincia de Barcelona en representación de la Junta Rectora les ofrece 2.000 pesetas a plena subasta, se aceptó y se escrituró a su nombre dicha Cooperativa, era una de las casas más grandes del pueblo, como curiosidad explicaré que un hermano de mi abuelo materno tocaba el organillo de aquella época y los jóvenes del pueblo bailaban con la música cada domingo por la tarde.

El día 14 de abril de 1938 una Compañía de los sublevados nacionales del mencionado Cuerpo de Ejercito Galicia conquistó y ocupó la localidad de Morella, explicaré otro hecho muy cruel, tres moros de dicha Compañía se fueron al Mas o Masía llamada Salsecdal en la Vega del Moll dentro del termino municipal de Morella, mataron a Carmen Querol Segura de 54 años de edad que era la Maestresa de la citada Masía, así como a su hijo Miguel Vives Querol de 33 años y a dos de sus hijas de 18 y 20 años las violaron a las dos los tres moros, una de ellas estuvo traumatizada toda su vida hasta que falleció, la mujer de Miguel Vives se escondió entre los matorrales con sus dos hijos de 1 y 4 años y escuchó los gritos de como eran violadas las dos chicas -estos datos constan en los archivos municipales del Ayuntamiento de Morella-.

También quiero informar que a medida que iban regresando al pueblo algunos luchadores vencidos de izquierdas, la mayoría socialistas y humildes trabajadores de un pueblo mísero y pobre como era Cinctorres, una vez terminada la Guerra civil y en 1.944 regresó al pueblo Agustín Martí de apodo Borrum que después de haber estado construyendo la actual Academia de Infantería en Toledo, el Valle de los Caídos y haber pasado por muchos Campos de concentración como ya he explicado en mi segunda Ppágina Web publicada por la Recerca de la Memoria Histórica de Castellón con el titulo, “hechos sucedidos a dos soldados de Cinctorres” de fecha 13 de bril de 2009.

Opino que las personas que la lean comprobarán todo el sufrimiento y el mal trato físico que padeció éste gran socialista, muy buena persona y republicano y que también era muy amigo de mi padre Agustín Ferrer, recomiendo a los lectores que lean el libro titulado, “Memoria dels meus avis” escrito por su nieto José Martí e hijo de Tremedal que es una de las 3 hijas de Agustín Martí, opino que es un libro muy documentado explicando los hechos que le sucedieron y con fotografías de la época de la posguerra.

Pero quiero también añadir que el jefe de Falange de esa época en Cinctorres era el abuelo Pastrana que le dijo al alcalde, Agustí Martí te recuerdo que no participó en la quema de imágenes y la destrucción de la Iglesia en Diciembre de 1936 como si lo hicieron otros republicanos del pueblo y que además participó incluso como tu sabes uno que ahora es Concejal y muy falangista, contestándole el alcalde “me da igual”, Agustín ha sido un socialista y un rojo por lo cual “no le daré mi aval” debo informar que con dicho aval no habría entrado a ninguna prisión ni campo de concentración de España y añadió éste personaje que lo pague como todos los demás.

Asimismo quiero añadir y como he sido muy critico con todos los hechos explicados, he considerado que éste hecho y debido a la amistad que tengo con su nieto José Luis Guardiola debía también explicarlo, José Luis lo desconocía y se lo expliqué verbalmente hace tres años.

Durante la posguerra otro de los abusos que realizaban los Concejales de Cinctorres fue que cuando necesitaban trabajadores para  arreglar caminos o cualquier otro trabajo para el pueblo siempre cogían a los hombres que habían sido votantes de izquierdas o luchadores durante la Guerra civil con los republicanos, los hombres de derechas nunca iban a trabajar, destacando que el trabajo que realizaban no se cobraba.

El General Franco siendo ya Jefe del Estado promulgó un Decreto el día 9 de Octubre de 1945 que decía que los republicanos españoles exiliados podían regresar a sus ciudades y pueblos mientras no estuvieran acusados de ningún delito ocurrido durante la guerra civil, al enterarse mi abuela viuda como he dicho antes se fue al Alcalde de ese año que se llamaba Santiago Roya porque se necesitaba la autorización y firma del alcalde para venir del exilio en que estuvo mi padre durante los 10 años que permaneció en el Sur de Francia, diciéndole mi abuela a Santiago si firmas mi hijo podrá venir de Francia y me podrá ayudar en los trabajos del campo contestándole, no tengo nada ni contra tu hijo ni contra ti pero sufrid los dos un poco más, mi padre regresó a Cinctorres el día 4 de Agosto de 1949 y resaltaré que mi padre no estuvo acusado ni imputado en ninguna causa de guerra según consulté hace unos años en los archivos de la Subdelegación de Defensa de Castellón.

Debo mencionar también que Santiago Roya al comenzar la Guerra civil era un anarquista de la F.A.I. pero cuando los nacionales entraron al pueblo se pone una camisa azul con el yugo y las flechas y entró cantando el cara el sol, al cabo de unos meses le hicieron Concejal y en 1.945 será el Alcalde de Cinctorres también de misa y comunión diaria.

Aprovecharé ya que se cumplen éste mes de Febrero 83 años de la “Desbandá”, comentar el siguiente hecho también muy cruel que sucedió cuando la ciudad de Malaga fue ocupada por el Ejercito nacional rebelde el día 15 de Febrero de 1937 por los los Mandos y Soldados del General Queipo de Llano, según algunos historiadores unas 300.000 personas entre ancianos, mujeres y niños huyeron de la ciudad y se fueron por la carretera que va de Malaga a Almería sin ninguna protección ni escolta de soldados para huir de los nacionales por el miedo que tenían por los fusilamientos que realizaron los soldados franquístas que recibieron la orden del entonces Teniente Coronel Yague. Por cierto muy amigo del General Franco donde fueron 2.000 personas ametralladas y asesinadas en la plaza de toros de Badajoz el día 14 de Agosto de 1936, las mencionadas personas que huyeron por dicha carretera de la costa desde Málaga a Almería con sólo algunos asnos y lo poco que pudieron llevarse fueron bombardeados por los cañones de los cruceros de guerra sublevados Canarias, Baleares. Y el Almirante Cervera siendo también ametrallados por la aviación del Bando nacional muriendo según algunos historiadores miles de ellos, ésta fue la primera masacre de personas civiles inocentes y de miles de niños.

Asimismo citaré el libro, ‘1937, éxodo Malaga Almería’ escrito por los historiadores Maria Isabel Brenes y Andrés Fernández donde podrán leer los lectores las atrocidades cometidas en dicho hecho muy cruel l y sanguinario.

Igualmente opino que los alumnos de Colegios, Institutos y de la Universidad deberían conocer éstos hechos y que los Profesores y sobretodo los hijos de los luchadores vencidos porque ya han fallecido casi todos ellos explicasen los testimonios orales como fue mi caso y que tuve el gran honor y placer de explicar en la Universidad Jaume I, (UJI) en una charla que organizó hace 4 años la Catedrática de Historia Rosa Monlleó a los alumnos del último Curso de Historia de dicha Universidad.

Como reflexión final quiero decir lo siguiente, “los hechos sucedidos durante la contienda bélica y la posguerra opino que deben recordarse y que los lea el que quiera”.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Cuando se ve la historia desde una perspectiva general, se olvidan demasiadas ocasiones que millones de personas, anónimas en su mayoría, fueron las que sufrieron las consecuencias. Gracias Miguel por ayudar a recordar esas historias individuales que son las que en verdad explican unos sufrimientos “que deben recordarse”

    Responder

  • Como se pueden contar tantas mentiras y exageraciones… Escribe una novela, que tienes una imaginación maravillosa, pero no pretendas ser historiador, por que no se mantiene.

    Responder

  • Lmg

    Por qué no cuentas todo, desde el 31. Siempre arrimas el ascua a tu sardina.

    Responder

  • Lo cierto y verdad es que las tropas moras franquistas, solo le dieron un poco de su propio Chocolate, lo que pasa es que para vosotros, unos no tienen derechos otros si

    Responder

  • ¿Dónde están las fuentes? He oído las mismas batallitas por doquier. Me aburren ya los relatos sentimentaloides carentes de respaldo documental. Más robaron los “republicanos” que de republicanos sólo tenían el nombre y no oigo lamentaciones cada día. Más roban los políticos del sistema y del régimen actual y les laméis el culo cada día. Idos al carajo, panda de lloricas. Cuarenta años con la matraca de las cunetas y todavía no habéis encontrado un cadáver. A contar historietas de terror a otros, además, bienvenidos a la guerra, guerra que el PSOE principalmente provocó.

    Seguimos con la trola de la matanza de Badajoz, desmontada hace décadas, ¿pero no os casáis de mentir? ¿tanta podredumbre hay en vuestro corazón que necesitáis mentir sin parar para justificar unas ideas erróneas y todos vuestros errores? Haced algo de autocrítica. Que ya aburrís.

    Responder

  • Cuentas muchas mentiras

    Responder

  • Pero como puedes ser tan resentido y parcial. Tal vez tengas razón en lo que dices, pero en el momento que lo haces acusando a los demás, la pierdes. Quieres que te recuerde los robos y saqueos de los energúmenos milicianos en Madrid y ciudades en poder de la República? Sin contar los asesinatos a sangre fría sin juicio ni sentencia, simplemente auténticos asesinos. Cuantos líderes republicanos se pusieron a salvo fuera de España con maletas llenas de joyas y oro? Si deseas escribir lo que escribes, primero sé honesto, y después quítate la ignorancia histórica… O tal vez no es ignorancia?

    Responder

  • En la guerra no hay ni buenos ni malos,simplemente mucha gente que ideológicamente les lavan el cerebro y después sufren las consecuencias ejemplo el líder de,podemos que en 2 mese ya es líder de la casta

    Responder

  • Hola soy Miguel Ferrer el que ha escrito el texto publicado. Debido a los comentarios de 6 personas exponiendo su opinion y que algunos dicen que soy un mentiroso y que me lo he inbentsdo lo que explico en dicho texto quiero informar a los lectores lo siguiente. En primer respeto su opinion peto no comparto nada de lo que dicen las citadas 6 personas pero quiero tambien añadir QUE YO CONDENO TODOS LOS CRIMENES Y ASRSINATOS DE SACERDOTES, MONJAS, CIVILES VOTANTES DE DERECHAS Y MANDOS Y SOLDADOS DEL BANDO NACIONAL SUBLEVADO, ustefes no condenan nada o yo no lo he visto escrito. Parece por lo que dicen que no les gusta que expliquemos los hechos sucedidos por muy stroces y sanguinarios que sean y no tiene porque ser un Profesor de Universifad o historiador quien lo explique. Añadire asimismo que muchos de los hechos explicados por mi sucedieron en muchos pueblos y ciudades españolas cuando eran ocupadas por los nacionales rebeldes. Y respecto a que algunos o muchos se llevaron lo que les robaron a los nacionales al extranjero ya se ha dicho muchas veced y tambien LO CONDENO Y HUBIERAN TENIDO QUE SER SANCIONADOS pero no se hizo. Pero informare ya que se me olvido ponerlo en el texto que a mi abuela tambien le incsutsron o se le llevaron su mula y que un Teniente le dijo señora cuando conwuistemos Valencia se la devolveran, pues nunca se la devolvieron.

    Responder

  • Soy licenciada en historia y quiero, en primer lugar, agradecer la buena voluntad de Miguel Ferrer por sacar a la luz y difundir hechos que durante los años de la dictadura franquista se mantuvieron ocultos. Tantos años de adoctrinamiento del “espíritu nacional” han dejado su huella hasta el punto de que, aún hoy en día, se mantiene por parte de algunos el negacionismo irracional e interesado que pretende perpetuar mentiras insostenibles.
    Para los que, espero que por falta de información, siguen instalados en la mentira y el odio, les aconsejo la lectura de libros como”Los Grandes Cementerios bajo la luna” de Jorge Bernano, escritor muy católico y nada sospechoso de rojo, que apoyó el golpe de estado franquista en los primeros momentos y que cuando descubrió lo que estaba pasando de verdad denunció lo que escondían y aún esconden tantas cunetas de este país.
    El método de propaganda ideado por el nazi Goebbels propugnaba aquello de repetir una mentira hasta la saciedad para que finalmente se convierta en verdad, por desgracia parece estar aún muy vigente entre una ultraderecha que últimamente se siente envalentonada para dar la cara sin tapujos.
    No obstante, la realidad es tozuda. Hay suficiente documentación y suficientes historiadores que avalan sus investigaciones con fuentes de documentación fidedignas y contrastables y, le pese a quién le pese, la verdad de lo ocurrido en nuestro querido pais va saliendo a la luz. Quien quiere saber la verdad cuenta hoy en día con medios y libertad para averiguarla.
    Es cierto que la inestabilidad política y social de la etapa anterior a la Guerra Civil fue un caldo de cultivo para la violencia y los excesos de lo que se ha venido en llamar las dos Españas. Siglos de injusticias, de incultura y de sufrimiento nos asolaron en el pasado y el frentismo fraticida fué una realidad, nadie lo puede negar,desgraciadamente todo esto acabó fraguando una guerra interna desigual y trágica en la que venció un bando qué derrocó a un régimen legítimo, la República, e instauró una dictadura de ideología fascista que cercenó cualquier tipo de pensamiento que no fuese el propio durante décadas. Estos son hechos históricos innegables.
    Los desmanes que por parte y parte ocurrieron hasta el final de la Guerra Civil no son justificables, pero es cierto que tienen un contexto, desgraciado, en el que ambos bandos se pueden echar en cara despropósitos y luctuosidades hasta la saciedad. Los herederos del sufrimiento y las pérdidas de cada lado tienen todo el derecho a recordar y a honrar a los suyos.
    La diferencia es que el bando ganador, el fascista, mantuvo estos desmanes e injusticias de forma sistemática y con un claro interés exterminador durante demasiado tiempo, décadas, en los que ya no había contienda bélica. El franquismo institucionalizó e hizo parte del modus operandi del propio estado la represión, la persecución y la humillación del contrario.
    Y también son hechos constatables que unas víctimas, las del lado franquista, fueron reconocidas y ensalzadas públicamente durante décadas, mientras que las otras víctimas fueron olvidadas, e incluso negadas, durante esas mismas décadas.
    Esto es una verdad que por mucho que se empeñen algunos en negar está ahí. Señoras y señores, esta realidad seguirá saliendo a la luz, le pese a quien le pese.
    El recuerdo y la memoria están vivos y los huesos de tantas víctimas desaparecidas van saliendo a la luz para constatar que esa memoria es cierta. Las fosas comunes, como la del cementerio de San Rafael de Málaga, están ahí. Las Fosas de Porreres en Baleares y otra muchas que se van abriendo poco a poco, están ahí. Los huesos hablan y cuentan verdades que son constatadas por la ciencia forense que nada tiene de ideología.
    No hay que temer a la verdad. Solo hay que temer al fanatismo que niega todo aquello que no le interesa para perpetuar la injusticia y la barbarie.
    Por suerte hoy vivimos en otra realidad, en la que se puede hablar, como hace Miquel Ferrer, de todo aquello que sufrieron nuestros mayores, los que perdieron una Guerra que nunca debió suceder, pero pasó, todo esto pasó.
    Los pueblos que no recuerdan su historia están condenados a repetirla. Recordemos pues para no repetir los mismos errores. Gracias a todas y todos los que leen, miran, escuchan y aprenden sin miedo a conocer el pasado para construir un presente y un futuro con libertad y esperanza.

    Responder

  • En primer lugar
    Quiero darle todo mi apoyo al señor Miguel Ferrer, el cual tengo el gusto de conocer. Siendo aquí en Mallorca el relator de los hechos, acontecidos en Morella y Cintorres, qué se extrapolaron a todas las ciudades, pueblos o aldeas de España. Todo esto sucedió y más. Contestar a esas seis personas que hablan de matraca, darle de su propio chocolate, arrimar el ascua a su sardina, eso es puro radicalismo, cosa que a mí no me altera ya que siempre están ahí, decirles que los Derechos Humanos son para todos. El negacionismo de los hechos acontecidos es FASCISTA. Ya que se hablan devolver de devolver el oro. lo primero que tendrían que recordar es devolver el patrimonio incautado a todos estos civiles que se quedó el Estado Franquista y los caciques de los pueblos. No olvidar que por el golpe de Estado franquista hubo un millón de muertos que todavía están en las cunetas esto sí que es una vergüenza.
    Miguel sigue recordando así. Tienes todo mi apoyo y mi estima

    Responder

  • Por desgracia para toda la sociedad de aquella época, tuvieron que vivir grandes injusticias por parte de los dos bandos enfrentados.
    Conozco casos como los de Migue Ferrer, que no dudo que fueran ciertos, ya que yo en mi propia familia los sufrí también.
    Soy de un pueblo pequeño de la provincia de Alicante que se llama Agres, el la Sierra de Mariola.
    Mi padre por el hecho de ser un sindicalista de UGT. Sufrió la cárcel, las palizas, de algunos conciudadanos, que es lo que más le dolió, porque un teniente del ejército franquista, les incitó a que los apalizaran sin ningún miramiento, al causarles de haber quemado, imágenes de la Iglesia del pueblo, cuanto que mi padre nunca estuvo en tales hechos. Estuvo en la plaza de toros de Albacete encerrado, lleno de piojos y demás parásitos y si comida casi ni ropas de abrigo. En dicha plaza, contaba mi padre que algunos prisioneros eran sacados al foso taurino y torneados como reses y asesinados por algún torero de la época, que no quiero mencionar.
    Después fue trasladado a Alcoi y más tarde a la prisión de Alicante, donde estaba también Miguel Hernández. Permaneció 4 años de la en la cárcel. Mi madre me contaba cuando iba a verlo y llevarle algo de comida, el trato vejatorio que sufría en y que mu has veces le quitaban la comida antes de dársela a él.
    También conozco muchas historias de personas buenas cristianas que por el hecho de serlas también sufrieron por parte del frente popular toda clase de atropellos y barbaridades.
    A la conclusión que llego, es que tenemos que sacar una gran lección de esos terribles episodios de la guuera civil, que para que nosotros pongamos todos los medios a nuestro alcance para que no vuelva a ocurrir.. S. Cots.

    Responder

  • Tot el meu suport a Miquel Ferrer. És cert que de barbaritats se’ n van fer als dos bàndols, però acusar-lo de mentider, per contar una història de vida, és totalment injust.
    Als arguments i les dades se’ls ha de respondre amb arguments i dades, no amb desqualificacions.
    Endavant, Miquel.

    Responder

  • Talment d’acord amb Santiago Agustina. Miquel està contant una història personal i ningú l’hi podem qüestionar. SERRANO Suñer, el cunyat del dictador, va dir-li a un combatent d’esquerres: “Vosotros hacíais lo que sabíais, nosotros sabíamos lo que hacíamos. No parlam només de les barbaritats de la guerra. Tots en varen cometre, cert. Parlam d’una dictadura quan la guerra ja havia acabat i havia arribat la victòria, que no la pau. Com a historiadora i com a exconsellera de Cultura i Memòria històrica he investigat moltes històries personals: gent que perdia els seus pocs bens -o els hi eren expropiats o els havien de malvendre-, gent que patia presó i les seues famílies eren humiliades i marginades, gent que no trobava feina per ser fill de qui era, famílies que no tenien dret a una pensió d’orfandat perquè eren fills de rojos o per ser vídues de rojos. Tot això no ho varen patir els guanyadors. I ho dic perquè una part de la meua família era d’un bàndol i l’altre de l’altra. Força Miquel

    Responder

  • Buenas tardes…
    No me extenderé mucho, pero sí quiero dar la ENHORABUENA a Miguel por contarnos otro gran relato y acercarnos un poco más a la Historia reciente de nuestro país.
    RECORDAR PARA NO OLVIDAR Y SOBRE TODO PARA NO REPETIR!!
    No tenemos por qué faltar al respeto o decir que algo es mentira porque no nos guste lo que alguien escribe o por tener ideologías diferentes.
    Siempre hay que respetar las opiniones de los demás, y si además lo respalda una profesora Licenciada en Historia como Maribel, muchísimo mejor.
    Simplemente quiero agradecer que haya personas valientes que se atrevan a contarnos lo que ocurrió, sin hablar de quién tiene o no tiene razón (en un conflicto o en una guerra desgraciadamente TOD@S PERDEMOS).
    Yo sí quiero saber qué ha ocurrido en mi país, en cualquier Comunidad Autónoma e incluso con relatos personalesde quienes sufrieron, fueron perseguidos, exiliados o repudiados.

    GRÀCIES MIQUEL

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *