Viernes, 21 de febrero, 2020  |  

- 7 febrero, 2020 -

Alejandro Marín-Buck. Portavoz de Cs Ayuntamiento de Castelló  Que recurrido y socorrido es el refranero español, tras leer ayer y hoy las noticias nacionales... Prometer y no dar, no descompone casa

Alejandro Marín-Buck. Portavoz de Cs Ayuntamiento de Castelló 

Que recurrido y socorrido es el refranero español, tras leer ayer y hoy las noticias nacionales y locales de las cifras de desempleo, me viene a la cabeza aquel dicho que reza “prometer y no dar, no descompone casa”.

Este equipo de gobierno comandado por la alcaldesa Amparo Marco, ha demostrado que no es capaz de remontar la economía de nuestra ciudad. Cuando cogió el timón del barco hace casi 5 años, a nivel nacional el paro se reducía a un ritmo del 8%, y aquí lo hacía a la mitad, a un 4%, Castellón era un barco con una vía importante de agua. Ahora, con los efectos negativos del desgobierno de Pedro Sánchez, la economía nacional se resiente, y volvemos a presentar cifras de desempleo alarmantes a nivel nacional y local, alcanzando en Castellón la cifra de desempleados que teníamos hace un año, es decir, que tras 12 meses se ha destruido tantos puestos de trabajo como los que se han creado, perdiendo ocupados por encima de la media nacional, y disminuyendo las afiliaciones a la seguridad social, un barco a punto de zozobrar.

La inacción, la incompetencia o el desconocimiento del Acord del Fadrell en materia económica enciende las alarmas ante un futuro nada esperanzador. A nivel nacional nos gobierna una coalición progresista, populista y nacionalista que solo entiende aumentar la recaudación a base de impuestos directos e indirectos a la clase media para poder asumir sus políticas económicas y sociales, de forma que las familias tendremos que apretarnos de nuevo el cinturón aún más y asumir los desmanes de estos que nos lideran.

Recurriendo a la hemeroteca, esa maldita y bendita hemeroteca –según se mire- vemos que llevamos demasiado tiempo de promesas incumplidas, aquellos que venían a rescatar a las personas, a los negocios, a los comercios, a los desahuciados… Parece ser que sólo lo han conseguido con unos pocos, y resulta que ha sido a ellos mismos, asegurándose un sueldazo por cuatro años más que no se corresponde para nada con su nivel de gestión, preparación ni ejecución.

Nadie dijo que gobernar fuera fácil, pero ni desde fuera ni desde dentro, ahora que soy concejal y portavoz del grupo municipal Ciudadanos, veo políticas económicas sensatas y realistas que pueden ayudar a revertir esta situación económica. Si las administraciones públicas funcionaran como la empresa privada, muchos de sus gestores, no aguantarían en sus puestos los 4 años para lo que sus jefes, los ciudadanos, a través de las urnas les han votado. No obstante, teniendo en cuenta que este es el juego de la Democracia, en Ciudadanos seguiremos haciendo oposición constructiva que es el puesto que nos han encomendado los castellonenses por mucho que otros nos digan que nuestras propuestas no sirven de nada y son oportunistas.

Y esta semana, ante los malos datos de empleo por mucho que la Ministra diga que son los mejores, me gustaría felicitar al sector azulejero, un sector estratégico en nuestra provincia que año tras año se supera en CEVISAMA. El escaparate mundial de la cerámica donde nuestro sector tradicional castellonense que ha sabido adaptarse a las necesidades de la sociedad y del momento, convertido en el motor económico de Castellón y gran embajador mundial pretende esquivar la desaceleración económica que se avecina, mantenerse y seguir creciendo.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *