Jueves, 13 de diciembre, 2018  |  

- 8 octubre, 2018 -

Enrique Domínguez. Economista. El comportamiento mensual del paro registrado en la provincia de Castelló es bastante previsible; yo diría que muy previsible. En septiembre... Pocas novedades

Enrique Domínguez. Economista.

El comportamiento mensual del paro registrado en la provincia de Castelló es bastante previsible; yo diría que muy previsible.

En septiembre es muy normal que en la provincia de Castelló suba el paro registrado. Y ello se apoya en el hecho de que en los últimos veinticinco años, desde 1994, solo haya disminuido, y en cifras poco significativas, entre 1999 a 2001 y desde 2005 a 2007, los cuatro años inclusive.

Es significativo, sin embargo, que las 1.254 personas que han incrementado el paro registrado en septiembre son la menor cifra desde 2008, salvo en septiembre de 2017 año en el que solo se elevó el paro de agosto en 783  personas.

Otro hecho normal desde que repunta la actividad económica, es que la comparación del mes de análisis, en este caso septiembre, con igual periodo del año precedente, sea positiva; es decir, que se reduzca el montante del paro. En este caso, en septiembre de 2018 hay 2.038 personas menos.

¿Es buena esta cifra? Siempre es positivo que se contraiga el número de personas paradas, pero, al comparar ese descenso con el acaecido en años precedentes, se constata que cada vez cuesta más reducirlo y está más lejos en años (suponiendo que se mantenga la actual situación de la economía, que es muchísimo suponer a tenor del entorno socioeconómico y político nacional y mundial) el llegar al número de parados de 2007, por ejemplo.

Comparando siempre el número de parados en septiembre sobre igual mes del año anterior, en 2015 el descenso fue de 6.193 personas; en 2016, de 6.527; en 2017, de 5.553 y en 2018 de solo las 2.038 personas citadas. Esa progresiva dificultad está relacionada con la trayectoria seguida por la economía provincial y por su marcado carácter cíclico. Por eso es bastante ilusorio pensar que podamos volver a las cifras de paro previas a la crisis, a las de septiembre de 2007 en este caso, 16.013 personas.

El aumento del paro registrado se produce, lógicamente, en el sector servicios y, dentro de él, en las actividades relacionadas directa o indirectamente con la actividad turística. El aumento en Castelló supone el 28% del incremento en la Comunidad Valenciana (CV).

También es importante señalar que el sector que más empleo estable e indefinido puede crear, el industrial, apenas reduce el número de parados; ese descenso supone el 7% de la disminución registrada en la CV. La construcción, que también está dando muestras de cierta recuperación, reduce ligeramente el número de parados en la provincia; ese descenso no llega al 2% de la reducción acaecida en toda la CV; se construye poca vivienda nueva.

El número de contratos formalizados en los nueve primeros meses del 2018 en la provincia ha crecido un 2,44% sobre igual periodo de 2017, si bien este aumento es algo inferior al registrado en la CV y en España. Sin embargo, la provincia sigue siendo una de las que mayor peso tiene en cuanto a contratos indefinidos; el 13,11% de los contratos firmados desde enero son indefinidos en Castelló frente al 10,22% en València , al 11,08% en Alacant, al 10,83% en la CV y al 10,32% en España. Castelló es la séptima provincia española con mayor tasa y la comunidad de Madrid la primera con el 18,08%.

Se inicia un trimestre en el que la campaña citrícola va a ser la principal causa del descenso del paro registrado en el mismo; y en enero, de nuevo evolucionará al alza hasta la nueva campaña turística.

¿Será posible modificar esta evolución cíclica de la economía castellonense? ¿Qué opinan ustedes?

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *