Martes, 25 de septiembre, 2018  |  

- 28 junio, 2018 -

Miguel Bataller. Jubilado y ciudadano del mundo. Ha llegado el verano y con él el final de las competiciones nacionales en sus fases de... El Villarreal, el Castellón y la Selección española

Miguel Bataller. Jubilado y ciudadano del mundo.

Ha llegado el verano y con él el final de las competiciones nacionales en sus fases de promoción de ascenso tanto ala Segunda División A como a la Segunda B y en las dos teníamos clasificados para las finales a dos equipos de nuestra provincia, el Villarreal B y el Castellón.

Los jóvenes amarillos, después de eliminar al Bilbao Athletic y al Fuenlabrada, acabaron sucumbiendo ante el Elche (que ha sido el que ha ascendido a la categoría de plata del fútbol español) inmerecidamente, ya que dispusieron de ocasiones mas que sobradas para poder darle la vuelta al 2-0 del partido de ida, en el que fallamos un penalti, para terminar ganándoles en casa por 2-1, después de estrellarnos dos veces contra los postes y fallar remates en boca de gol sacados por un prodigioso José Juan, que ha sido el autentico artífice del ascenso ilicitano.

Los dos goles de Rubén Mesa, no fueron suficientes porque en la primera parte Benja conectó a la red un espléndido cabezazo a la salida de un córner, y entre Raba, Sam, Rubén Mesa y mas adelante Dalmau, Mario, Simón e incluso Leo Suarez y Morlanes, no pudieron rematar el trabajo impecable de un equipo que nos ha deleitado a lo largo de una espléndida temporada, tanto por su capacidad de control defensivo, como por la elaboración de un fútbol de alta escuela en la zona de creación y elaboración.

Quizás ha faltado algo de pegada delante, pero todos han luchado denodadamente, y merecen nuestro aplauso.

Algunos de los jóvenes del equipo B, ya están mas que preparados para dar el salto a equipos de Segunda A, para acabar su periodo formativo, es más, para formar parte de la primera plantilla alternando con el B, para estar permanentemente activos cada semana.

No les van a faltar pretendientes a Cantero, Miguelón, Pau, Morlanes, el nigeriano Samu, Leo Suarez y Raba que sólo necesitan muchos minutos en equipos de la parte alta de la Segunda División o de la media baja de primera, para completar su formación como futbolistas de elite.

Unos permanecerán aquí alternando entre el primer equipo y el B, y el resto de los componentes de la plantilla de este año tendrán que seguir aquí o elegir destino, ya que detrás de todos ellos llega otra generación de jóvenes internacionales que garantizan un futuro muy alentador.

El Castellón, si ha cubierto sus objetivos, subiendo a Segunda División B, superando en la promoción sucesivamente al Tropezón, Sant Andreu y Portugalete, en un alarde de fútbol defensivo aderezado por pocos goles pero muy bien administrados.

Si durante toda la temporada se dispuso de dos laterales muy atacantes como Abraham y Quique Ferreres, para estos partidos de promoción al lesionarse el lateral izquierdo de Burriana, hubo que improvisar acoplando a un extremo como Juanjo al lateral izquiero, y se fortaleció la banda derecha dando entrada a un habitual central como Enrique, para completar la batería de juego anti-aereo, compuesta por Arturo, Dealbert y Marc Castells que han sido los encargados de neutralizar todos los balones que, llovían desde las bandas al área de un Zagala ágil y bien colocado, pero sin la capacidad atlética para imponerse en esos balones.

Sin la menor duda el suecano Castells, ha sido el galvanizador del sistema defensivo blanquinegro, actuando como tapón por delante de los centrales , buscando siempre a Marenyá, al torrentino Rubio o al almenarense Ximo Forner, para iniciar la creación de un futbol de ataque, que o bien acababa en las botas de Javi Serra por la derecha o de Ivan Sales por la izquierda, para acabar buscando a Cristian Herrera en el juego raso o a Cubillas, autentica pesadilla de los equipos contrarios, en el juego aéreo, bien fuera para rematar o para dejare el balón en optimas condiciones a Javi Rubio o al mismo Cristian, que se encargaban de llevar el cuero a las redes, cuando no remataba Cubillas.

También han tenido una participación menos frecuente, pero muy importante jugadores como Colomer que realizó un partido excepcional contra el Portugalete, rompiendo con su velocidad a la defensa aurinegra y rematando espectacularmente de cabeza un centro al área del lateral derecho Enrique, en posición de extremo izquierdo, sorprendiendo a propios y extraños para marcar el gol que acabó valiendo un ascenso.

Otros jugadores como Pedra con mucho futuro, Unanúa y Nuha venido para doblar la posición de Cubillas durante la promoción no han aportado tanto como los mencionados, pero todos han sido imprescindibles para, muy bien dirigidos por Sergio Escobar alcanzar los objetivos que se marcaron cuando sustituyó a Frank Castello, un buen entrenador al que no acompañó la suerte.

Enhorabuena al Castellón por el ascenso, y también al Villarreal B por la magnifica labor de formación de jugadores para el primer equipo, aunque no hayan podido subir a Segunda División.

Por último, hacer un análisis a vuela pluma, de la primera fase de la Selección Española en el Mundial de Rusia.

En mi opinión y pese a haber quedado primera en su grupo, veo muchas mas sobras que luces, en estos tres primeros partidos.

Buen juego con un resultado inmerecido ante Portugal, en el que se elaboró buen futbol, pero con despistes defensivos poco habituales en ese equipo.

Exceso de toque contra un Irán encerrado en su área, que defendía por acumulación, pero cuando nos adelantamos en una jugada de suerte, los persas abrieron líneas y nos hicieron sufrir mas de lo debido, aunque sin llegar a empatarnos pero evidenciando una fragilidad defensiva preocupante y una falta de frescura física, para rematarles.

Finalmente contra Marruecos, la defensa naufragó y nos vimos por detrás en el marcador dos veces, por no saber equilibrar nuestro juego posicional en medio del campo, donde Busquets trabajó a destajo pero sin las imprescindible ayuda de hombres como Tiago, Iniesta o Silva muy lejos de su mejor forma, y tuvieron que ser Aspas y el VAR quienes nos dieran el empate que nos empujaba al primer lugar, en perfecta sincronía con el gol de penalti de los iraníes a Portugal, que había mandado en el marcador durante todo el partido y hasta casi el final del tiempo añadido.

Si no prescindimos de jugadores creativos agotados y los sustituimos por centrocampistas con menos toque pero mayor equilibrio como pueden serlo Koke y Saúl para acompañar a Busquet dejamos en la media punta a un Isco en estado de gracia, acompañados por jugadores muy rápidos y habilidosos en el juego cerca del área como Aspas y Rodrigo, con muy buen disparo aunque menos físicos que Diego Costa, no creo que lleguemos muy lejos.

Nuestra defensa necesita más solidez nuestro centro de campo más trabajo y nuestras puntas más habilidad y velocidad y solo con esos condicionantes podremos optar a llegar a los últimos partidos del mundial con opciones.

Repartir minutos entre todos, pero sin renunciar a una buena defensa, a un centro de campo equilibrado y a la calidad y finalización de tres hombres hábiles, rápidos y dotados de olfato de gol.

La semana que viene, analizaremos como sigue el Mundial, del que hoy ha quedado sorprendentemente apeada Alemania, lo cual debe de servirle a España como advertencia, y además entraré a comentar la estructura incipiente de la plantilla del Villarreal C.F para la próxima campaña, que promete ser mucho mejor que la de la temporada pasada…y faltan incorporaciones, para completar la mejor plantilla que haya tenido el equipo en muchos años.

Hasta aquí simplemente la opinión de un aficionado al futbol.

Feliz verano.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *