Miércoles, 16 de octubre, 2019  |  

- 27 septiembre, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Los dirigentes de los tres partidos de Centro–Derecha, tienen que tener la suficiente altura de miras, generosidad... España Suma, imprescindible

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Los dirigentes de los tres partidos de Centro–Derecha, tienen que tener la suficiente altura de miras, generosidad y sentido estratégico a muy corto plazo, para darse cuenta de que en todo o en parte, se hace imprescindible esta acumulación de votos de los tres juntos, si realmente quieren evitar el triunfo de Pedro Sánchez o una nueva travesía del Desierto post electoral, con destino a “ninguna parte”.

Si por egoísmos personales, no se ponen de acuerdo ahora Casado, Rivera y Abascal en unos términos proporcionales a la representatividad de la que dispone cada uno de ellos según las últimas elecciones, dos de ellos se verán barridos del panorama político nacional durante muchos años, ya que la única solución posible que quedará, será una ‘Gran Coalición’ entre el PSOE de Pedro Sánchez siempre en posición preponderante y apoyada indistintamente por el PP o por Ciudadanos.

Sería una vuelta al bipartidismo, pero con un Gobierno de una mayoría abrumadora, que dispondría de todos ingredientes necesarios para abordar todos los cambios constitucionales imprescindibles para reconducir nuestra Democracia lejos de la influencia de Independentistas.

La mayor dificultad sería que al disponer el PSOE de una mayoría absoluta en el Senado, resultaría quimérica la aplicación del 155 en Cataluña o Euskadi en casos de ser imposible el control de esas Autonomías por movimientos violentos, ya que los socialistas siempre se han mostrado reacios a llevar a cabo la aplicación de ese artículo con todas las consecuencias.

Antes este dilema y desde mi punto de vista, le sugiero a Albert Rivera y sus compañeros en la Dirección de Ciudadanos, que recapaciten si les parece más adecuada esa posibilidad, que la de incorporarse al proyecto de España Suma , tanto en el Senado aportando en todas las listas provinciales en los tres primeros lugares a uno de los futuros Senadores de cada partido , como también en las listas al Congreso en las circunscripciones con pocos escaños a repartir necesariamente, mientras que en aquellas en las que haya muchos, se podrían presentar cada uno con sus propias siglas, para mantener sus propias identidades y tener una mejor perspectiva del peso específico de cada uno de ellos en todo el territorio nacional.

La experiencia vivida en las Comunidades Autonómicas de Andalucía, Madrid, Murcia y Castilla León, así como en grandes capitales como Madrid entre otras, les tiene que servir de ejemplo y precisamente por eso Albert Rivera debe de entender que si VOX se ha sacrificado en todos esos sitios en un alarde de generosidad, ahora les corresponde tanto al PP como a Ciudadanos dar ese paso al frente, dando prueba de su gratitud y visión de Estado, para llevar a cabo ese proyecto imprescindible para la construcción de la España del Siglo XXI sin excusas ni pretextos partidistas.

No caben otras alternativas para salir del problema que tenemos actualmente para la gobernabilidad de España.

Si realmente tan nefasto considera Rivera a Pedro Sánchez, tendrá que tomar la senda más lógica y sensata para afrontar el futuro sin él.

De no ser así, estoy convencido de que acabaran llevando a cabo La Gran Coalición —a imagen y semejanza de la que se hizo en Alemania– PP y PSOE en cuyo caso Ciudadanos y VOX quedarían relegados momentáneamente al papel de Oposición, si así lo quería el PP , aunque también podría optar el PP por firmar Pactos de Estado con el PSOE para ejercer de Oposición y controlarle desde fuera, en cuyo caso la sentencia de muerte y ejecución de Ciudadanos y VOX quedarían firmadas desde el primer momento, para volver a la alternancia del bipartidismo.

De no acertar Rivera en su decisión, sólo a él se le podrá considerar responsable de lo que ocurra en el futuro, ya que suya habrá sido la decisión, dejando al resto sin alternativas.

Es decir, que como decía el poeta para estos casos:

“Ni contigo ni sin ti, tendrán males remedio, contigo porque me matas y sin ti porque me muero”.

Hasta la semana que viene amigos, para entonces ya tendría que estar tomada o muy encarrilada esta decisión.

Sino…peor para todos.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *