Domingo, 24 de marzo, 2019  |  

- 11 marzo, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. No sé si es cuestión de mala suerte o de incapacidad para gobernar, pero todos los Gobiernos... Insensateces socialistas: Del plan ‘E’ al plan ‘Yo’

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

No sé si es cuestión de mala suerte o de incapacidad para gobernar, pero todos los Gobiernos Socialistas desde el último de Felipe González, han acabado agonizando en una crisis económica galopante.

Zapatero en 2008, cuando ya todos los economistas de las democracias occidentales nos estaban advirtiendo de la inminencia de una crisis económica imparable, tuvo la descabellada idea de un PLAN E para “disfrazarla”, que acabó por agravar y precipitar la misma, como muy bien se lo advirtió Pizarro al Ministro de Economía Pedro Solbes y a su Presidente de Gobierno, en el debate sobre economía que mantuvieron en Televisión Española, en vísperas electorales.

Le trataron de pesimista, pero sus advertencias fueron proféticas y tan acertadas, que fruto de aquel despilfarro innecesario ,las Autoridades Económicas del Banco Central Europeo no tardaron en poner su atención sobre la macroeconomía española y las advertencias se convirtieron en una amenaza de intervención similar a las llevadas a cabo en Grecia, Portugal e Irlanda, que acabaron con la dimisión de Solves y la destitución posterior de Zapatero por Rubalcaba, cuando la economía española agonizaba.

La situación se hizo tan insostenible que anticipadamente volvimos a las urnas y tuvo que ser el PP de Rajoy quien nos “sacara del fuego, las castañas de la economía”, y evitara la intervención del Banco Central Europeo.

Probablemente lo único positivo que recuerdo de las dos legislaturas de Rajoy, ya que incumplió la mayoría de las otras promesas que nos hizo y quedaron en el cajón del olvido a lo largo de ocho años en su mayoría.

Ahora “vuelve la mula al trigo”, las autoridades del Banco Central Europeo nos advierten de un período de recesión inminente en la economía mundial y muy particularmente en la europea, en la que se prevén caídas del PIB muy fuertes y D. Pedro Sánchez (lamentablemente otro inepto economista socialista, pese a su tesis doctoral tan cuestionada) prepara su campaña electoral con lo que yo llamaría el “Plan YO de Pedro Sánchez”, endeudándonos a todos los españoles en unos 12.000 millones de euros adicionales a los presupuestados de momento, para comprar el voto de los pensionistas (soy uno de ellos) de los parados de larga duración entre 52 y 55 años y de todo lo que se le vaya ocurriendo en las cinco semanas que faltan para las elecciones, en las que cada viernes al final del Consejo de Ministros saldrá su portavoz como salían los charlatanes en los mercadillos de los pueblos a mediados del siglo pasado, a explicarnos lo que nos “regala” el Gobierno cada semana, pero sin decirnos que lo vamos a tener que pagar todos los españoles.

En definitiva una inmoral compra de votos de los españoles más ignorantes, a los que les va a costar muy caro tanto despilfarro, como nos costó a todos el de Zapatero, ya que se va a incrementar el paro y la pobreza subyacente a cotas superiores a las de la anterior crisis, porque en esta vamos a entrar en una situación mucho peor que entramos a la anterior.

Anteriormente, ningún Gobierno en Funciones se había permitido ‘Legislar a decretazos’ y sólo se decidían temas de máxima urgencia o emergencias por situaciones especiales que no admitían demora.

Este señor cambia todos los parámetros y piensa solamente en alargar cuatro años más su Presidencia de Gobierno porque no tiene ni idea del futuro que le espera.

Si él lo supiera, antepondría su dignidad (si la tuviese) a su egoísmo personal, que puede significar un futuro lamentable para él y para España en todos los sentidos.

El  ‘Plan yo’ es evidente y sus consecuencias terribles especialmente para quienes le voten, que son las capas más desfavorecidas de la sociedad española, que tanto ahora como cuando votaron a Zapatero en 2008 ni se enteraron ni se enterarán, pero ellos serán quienes pagarán, más que nadie, los desatinos de los dos Presidentes de Gobierno más nefastos de la Historia de España.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *