Viernes, 21 de febrero, 2020  |  

- 4 febrero, 2020 -

Jorge Fuentes. Embajador de España Catorce gobiernos llevamos ya desde que en 1978, hace 42 años, empezó su andadura la España democrática y constitucional.... La XIV Legislatura

Jorge Fuentes. Embajador de España

Catorce gobiernos llevamos ya desde que en 1978, hace 42 años, empezó su andadura la España democrática y constitucional. Un Gabinete cada tres años de media, aunque casi cada uno de nuestros Presidentes -siete en total- hayan repetido en su mandato con una media de seis años como inquilinos de la Moncloa. Felipe Gonzalez batió un récord con 14 años al frente del Ejecutivo y Leopoldo Calvo Sotelo otro con dos escasos años de Presidencia.

Estadísticas aparte, ayer lunes día 3 de Febrero, se reunieron las dos Cámaras de las Cortes para celebrar la apertura de la decimocuarta legislatura. Allí estaba la menguada Familia Real, el Presidente al frente de su amplio Gabinete y todos los congresistas y senadores estrujados en los escaños remodelados para la ocasión. En la calle, una discreta representación de las Fuerzas Armadas.

Buen discurso del Rey: “España no puede ser un país de todos contra todos sino de todos y para todos”, institucional, apaciguador, dialogante. También bueno, por una vez, el discurso de la Presidente del Congreso.

Y ese podría ser el resumen apretado de la jornada.

Pero hubo mucho más:

-Hubo el gesto serio y adusto del Monarca que parecía impregnar a la Familia Real.

-La sobriedad, casi modestia, del protocolo real, incluso en la forma de despojarse de sus abrigos, como quien va al teatro.

-Las declaraciones viles de los partidos que renunciaron a entrar en el hemiciclo, casi todos ellos socios indispensables del Gobierno (ERC, JXCAT, CUP, Bildu, BNG), utilizando diversas formulas a cada cual más despectiva, repitiendo la idea de que “el ciudadano Borbon no nos representa”.

-El largo aplauso de cada uno de la mayoría de los representantes y los “Viva el Rey”. Incluido el aplauso de Iglesias-Montero-Garzon y los restantes miembros de UP ascendidos al banco azul, que se sumaron a la actitud del Gobierno, “por imperativo legal”.

Debo decir que pese a los 5 minutos de aplausos, aquello no pintaba bien y que quienes creemos en una España Monárquica, Democrática, Parlamentaria, Constitucional, unida y próspera debemos andarnos con pies de plomo  para evitar que nuestra pequeña Familia Real y nuestro Rey  no vean sus funciones cada vez más disminuidas hasta que un día se encuentren con las maletas hechas rumbo a Roma, Lisboa o cualquier otro lugar.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Añadir un quinto y último guion
    -El silencio despectivo de los miembros del PNV y de los diputados de a pie de UP. Los milagros que obra el banco azul!

    Responder

  • La experiencia que tenemos los españoles desde hace unos 200 años es que cada vez que se ha proclamado una Republica nos han caido grandes males. La banda de los separatistas, rufianes y terroristas ¿ se iban a conformar si se nombrara a un presidente Jefe del Estado que no fuera exactamente de su gusto? Harian cualquier cosa por eliminarlo. Nuestra monarquia no es franquista, Está emparentada con casi todas las monarquías europeas, que estan demostrando.ser útiles en todos los países que estan establecidos.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *