Miércoles, 23 de octubre, 2019  |  
Enric Nomdedéu admite el descubierto de 35.000 euros pero no en su cuenta sino en la de Gumsa Enric Nomdedéu admite el descubierto de 35.000 euros pero no en su cuenta sino en la de Gumsa

- 31 mayo, 2013 -

El concejal del Bloc reconoce que esta circunstancia podría generar responsabilidad jurídica o económica sobre él, en caso de que el ayuntamiento no hiciese efectivo... Enric Nomdedéu admite el descubierto de 35.000 euros pero no en su cuenta sino en la de Gumsa

El concejal reconoce que esta circunstancia podría generar responsabilidad jurídica o económica sobre él, si el Ayuntamiento no paga la deuda

 El concejal del Bloc-Compromís en el ayuntamiento de Castellón, Enric Nomdedéu, ha admitido que fue avisado por el banco de un  descubierto de 35.000 euros, pero ha matizado que no fue en su cuenta privada, sino en la cuenta de Gumsa, donde él figura como uno de los tres liquidadores de la sociedad. En este sentido, el edil del Bloc reconoce que esta circunstancia podría generar responsabilidad jurídica o económica sobre él, en caso de que el ayuntamiento no hiciese efectivo el pago de la deuda contraída por la sociedad pública. El ayuntamiento aprobaba ayer en pleno el pago de 29 millones relativos a la deuda de Gumsa. Siempre para evitar ‘malos entendidos’ el edil hace constar que la deuda se paga en la cuenta de Gumsa y no en la suya privada. 

Castellón Información publicaba esta mañana una noticia relativa al pleno ordinario del ayuntamiento de Castellón, celebrado ayer, en la que se hacía referencia a la aprobación del pago de una deuda de Gumsa que supera los 29 millones de euros.

Tal como se expuso durante el pleno, el punto del orden del día, que contó con la aprobación del PP y del Bloc, y el voto en contra de Izquierda unida y Grupo Municipal Socialista, se centró sobre la gestión y la deuda de Gumsa (Gestora Urbana Municipal Sociedad Anónima). Pero el tema más noticiable fue la exposición del concejal del Bloc Compromís, Enric Nomdedéu, de que había sido avisado por su banco de un descubierto de 35.000 euros, referenciados con la deuda de Gumsa.

Sobre este tema, publicado hoy por Castellón Información: el concejal del concejal del Bloc Compromís,  ha matizado algunos puntos que pudieran dar lugar a error, o poner en duda su honorabilidad.

Enric Nomdedeu admite que fue requerido por su banco por tener un descubierto de 35.000 euros. Pero señala, en este sentido, que el descubierto no estaba asociado a su cuenta privada, sino a la cuenta de la sociedad pública Gumsa, por una deuda impagada de 29.000 euros, que con intereses se situaba en torno a los 35.000 euros. El edil reconoce, que esta circunstancia podría generar responsabilidad jurídica o económica sobre él, en caso de que el ayuntamiento no hiciese efectivo el pago de la deuda contraída por la sociedad pública.

El hecho de que el banco requiriera a Enric Nomdedeu la deuda de Gumsa, se debe, como ya explicó este diario, a que el portavoz de Compromís en el ayuntamiento, Enric Nomdedéu, era el secretario de la sociedad. Nomdedeu forma parte también de la comisión para liquidar la sociedad, integrada por tres personas (él, como único cargo público y dos técnicos). Y como liquidador, reconoce, él consta como persona autorizada en la cuenta de la sociedad, titularidad del ayuntamiento, que adeuda 35.000 euros. En este momento, Nomdedéu es el único cargo público en esta situación.

En sus manifestaciones públicas resulta importante para Nomdedeu, que no se llegue a confusión sobre este tema que prácticamente le ha tocado de rebote, y cualquier duda sobre su honorabilidad como cargo público, por lo que añade que nunca ha firmado ninguna trasferencia, cheque ni autorizado ninguna operación.

Durante el pleno de ayer, el concejal del Bloc – Compromís señalaba públicamente, que una vez superado el primer susto sobre el aviso del banco, se puso en contacto con el equipo de gobierno, para solicitar una solución sobre el problema; y que inmediatamente recibió el apoyo de los concejales del PP, que se comprometieron a llevar el punto al pleno ordinario de mayo.

Tal como informaba este diario, la aprobación de la liquidación de la deuda de los 29 millones de Gumsa pretende solventar esta situación. Es decir, liquidada la deuda, no caben requerimientos sobre personas o cuentas asociadas, como lo que le ha ocurrido a Enric Nomdedeu. Pero de nuevo, ante la duda de que se pueda malinterpretar el tema, Nomdedeu puntualiza, que el ingreso del dinero para liquidar la deuda no se realiza en su cuenta privada, sino como es lógico en la cuenta deudora de Gumsa.

 ¿Qué es Gumsa?

Durante la legislatura de Daniel Gozalbo (1987-1991) el Grupo Municipal Socialista, que gobernaba en coalición con el CDS, planteó un proyecto fundamental para el desarrollo urbanístico de un polígono industrial, la Ciudad del Transporte de Castellón; y para ello, creó una sociedad denominada Gestora Urbana Municipal Sociedad Anónima (Gumsa). En el Consejo de Administración de Gumsa estaban representados todos los partidos políticos en el ayuntamiento.

El objetivo fundamental era desarrollar el suelo sin dar pie a que los especuladores se llevaran la mejor parte, es decir, evitar que urbanizadoras fuertes compraran el suelo a precio rústico a los propietarios, y lo vendieran luego con precios multiplicados a los últimos destinatarios de aquellos terrenos: fundamentalmente transportistas, pero también sociedades industriales, empresas e instituciones. El proyecto contaba con el apoyo de la Generalitat Valenciana.

Gumsa realizó su cometido con la coalición del Psoe- CDS y luego con el PP, que gobierna desde que ganó las elecciones en 1991. Desarrolló la Ciudad del Transporte. Vino luego el boom de la construcción. El precio del suelo subió como la espuma, y las grandes urbanizadoras buscaban los negocios más rentables. El ayuntamiento decidió entonces conservar la sociedad, Gumsa, que ya fue creada con créditos, para poder desarrollar los proyectos más modestos que los grandes no querían: fundamentalmente desarrollos urbanísticos modestos, que en algunos casos tuvieron como objeto, el enlace con los grupos periféricos y el ‘cosido’ de la trama urbana de Castellón.

online essay

Pero al reventar la burbuja inmobiliaria, también las constructoras y urbanizadoras buscaron salidas en todas partes y Gumsa perdió su interés. Hace un año, y después de años de no tener sentido, el ayuntamiento acordaba su disolución. En el Consejo de Administración seguían figurando representantes municipales de otros grupos políticos, entre ellos, Enric Nomdedeu, del Bloc (ahora Bloc Compromís), como secretario de la sociedad.

Google+
Whatsapp Telegram