Lunes, 25 de marzo, 2019  |  

- 7 enero, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. No voy a cuestionar, las razones por las que Zapatero se empeñó en incorporarla durante su mandato,... La ley de violencia de género, ¿a quien y para que sirve ahora?

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

No voy a cuestionar, las razones por las que Zapatero se empeñó en incorporarla durante su mandato, porque sería hacer un juicio de valor sobre sus propósitos.

Pero si puedo ahora, al cabo de bastantes años de estarla sufriendo en benefició de muchas personas e instituciones sin escrúpulos, ni el menor sentido de la decencia y en un perjuicio palpable y evidente de las mujeres realmente maltratadas a las que apenas les llega un porcentaje ínfimo de los miles de millones de euros que reciben Plataformas, Asociaciones y Entidades de todo pelaje sin apenas control posible del Gobierno, desde que entró en vigor la Ley.

Quiero que se persiga el delito, el delincuente en función de ss faltas o delitos, pero encuentro inadmisible que eso se haga sin respetar principios inviolables de las personas, en un sistema democrático respetable.

 Durante estas fiestas navideñas, he tenido ocasión de abordar el tema con un sobrino, víctima del sistema, que me explicó con pelos y señales el calvario que ha tenido que vivir durante los tres últimos años, porque decidió divorciarse de una mujer que se había empeñado en hacerle la vida imposible, a él un hombre pacífico donde los haya, que nunca busca el conflicto sino una convivencia sana y en perfecta sintonía con todo su entorno, tanto personal como familiar e incluso profesional, porque he tenido la suerte de compartir sus años de formación profesional comercial cerca de mi.

Después de sus padres y hermanos, poca gente le conoce mejor que yo.

Al cabo de tres años, ha sido absuelto en dos instancias consecutivas, pero se ha visto inmerso en mil y una vicisitudes.

Cuando le pregunté si pensaba querellarse ahora, después de salir la sentencia definitiva de su caso, ya que había tenido que gastarse bastantes miles de euros con su defensa, me dijo que su abogado defensor, se lo había desaconsejado, porque con los protocolos actualmente en vigor, no iba a sacar nada y sin embargo iba a tener que incurrir en gastos judiciales lo cual habla muy bien de esa persona, que demostró ser honrada y amiga.

Por el simple hecho de ser denunciado fue detenido y retenido durante un tiempo, sin siquiera una orden judicial.

Es decir, que esta Ley tan particular, prescinde del principio de la presunción de inocencia y el inculpado esta obligado a demostrar su inocencia, no su acusador a demostrar su culpabilidad.

Pero lo curioso, es que por el simple hecho de presentar la denuncia, la mujer tiene derecho a una paga de supervivencia (creo que supera los 500 euros, pero depende de las autonomías) y a asistencia legal sin costo alguno. Por eso la primera medida es siempre denunciar malos tratos.

Además al derecho a conservar la vivienda familiar si hay hijos menores y la ayuda para el mantenimiento y educación de la menor.

Pero curiosamente, por lo visto, si con el tiempo se demuestra la inocencia del inculpado, no la obligan a ella a pagar los gastos en los que haya incurrido él en su defensa, ni a devolver ni un solo euro de los recibidos de las arcas del estado.

Me he quedado estupefacto, pero así me lo explicaron, antes otros conocidos que estaban en su mismo caso.

Mi sobrino me dijo literalmente:

“Tío, si quieres conocer exactamente nuestra situación, que es la muchos españoles, que somos nietos de mujeres, hijos de mujer y en mi caso afortunadamente padre de una adorable mujercita de apenas 13 años, solo tienes que buscar en internet la referencia de Yobana Carril, una penalista abogada de familia, que conoce nuestra problemática mejor que nadie.

Escucha sus videos o lee sus artículos, y te darás cuenta de que afortunadamente son muchas las mujeres que son conscientes de las atrocidades que se esconden detrás de esa Ley, que aunque quizás se hiciera con un propósito loable, sus efectos secundarios no pueden ser mas perniciosos y peligrosos para la sociedad española actual”.

Todos los hombres acusados de malos tratos, también tienen madres, hermanas y familias que sufren con ellos todas estas barbaridades.

Lo he hecho y voy a pasar un video explicativo a mis contactos.

Y después de haber analizado el tema superficialmente en las últimas horas me doy cuenta que en pocos años, se han dedicado más de 24.000 millones de euros en subvenciones.

¿A dónde ha ido ese dinero?

¿Quién y como lo han gestionado y con que criterios se han concedido las subvenciones a las victimas de los malos tratos?

¿Por qué tanto interés en algunos partidos políticos, en no minimizar ese despilfarro?

¿No les recuerda a ustedes a una trama similar a la de los ERES falsos, pero utilizado motivos diferentes, para los mismos fines?

Curiosamente, partidos que hace pocos años, exigían ese control (y me refiero a Ciudadanos) ahora cuando VOX les pide que revisen y reduzcan esas partidas en el programa de Gobierno pactado entre ellos y el PP, se niega en rotundo a hacerlo, cuando es la única petición expresa que hace ese partido, para permitir la formación de Gobierno que permita cerrar un periodo de casi cuarenta años de ejercicio ininterrumpido del Gobierno del PSA en la Comunidad Autónoma Andaluza.

El hecho de que en los últimos cuatro años hayan sido ellos los que han sido el punto de apoyo del Gobierno Socialista en Andalucía, me hace pensar, que consideren la posibilidad de seguir con las mismas técnicas existentes, ya sea para financiar a su partido o para colocar a sus estómagos agradecidos, y ni en un caso ni en el otro, me parece digno ni respetable, aunque del Sr. Marin ya me sorprenden muy pocas cosas, después de haberse paseado por cuatro partidos políticos, en busca de “un lugar bajo el sol de la política” para poder vivir el resto de sus días.

Acabo de conocer también una nueva técnica llevada a cabo por mujeres marroquíes, residentes en España.

Denuncian malos tratos por parte de sus maridos, que se vuelven a Marruecos, en cuanto se hace la denuncia y por lo tanto no pueden ser detenidos en España, aunque se les ponga en busca y captura.

Ellas cobran la paga de supervivencia, y como la pueden cobrar “on line” ellas se pueden marchar a Marruecos con su esposo cuando quieran y pasarse allí unas vacaciones pagadas por los impuestos de los españoles.

Ahora comprendo mejor el “cordón sanitario” que quieren ponerle a VOX todos los partidos del arco parlamentario menos el PP.

Todos ellos conocen su programa de Gobierno y sus 100 puntos programáticos, para limpiar todas esas infraestructuras paralelas de los partidos para subvencionarse y poder colocar a los suyos y son los únicos que lo podrán hacer.

Y lo podrán hacer, porque es el único partido que no tiene esas infraestructuras y solo puede contar con el PP, porque este es él que ya tiene a sus corruptos juzgados y sentenciados o pendientes de sentencia, por lo que en adelante tendrán que ser muy cuidadosos si no quieren acabar también ellos entre rejas.

Porque la izquierda, se considera inmune a ser juzgada y condenada hasta ahora, pero en pocos meses cuando llegue la sentencia de los ERES en todas las piezas en que se ha descompuesto, quizás empiecen a sentir como se les hiela la sangre en las venas, ante las condenas que van a ir saliendo de los juzgados.

¿Y después por qué no todo lo que haya condenable, detrás de la violencia de género, si lo hay?

 A partir de aquí, y si les ocurre como a mi, y tienen mil dudas sobre esta Ley y sus efectos secundarios, les sugiero que busquen en Google Yobana Carril y podrán leer y escuchar sus aportaciones y las muchas amenazas que ha tenido que sufrir esta señora ya de cierta edad, por haber emprendido esta cruzada innecesaria para ella, pero imprescindible para muchas personas que sufren la torpeza o estulticia en la aplicación de unas Leyes mal utilizadas y aplicadas, aunque en su origen se buscaran fines loables.

Y es que estamos en el país de los picaros y lazarillos, por lo que hecha la ley, hecha la trampa.

Es lamentable pero es así y entre nuestra clase política abundan los pícaros y los lazarillos de cuello blanco y dispuestos a llenarse los bolsillos indignamente con el sufrimiento de los demás.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *