Viernes, 22 de noviembre, 2019  |  

- 31 agosto, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado Aunque en teoría, el último pleno del Congreso de la semana pasada, tenía como tema el incidente... Mirando al futuro, tras el pleno

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado

Aunque en teoría, el último pleno del Congreso de la semana pasada, tenía como tema el incidente del Open Arms, nos ha servido para muchas más cosas.

La primera y principal, demostrar la cobardía de un Presidente de Gobierno, que siempre en los momentos más delicados y de peor solución para él, se esconde bajo el manto protector de la falda de su Vicepresidenta, para cargarle “el mochuelo” que él no sabe cómo resolver.

A decir verdad, las luces de esta señora son tan limitadas como las de Pedro Sánchez, pero ella como ilustre ignorante, es “más atrevida” y por eso acaba siendo siempre “el saco que recibe todos los golpes” de los partidos de la oposición.

Esa es su única razón de ser y existir en la vida política española, al servicio de un partido donde hay muy pocas cabezas bien amuebladas y muchos fieles servidores de un Presidente que hace agua por todos los flancos.

Basta mirar su equipo de Gobierno, para poder comprobar que salvo la señora Calviño en temas económicos y financieros y alguna otra excepción como podría ser Borrell en Asuntos Exteriores o incluso Margarita Robles si estuviera en Justicia (que es la materia que domina) en vez de dedicarse a Defensa para defender a su Presidente de posibles riegos, el resto son todos personajes grises sin el menor peso político a nivel del Estado y la muestra más evidente la tenemos en Ábalos, Ministro de Fomento por la gracia de Pedro Sánchez, con la carrera de Magisterio  como mayor valor intelectual, comunista en su juventud en Torrente, y mediocre politiquillo a nivel provincial, que destacó por su apoyo a todos los barones que se cargaron a Pedro Sánchez, para luego cuando no se vio compensado por sus servicios, ponerse a disposición de aquel a quien no quería y convertirse en su “parachoques” junto a la Vicepresidenta.

Esos datos que aporto y pueden ser consultados por quien quiera hacerlo, sirven para poder entender el perfil moral, intelectual y político de las personas de las que se ha rodeado nuestro Presidente en Funciones.

Probablemente por eso nadie se fía de él ni de su entorno inmediato, que se muestran incapaces de abrir una vía de negociación con sus afines (a PODEMOS le llama él “socio preferencial”) ni mucho menos con su oposición de centro derecha o simplemente de derechas, que ni han creído nunca en él, ni en el personaje que pretende ser.

Por el contrario, tras escuchar a los portavoces del PP (Cayetana Álvarez), CIUDADANOS (Inés Arrimadas) o VOX (Santiago Abascal) uno no puede menos que reconocer que sus valoraciones estaban fundamentadas, eran sensatas aunque diferentes entre sí y todas ellas descubrían los flancos más débiles y peor afrontados por el Gobierno.

Pedro Sánchez, como hizo cuando escurrió el bulto sin comparecer como se había comprometido, para defender la honorabilidad de su Tesis Doctoral, sabía que nunca podría defender sus mentiras, porque la oposición tenía todas las baterías de fuego cargadas de razones y argumentos para ridiculizarlo y demostrar la clase de farsante que es.

Y por eso ni compareció ni tuvo la elegancia de cargar él con sus responsabilidades, mandando a su “muñeca de los golpes” para que se los dieran a ella.

No sé si finalmente y en un plazo de tres semanas como máximo, Pablo Iglesias se dejara convencer por este pobre diablo para que acepte la desaparición de PODEMOS, si permite que se forme un Gobierno del PSOE sin participación de los morados en el mismo.

También cabria la posibilidad (en mi opinión más remota) de que se formara un Gobierno de Coalición PSOE-PODEMOS, con lo que se estaría potenciando a los morados de Pablo Iglesias, es decir que Pedro Sánchez estaría alimentando a su mayor enemigo dentro de la izquierda.

Por lo tanto mucho me temo que estamos abocados a unas nuevas elecciones en Noviembre y en ese caso:

¡A QUIEN DIOS SE LA DÉ, SAN ANTONIO SE LA BENDIGA!

Seguramente si se llega a eso será porque Iván Redondo y Tezanos tendrán muy claro que el PSOE va a ser el gran beneficiado.

Yo no lo veo así, porque la sentencia del 1 de Octubre va a salir más de un mes antes de las elecciones y ello obligaría a Pedro Sánchez a decidir si indulta a los políticos presos o se cumple la sentencia de acuerdo con los términos jurídicos con que se haya redactado.

Y tanto en un  caso como en el otro tiene mucho que perder.

O perdería los votos de los socialistas constitucionalistas, que nunca le perdonarían lo del indulto o perdería los apoyos de los independentistas catalanes y vascos e incluso el apoyo de PODEMOS, ninguneado o condenado a desparecer por el egoísmo personal del Presidente.

En mi opinión y en cualquier caso, hasta finales de año o principios del 2020 no tendremos un nuevo Gobierno formado, pero me parece más probable un Gobierno de Concentración PP-VOX-CIUDADANOS que un nuevo Frente Popular de Izquierdas radicales de independentistas anti constitucionalistas.

Tiempo al tiempo, aunque hará falta ser pacientes para que se aclare el panorama político español.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *