sábado, 31 de octubre, 2020  |  

- 8 octubre, 2020 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Si el hombre fuerte de Podemos, fuese un hombre de palabra con un mínimo de dignidad, en... Mal futuro para Pablo Iglesias

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Si el hombre fuerte de Podemos, fuese un hombre de palabra con un mínimo de dignidad, en estos momentos ya habría presentado su dimisión como Vicepresidente y miembro del Gobierno, tomando como base su respuesta fuera de toda duda, cuando en uno de los últimos debates pre electorales en televisión y al ser preguntado por el moderador:

“¿En qué circunstancias asumiría usted responsabilidades políticas por casos de corrupción en su partido?”

Respondió taxativamente:

“Apertura de Juicio Oral, dimisión”.

Pues ya le ha llegado el momento de presentarla, en el mismo momento en el que el Juez Manuel García Castellón, al estar aforado le pide al Tribunal Supremo que le investigue por tres delitos cometidos:

A) Delito por denuncia falsa.
B) Delito por fallos informáticos.
C) Por revelación de secretos con encubrimiento y con el cargo agravante de género, al que tanta importancia dan en su partido.
D) Ahora, sí que ha puesto en un brete al Gobierno actual, porque según parece no está en su ánimo dimitir (ese verbo lo desconocen para sí mismos los morados, aunque se lo exigen a todos los demás).

En este caso, si como yo presumo se intenta desde la Fiscalía General del Estado, echar toda la carne en el asador para sacar de este problema a Pablo, quedaría patente que la Independencia del Poder Judicial en España es sólo una entelequia irreal e inexistente.

Sería evidente la foto fija tanto dentro de España, como en toda la Unión Europea y la carga negativa que tendría esa decisión en el futuro para el Gobierno Frente Populista y Social-Comunista sería inevitable y se le cuestionaría tanto aquí, como en toda Europa y en la mayoría de los medios de comunicación de todo el mundo regido por democracias.

Si el Presidente del Gobierno, decide abandonar a su suerte a Pablo Iglesias y que pague por todos sus delitos, se habrá firmado el acta de defunción del actual Gobierno, que en  ningún caso podría alcanzar la suficiente mayoría parlamentaria caso de retirarle su apoyo Podemos.

Siento una malsana curiosidad por saber, que se va a sacar de la manga esta vez Iván Redondo para cuadrar ese círculo tan diabólico, que se adivina.

O se acaba con el prestigio de la política del actual Gobierno, haciendo patente la dependencia en España del Poder Judicial  del Poder Ejecutivo, o se acabó lo que se daba para la inmunidad de los miembros del Gobierno de Pedro y Pablo.

Eso significaría cargar con auténtica dinamita (no con pólvora para salvas) los cañones que ya tienen  preparados  VOX y supongo que también el PP y Ciudadanos, de cara a la Moción de Censura en marcha pendiente de que la Presidencia del Congreso fije la fecha exacta para llevarla a cabo.

No caben ya medias tintas.

O se acaba de demoler la España Constitucional de la Transición o se produce una aproximación a las urnas a corto plazo, para que seamos los españoles quienes con nuestros votos decidamos el tipo de Gobierno que queremos para afrontar un futuro muy comprometido, con una Deuda Pública que nos asfixia y cuyos plazos de amortización alcanzan hasta el año 2060, unos datos de paro para echarse a temblar y una pandemia que siendo muy problemática seguramente se va a resolver muchoantes de que todos los demás problemas que aquejaran al Estado Español a corto, medio y muy largo plazo.

Hasta la semana que viene amigos.

Google+
Whatsapp Telegram