Miércoles, 23 de octubre, 2019  |  
La Vall d’Uixó consencúa una nueva ordenanza de terrazas La Vall d’Uixó consencúa una nueva ordenanza de terrazas

- 30 noviembre, 2016 -

Los bares y restaurantes disponen de un plazo de 30 días para presentar sus alegaciones y propuestas antes de su aprobación definitiva La Vall d’Uixó consencúa una nueva ordenanza de terrazas

Castellón Información

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ha presentado la nueva ordenanza de terrazas que destaca por haber sido consensuada entre todas las partes implicadas después del trabajo de casi un año que se ha canalizado a través de una comisión en la que han participado representantes de los bares y restaurantes, representantes de la Comisión de Accesibilidad, Policía Local, técnicos municipales y todos los partidos políticos a excepción del PP, que rechazó formar parte de ella.

Tras su aprobación en el pleno del mes de noviembre (con los votos a favor del equipo de gobierno, Som La Vall y Ciudadanos, y la única abstención del PP), desde mañana el documento estará disponible para su consulta en la página web municipal y se abrirá un periodo de 30 días para que cualquier persona, sobre todo los propietarios de locales de restauración, puedan hacer alegaciones y aportaciones”, tal y como ha señalado la alcaldesa, Tania Baños. Después de revisar estas propuestas e incluir las que se consideren la ordenanza volverá a pasar por sesión plenaria para su aprobación definitiva.

La concejala de Urbanismo, Francesca Bartolomé, ha explicado que el actual equipo de gobierno “vimos desde el primer momento la necesidad de adaptar la normativa a la realidad, porque la ordenanza anterior que el Partido Popular creó en 2013 fue un corta y pega en el que no se contó con la opinión de nadie”. Esto ha provocado que “se haya aplicado en pocas ocasiones” y ha generado “numerosos problemas de convivencia”.

La nueva ordenanza soluciona el problema que supone la existencia de diferentes tipologías de calles y garantiza que no se produce ningún perjuicio para el peatón. De esta manera se potencia que las aceras sean para las personas y que las mesas y sillas se instalen en la calzada. La Policía Local realizará una campaña informativa durante un mes de las nuevas normas que se han de respetar y posteriormente trabajará en su cumplimiento.

Los locales que cumplan con esta ordenanza obtendrán una pegatina a modo de distintivo que certificará que “está haciendo las cosas bien y combina su actividad económica con el respeto a la convivencia”, ha apuntado Baños, quien en este sentido ha añadido que el Ayuntamiento “no puede ser como hasta ahora promotor de una competencia desleal entre los locales que cumplían la ley y pagaban la tasa y los que no lo hacían por estar en situación de ilegalidad”.

El representante de la Comisión de Accesibilidad, José Vicente Gregori, ha señalado que “nuestra postura ha sido que se respetara la accesibilidad, pensando en las personas con movilidad reducida, sean discapacitados, gente mayor o que ha sufrido un accidente”. Así, se ha mostrado satisfecho porque “el consenso ha sido mayoritario para que las terrazas no impidan el paso y exista suficiente espacio para que puedan pasar las personas”.

El representante de los restauradores, Francisco Ribera, ha coincidido en que “lo positivo” de esta nueva ordenanza es “que ha sido consensuada por todas las partes”. Y en el caso de los bares y restaurantes ha considerado que “salimos beneficiados por su flexibilidad y porque todos tendremos las mismas oportunidades y que cumplir unas mismas normas”.

En la presentación también han estado presentes Jordi Julià, concejal de Compromís (partido que forma parte de gobierno), y Óscar Langa, concejal de Som La Vall (partido en la oposición) y han excusado su presencia el concejal Antoni Llorente (EU) y Manuel Hernández (Ciudadanos) por cuestiones de agenda y laborales, aunque sí que han participado durante todo el proceso de elaboración.

Julià ha mostrado su satisfacción porque ha sido “una comisión plural en la que se han implicado todos los colectivos afectados y todos los partidos que quieren trabajar por mejorar nuestra ciudad”. En este sentido ha lamentado que el PP “está en otras cosas y se ha opuesto a participar en solucionar un problema que crearon ellos huyendo de los problemas y generando malestar en la ciudadanía”.

Por su parte, Langa ha afirmado que “tenemos la obligación de participar tanto desde el gobierno como desde la oposición para construir una ciudad más accesible, más amable, más cívica y más solidaria”. Por ello ha destacado “el trabajo intenso que se ha materializado en una ordenanza que es todos porque ha contado con la participación ciudadana”.

Para finalizar, la alcaldesa ha hecho hincapié en que “la vía pública es de todas y todos y las sillas y mesas de las terrazas pueden estar en la calle pero respetando siempre unas normas de convivencia y los derechos de las personas que van en silla de ruedas o llevan un carro de bebé o de la compra”. “Se trata de poner orden en una situación caótica”, ha aseverado.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *