Jueves, 14 de noviembre, 2019  |  
La Unió exige que Generalitat pague con la entrega a cuenta del Gobierno las ayudas prometidas a los cítricos La Unió exige que Generalitat pague con la entrega a cuenta del Gobierno las ayudas prometidas a los cítricos

- 25 septiembre, 2019 -

Carles Peris señala que “el sector agrario siempre es el hermano pobre en los presupuestos y el primero en los recortes” La Unió exige que Generalitat pague con la entrega a cuenta del Gobierno las ayudas prometidas a los cítricos

Carles Peris señala que “el sector agrario siempre es el hermano pobre en los presupuestos y el primero en los recortes”

Castellón Información 

LA UNIÓ de Llauradors reclamará a la Generalitat que aproveche parte de los 450 millones de euros de entrega a cuenta que el Ministerio de Hacienda desbloqueará antes de que finalice septiembre para publicar las ayudas prometidas por el propio president Ximo Puig de minimis pendientes de la campaña pasada para los citricultores y también las ayudas de primera instalación y planes de mejora.

El Ministerio de Hacienda desbloqueará 4.500 millones de euros a las Administraciones autonómicas (450 para la Comunitat) por la mejora de la recaudación del IRPF, el IVA y los impuestos especiales durante este año, algo que reclaman desde hace semanas los presidentes autonómicos y entre ellos Ximo Puig.

LA UNIÓ cree que se debe aprovechar esta circunstancia para que la Generalitat se ponga al día en las deudas pendientes más importantes. Así, iniciada ya la nueva campaña citrícola, las ayudas de minimis prometidas por la Conselleria de Agricultura como apoyo al sector ante los pésimos resultados de la campaña pasada y a las que se preveía destinar una cantidad de alrededor de 8 millones de euros ni siquiera se han convocado y siguen por tanto paralizadas por la Conselleria de Hisenda. 

Cabe recordar que la Conselleria de Agricultura y el president de la Generalitat comunicaron al sector citrícola valenciano en particular y a la opinión pública en general, la concesión de esas ayudas a las personas citricultoras afectadas por la grave crisis de la pasada campaña motivada por múltiples circunstancias. No hay que olvidar que la campaña de cítricos 2018/2019 finalizó con un balance muy desalentador para los productores que dejaron de ingresar 279 millones de euros en relación a la anterior. Las ayudas de minimis pretendían la continuidad de las explotaciones citrícolas a través del mantenimiento de su actividad y evitar que numerosas parcelas sean definitivamente abandonadas, con la consecuente disminución de la actividad económica y la pérdida de biodiversidad que eso comporta, además de la pérdida de puestos de trabajo en el sector. 

Planes de mejora y primera instalación

También se encuentran pendientes de abonar las ayudas a la inversión en explotaciones agrarias, conocidas como planes de mejora, correspondientes a la convocatoria de 2017, donde muchos de sus beneficiarios han realizado las inversiones que fueron certificadas como correctas y dos años después todavía no han cobrado la ayuda que les corresponde.

En relación a las ayudas para la primera instalación de personas agricultoras jóvenes, si bien se han abonado la casi totalidad del primer plazo establecido en las bases reguladoras, todavía falta que Conselleria de Agricultura abone el pago del segundo plazo de la ayuda, el 30% de la misma, a aquellas personas jóvenes que han presentado la documentación correspondiente.

Ambas ayudas son claves para modernizar el campo valenciano y posibilitar el necesario relevo generacional ante el envejecimiento alarmante que existe en el sector y van destinadas directa y exclusivamente a las personas profesionales del sector agrario y, por tanto, a las que hay que incentivar para conseguir su continuidad en el sector. El retraso del pago de estas ayudas lo único que consigue es que cunda el desánimo en los beneficiarios y por tanto se desincentive a esas personas que deberían ser el futuro del sector.

Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ, señala que “el sector agrario valenciano siempre se queda como el hermano pobre de los presupuestos y los primeros que sufrimos los recortes. Si ahora con el adelanto de dinero de la financiación no son capaces de pagar deudas pendientes con el campo demostrarán que no hay voluntad política de apostar por el sector más que para llenarse la boca de promesas incumplidas”.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *