Sábado, 25 de mayo, 2019  |  

- 29 abril, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Me siento a escribir esta columna el domingo día 28 de abril de 2019, a las 11 de la... ¡La Suerte está echada!

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Me siento a escribir esta columna el domingo día 28 de abril de 2019, a las 11 de la noche y con más del 90 % escrutado y en estado de ánimos que oscila entre la decepción absoluta y un principio de depresión causada por mi incapacidad para asumir algo que no había previsto ni en mis peores sueños.

Sabía de los efectos perniciosos que podía producir la Ley de Hont con la dispersión de votos del centro derecha español, pero no hasta el extremo de haber reducido tan drásticamente los escaños, cuando el total de votos acumulados entre los tres partidos más afines de del Centro Derecha, vienen a ser muy similares a los que tuvieron hace cuatro años, cuando VOX no había aparecido.

Por otra parte, nunca imaginé que el PSOE de Pedro Sánchez, con todos los despropósitos llevados a cabo en apenas diez meses por este señor, haya capitalizado tantos votos como le han llovido por todos los lados.

No voy a repetir hoy sus devaneos con los independentistas, ni las corrupciones y corruptelas acumuladas tanto en Andalucía como entre sus propios colaboradores de primera línea, porque las he denunciado muchas veces en mis columnas, ni tampoco el hecho de que haya sido un perdedor nato en todas las elecciones en las que había competido y había tenido que recurrir a una Moción de Censura contra el PP de Rajoy, acusándole de corrupto, por lo que doy por supuesto que si se dicta sentencia en breve sobre los ERES y el PSOE resulta condenado por prevaricación o malversación de Fondos Públicos, este señor dimitirá inmediatamente sin esperar a que le presenten una

Moción de Censura, para actuar en conciencia de acuerdo con sus decisiones anteriores.

De momento el proyectado Pacto de Gobierno PSOE-Podemos, no llega a los 176 escaños imprescindibles y mucho me temo que van a necesitar votos de los nacionalistas o independentistas para completar el mínimo imprescindible, ya sea con apoyos directos o con abstenciones pactadas.

Si que daría el número de escaños necesario, un pacto PSOE-Ciudadanos que llegaría prácticamente a los 180, pero Albert Rivera había repetido por activa y por pasiva que nunca pactaría con Pedro Sánchez, por lo que “o se sacrifica por España, para evitar una previsible repetición de elecciones, o falta a su palabra y compromiso moral adquirido durante la campaña electoral”.

Lo cierto es que por lo visto los principios éticos y morales en los que nos educamos la gente de mi generación tiene muy poco o nada que ver la de la mayoría de los votantes actuales, que encuentran perfectamente justificables las mentiras y contradicciones de los políticos, además de comprender, entender y justificar absolutamente la corrupción política de nuestros Gobernantes.

O al menos no la castigan del mismo modo según lo hagan los políticos de derechas o de izquierdas.

Los resultados obtenidos en Cataluña por ERC, con muchos de sus líderes en prisión preventiva al estar imputados por varios delitos considerados en nuestro sistema legal actual, parecen ser el premio a aquellos presuntos delincuentes que asumieron sus responsabilidades mientras que el rotundo fracaso Junts X Cataluña, el castigo a los fugitivos que se expatriaron sin querer comparecer ante la Justicia Española.

Ahora solo falta ver, después de que los Tribunales dicten sentencia, si se respetan sus condenas o se les indulta, como contrapartida a unos posibles pactos para la formación de Gobierno.

No quiero extenderme mucho más, porque no merece la pena.

Los españoles hemos hablado en las urnas, por lo tanto tendremos el Gobierno que nos merecemos.

A otros les encantara, a mí personalmente me repugnará, pero eso es la Democracia y la respeto y acepto como español.

Solo lamentar que no se le haya permitido a VOX participar en los debates de las televisiones públicas y privadas mientras que tanto “TelePSOE” (antes RTVE) como RadioTelevision de Cataluña, “TeleRoures” en sus cadenas, Mediaset y “TeleCompromís” (A.punt) se han volcado en una campaña desinteresada promocionando las candidaturas de izquierdas e independentistas según los casos.

Espectaculares los resultados de VOX pese a todas esas dificultades institucionales y esperar y desear que Pedro Sánchez rectifique sus políticas económicas y sociales si no quiere reincidir en los mismos errores en los que cayó Zapatero poco antes de tener que salir de mala manera del Gobierno ante las presiones de las autoridades europeas por el insostenible deterioro de los datos macroeconómicos españoles, que nos abocaban a un rescate europeo en aquellos momentos.

Si no lo hace, solo me quedará rezar por España, aunque sepa que los milagros político- económicos, no sean precisamente los primeros que atienda la Providencia y de eso nos pueden dar referencias los griegos gracias a Txiriza la Podemos Griega.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *