Miércoles, 20 de junio, 2018  |  

- 13 marzo, 2018 -

Marisol Linares. Ex diputada del PP. Asistimos estos últimos días a la aparición de un movimiento ciudadano que por inusual llama poderosamente la atención,... La mano que mece la cuna

Marisol Linares. Ex diputada del PP.

Asistimos estos últimos días a la aparición de un movimiento ciudadano que por inusual llama poderosamente la atención, me refiero a las manifestaciones de pensionistas que se han echado a la calle.

Los mayores de este país se han caracterizado siempre por el sentido común, la sensatez y la experiencia de la vida que ha servido de contrapunto a los movimientos y reivindicaciones de los jóvenes que en muchas ocasiones han sido oportunas y, en otras, han estado fuera de la realidad, pero “todos hemos sido jóvenes”.

Llama poderosamente la atención en este movimiento de mayores quién es la mano que mece la cuna pues al carro se han subido todos los sindicatos y la mayoría de partidos políticos. Los sindicatos de forma incomprensible se ponen delante de personas que no son trabajadores que han dejado de pertenecer a este colectivo una vez finalizada su etapa laboral, sin embargo, quieren liderar el movimiento de los pensionistas poniendo todo sus herramientas e instrumentos sindicales en pro de este movimiento, cuando deberían estar trabajando para que cada vez haya más empleo y de calidad para que las cotizaciones puedan garantizar las pensiones por muchos años.

De otro lado, la demagogia se instala una vez más en los partidos políticos sin acordarse de las hemerotecas. Algún dirigente de Podemos insinuó que había que plantearse que los mayores no votaran, una ocurrencia basada en que no les favorece este voto en las urnas, pero ahora enarbolan la bandera de la agitación callejera utilizando a los mayores que un tiempo atrás querían dejar de lado. Para ellos, cualquier excusa es buena para azuzar la calle.

El señor Sánchez del PSOE debería recordar el día que él y su grupo en las Cortes Generales aplaudieron y aprobaron la congelación de las pensiones por parte del señor Zapatero, qué selectiva es la memoria cuando interesa.

Evidentemente todos los partidos incluido el PP quisieran que las pensiones aumentaran de forma exponencial. Pero, donde está el sentido de Estado, el sentido común para poder seguir haciendo viable el cobro de las mismas en una sociedad cada vez más envejecida?

El segundo pacto de Toledo debería abordar esta cuestión plenamente porque al parecer solo el PP tiene claro que la problemática en esta materia va mucho más allá del debate de si suben más o menos las pensiones.

Google+
Whatsapp Telegram

No hay comentarios por el momento.

Se el primero en dejar un comentario abajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *