Viernes, 23 de agosto, 2019  |  
El Hospital Vithas de Castellón se prepara y marca pautas para evitar lesiones en verano El Hospital Vithas de Castellón se prepara y marca pautas para evitar lesiones en verano

- 22 julio, 2019 -

Los esguinces y torceduras suelen ser las lesiones más frecuentes, también se distinguen los traumatismos en los dedos de los pies El Hospital Vithas de Castellón se prepara y marca pautas para evitar lesiones en verano

Los esguinces y torceduras suelen ser las lesiones más frecuentes, pero también se distinguen los traumatismos en los dedos de los pies

Castellón Información

El doctor Jose Nebot, jefe de urgencias traumatológicas del Hospital Vithas Virgen del Consuelo de Valencia y traumatólogo en el Hospital Vithas Rey Don Jaime de Castellón explica cuáles son las lesiones más comunes en verano. Además, trata de marcar las distintas pautas para evitar estas lesiones y poder disfrutar del deporte de una manera más moderada y saludable. Así pues, resulta que los esguinces y las torceduras resultan ser las lesiones más frecuentes, pero también se distinguen los traumatismos en los dedos de los pies: “Sobre todo se produce en la práctica deportiva de deportes de impacto en la playa como fútbol, voleibol o palas, cuando se va descalzo”, afirma el doctor Nebot.

Sin lugar a dudas, en verano la práctica deportiva al aire libre aumenta, y con ello se incrementan las consultas en urgencias de traumatología por golpes y lesiones. Una de las fracturas más habituales en verano es la del quinto dedo del pie. Tal como explica el especialista: “Hay que tener cuidado con este tipo de golpes ya que una mala curación de una fractura del quinto dedo del pie puede tener consecuencias como rigidez, dedo en garra o dolor crónico“.

Muchas veces este golpe acaba en una fractura de alguna falange, por ello, es importante acudir al médico, sobre todo si el dolor persiste, y descartar con una radiografía que se haya podido ver afectado el metatarsiano. En este tipo de fracturas, el uso inadecuado de las chanclas juega un papel fundamental.

Según el doctor Nebot, es necesario utilizar solo las chanclas para la piscina o la playa: “Nunca para caminar, correr o subir escaleras”, matiza y sigue indicando: “Ya que dan muy poca estabilidad al pie y es muy fácil tener torceduras”.  El especialista asegura que con las chanclas el pie no tiene el apoyo suficiente en la planta ni el tobillo y eso puede dar lugar a problemas como “tendinitis, fascitis plantares o dolores en el empeine por sobrecarga“, concreta.

Otra de las lesiones que suelen darse son las cervicales y medulares. “Estas ocurren con los saltos que se hacen jugando con las olas, con colchonetas o zambullidas fuertes en playas y piscinas”, explica el doctor Nebot y sigue: “De hecho, una persona con problemas de espalda puede llegar a sufrir una lesión cervical“. Los accidentes más graves suelen estar relacionados con las zambullidas y saltos en lugares donde el traumatismo se produce al chocar con el fondo.

Deportes acuáticos

Popularmente, la natación siempre ha sido el deporte estrella por sus numerosos beneficios cardiovasculares y de refuerzo muscular. Sin embargo: “Aunque esta actividad física es muy recomendable para mejorar la condición física, no se deben realizar esfuerzos excesivos que puedan derivar en una lesión de tejidos blandos como músculos, tendones, ligamentos…. provocados por sobrecargas“, afirma.

Por otra parte, deportes como el windsurf, el surf, la vela o las motos acuáticas implican estar en muy buena forma física y en estos casos los brazos, piernas y tronco se usan con intensidad. “Si no estamos preparados físicamente se pueden sufrir latigazos cervicales al caer de manera brusca al agua o tener alguna lesión en muñecas, codo y hombro“, comenta el especialista.

En el caso del surf y todas sus variantes, al tener los pies fijados a la tabla: “Si los ligamentos no están fuertes, los tobillos se resienten, y se pueden producir esguinces de rodilla“, subraya el doctor. Para evitarlo, Nebot recomienda los estiramientos apropiados, la vestimenta adecuada, un conocimiento del nivel propio y capacidad de surfear en un determinado día, y con un entrenamiento constante y efectivo.

Running

“Si se sale a practicar ‘running’ se debe usar el calzado adecuado, calentar y realizar estiramientos de manera correcta, ir aumentando la distancia de la carrera de forma gradual y alternar los días de correr con otros deportes de bajo impacto”, matiza Nebot.

De esta forma, se evitan problemas como las afecciones del tendón de Aquiles, la fascitis plantar, el síndrome de fricción de la fascia lata (en la rodilla) y las fracturas por estrés de alguno de los huesos del pie, pierna o cadera.

Ciclismo

El ciclismo es una de las actividades deportivas que tiene un mayor auge en nuestro país, aunque no es considerado como un deporte de impacto, también implica una preparación gradual.

“Encima de la bicicleta la lesión más frecuente es la sobrecarga asociada a la postura de la bicicleta de carretera, debido a una posición constante que ejerce presión sobre la parte inferior de la espalda y la columna vertebral”, arguye el especialista.

El doctor Nebot sigue informando: “La cervicalgia es frecuente debido a la posición inclinada del ciclista de carretera para poder obtener un rendimiento aerodinámico adecuado“. El especialista asegura que para evitar esa presión se debe realizar paradas para el cambio postural y ejercer estiramientos

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *