Sábado, 15 de diciembre, 2018  |  

- 22 noviembre, 2018 -

Luis Andrés Cisneros. Corría el año 1953 cuando, a la edad de 27 años, Henry Molaison, que sufría ataques de epilepsia desde los 9... El caso de Henry Molaison

Luis Andrés Cisneros.

Corría el año 1953 cuando, a la edad de 27 años, Henry Molaison, que sufría ataques de epilepsia desde los 9 años, fue operado por el Dr. William B. Scoville, neurocirujano del Hospital de Hartford en Connecticut.

Se trató de la primera cirugía en el cerebro que se realizó a un ser humano y el objetivo de dicha intervención fue erradicar los ataques de epilepsia que padecía. La operación se saldó con la curación de su mal pero, al extirpar el hipocampo, el Sr. Molaison padeció hasta el final de sus días una amnesia irreversible, siendo totalmente incapaz de recordar nada, salvo lo referente a los hechos acaecidos años atrás, o sea, conservaba la memoria a largo plazo, pero no la referente al corto plazo.

Este caso ha sido único en las anales de la medicina mundial, pero estamos asistiendo, de manera misteriosa, a una aparición, tal como si se tratara de una pandemia, de la aparición de infinidad de casos que, sin operación ninguna, manifiestan los síntomas de pérdida de la memoria a corto plazo. Quizás el paciente más famoso sea el Dr. Sánchez Cum Laude, que es incapaz de recordar cosas pronunciadas o hechas hace escasos meses.

Pero tranquilos, no es el único caso. En la política actual es un caso frecuente y casi normalizado. Les daré un dato; un individuo perteneciente a ERC escupe al socialista Borrell y, sólo un minuto después jura y perjura que no recuerda nada. Por desgracia, esta patología, sin necesidad de operación quirúrgica, ha contagiado a todos y cada uno de los ocupantes de escaño en las Instituciones Públicas. Eso sí, no se olvidan de percibir su salario, sus dietas, sus complementos y los demás beneficios inherentes a su contribución al descrédito de las Instituciones.

Cabría pensar que, a la vista del contagio que sufren sus señorías, debería tratarse de un virus o germen instalado en los pasillos del Congreso y de los distintos parlamentos que jalonan nuestra sufrida España. Este fenómeno se da a todos los niveles, nacional, regional, provincial y local. Una prueba evidente es que la mentira, la corrupción, el descaro, la zafiedad y la sinvergonzonería campan a sus anchas.

Pero eso no es lo malo, lo malo es que la gente está viendo como las actitudes chulescas, y agresivas están obteniendo réditos a los que las realizan. Mentir no se tiene en cuenta, robar se mira hasta con simpatía por los políticos que ocupan los cargos públicos. Hasta la Presidente del Congreso ordena suprimir del Acta de la sesión los insultos cruzados y los actos que se vieron. O sea, patente de corso para todo el mundo, total, para qué, si luego el virus lo elimina de la memoria.

Ahora todo lo que se hace, a nivel legislativo, es atentar contra la memoria de los habitantes de nuestro país. Se pretende que, todos y cada uno de nosotros, hagamos lo que se hizo con el cerebro del Sr. Molaison, pero por decreto ley y, que nos extirpen el cerebro, cosa que acabarán convirtiendo en derecho, igual que el aborto. Es decir, dentro de poco veremos manifestaciones cuyos gritos serán ‘mi cerebro es mío y nadie me tiene que decir lo qué tengo que hacer con él’. No se extrañen. También dirán que tener cerebro es fascista, franquista, heteropatriarcal, homófobo y machirulo.

Pero eso no es todo, ahora todo lo relacionan con la Memoria. Si ya teníamos la liberticida Ley de la Memoria Histórica, no tienen bastante, ahora, en la Región Valenciana, sacan de la chistera una nueva Memoria, La Ley de la Memoria LGTBI. Un nuevo avance (¿?) en las demandas sociales de la gente que habita en nuestros lares. Ahora entiendo lo de la cada día mayor demanda de financiación, es lógico, el frente de gastos suntuarios y clientelar es infinito y aumenta de manera exponencial

Hagamos un repaso. Una televisión sectaria pancatalanista que no visiona nadie, una persecución implacable del idioma español y de todo lo que huela a España, un chorreo constante de subvenciones a entidades asociadas con el golpe de estado….. y, por si no tuviéramos bastante, la creación de nuevos órganos tendentes a vigilar que la Memoria LGTBI va a promocionarse (¿de cuántos enchufes estaremos hablando?), además de los millones destinados a entidades de violencia de género (en el país de Europa donde menos violencia hay) y al adoctrinamiento de los niños en las escuelas.

Se puede entender que los partidos revanchistas y continuadores del Frente Popular que terminó con la República, voten a favor de todo aquello que atenta contra la libertad de pensamiento, cátedra, religión, unidad de España y la familia, pero claro, aquí tenemos a dos partidos auto-llamados constitucionalistas, como el PP y Ciudadanos que se retratan un día sí y otro también, como socios de los frentepopulistas.

Veamos, en la votación en el Parlamento Regional, votaron a favor de la Ley Memoria LGTBI, todos, incluidos los de la veleta naranja. Y el PP (¿Casado, dónde estás?), con la valentía que le caracteriza, no es que votara en contra, es que se abstuvo. ¡Con un par! ¿Será que también esperan tener a algún enchufado en los nuevos organismos censores?

A nosotros, los sacrificados pagadores de todos estos aquelarres, nos gustaría que nos consultaran muchas de las decisiones que se adoptan. Me hace gracia que el Ayuntamiento de Castellón, presuma de concejalía de participación ciudadana. Pues primero empiecen por
Informarnos del dinero que se gastan y en qué tipo de subvenciones, las cuales se han convertido en una forma de comprar voluntades, con el dinero de todos o, al hablar de la Guerra Civil, que abran los refugios antiaéreos (que se usaron para refugiarse de ambos bandos), pero se olvidan de abrir las chekas de nuestra ciudad.

Tienen un gran problema, se puede perder la Memoria reciente, pero no la Memoria a largo plazo, salvo con intervención quirúrgica. Tengan cuidado, la Memoria a Largo Plazo no les favorece. Tienen mucho que ocultar.

​¿Alguien me puede explicar qué es la Memoria LGTBI? Si puede ser de manera científica y no sesgada ni manipulada. Gracias

Por cierto, que no se me olvide, en cada acto de VOX y en cualquier punto de España la asistencia multitudinaria de españoles se está haciendo más palpable. Demostración clara y contundente de que La España Viva, ha despertado.

Recuperemos las competencias, antes de que las autonomías acaben con nosotros y ¡¡VIVA ESPAÑA!!

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *