Domingo, 23 de septiembre, 2018  |  

- 8 septiembre, 2018 -

Jorge Fuentes. Embajador de España. Los datos económicos que oímos últimamente no son nada tranquilizadores. Aquellos proyectos del equipo de Rajoy de crear medio... ¿Desaceleración o pre-crisis?

Jorge Fuentes. Embajador de España.

Los datos económicos que oímos últimamente no son nada tranquilizadores. Aquellos proyectos del equipo de Rajoy de crear medio millón de puestos de trabajo al año hasta 2020 suenan ya muy lejanos, como si se hubieran pronunciado hace lustros. Hoy se han visto sustituidos por el terrible mazazo de la pérdida de 360.000 empleos en la sola jornada del 30 de Agosto, una fecha que, si siempre ha sido aciaga por marcar el final de la temporada vacacional y el término de los contratos temporales, este año ha batido todos los récords desde que existen estadísticas.

Es bien cierto que toda Europa esta atravesando una época no de crisis pero si de desaceleración y que la media de crecimiento de la Unión es del 2%, aproximadamente la misma tasa que se calcula para España, por lo que por desgracia ya no podemos presumir de encontrarnos por encima del crecimiento de los grandes países de nuestro entorno, ni de ser el país que más crece de la Unión. Hay más de diez que crecen más rápido, tanto en el Oeste como en el Este.

¿Cuáles son las razones de que esto sea así? Probablemente el motivo mas evidente es que el turismo ha decaído sensiblemente no solo debido a la reaparición de Turquía, Egipto y Túnez como destinos alternativos tras pasar la racha dura de los atentados terroristas, sino también por la crisis de uno de nuestros principales clientes -el Reino Unido-, aquejado por los apuros causados por el Brexit.

Que Cataluña sea la región más afectada no sorprende en absoluto teniendo en cuenta la turismofobia promovida desde la alcaldía de Barcelona que ahora se va concretando con planes para la creación de piquetes independentistas que van a actuar en hoteles, comercios e incluso amedrentando a familias o grupos de turistas en las calles. ¿Acudirían ustedes a lugares con semejante ambiente? Yo no, gracias.

Pero el turismo es solo un capítulo, sin duda importante que representa el 10% de nuestro PIB. Queda un 90% en otros sectores muy diversos que se están viendo afectados por razones, muchas veces políticas o incluso psicológicas. Quizá el más importante de ellos sea el sector de la automoción, muy tocado desde las declaraciones sobre los coches diésel que representan un tercio de nuestra industria automovilística y de nuestro parque móvil.

El gobierno de Rajoy cometió errores. Quizá el mayor de ellos fuera que no supo o no quiso tomar decisiones valientes cuando contó con una mayoría absoluta que le habría permitido tomarlas. Algo parecido le ocurrió a Aznar que supo llevar adelante con brillantez el gobierno de España en su primera legislatura, contando con una mayoría simple y decayó notablemente en su segundo mandato en que tuvo mayoría absoluta.

Con ello y con todo -y este todo incluye el acoso por la lucha contra la corrupción- Rajoy nos convenció de que sería capaz de alcanzar los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social y reducir las cotas de desempleo hasta el 8%, partiendo del 24% en que las dejó Zapatero.

Con Sánchez ocurre lo contrario. La retahíla de medidas destarifadas que está tomando, apuntan justo en la dirección opuesta a la que debiera, dando la impresión de que -como le ocurrió a ZP- solo acierta cuando rectifica; ejemplos: los refugiados, la sindicación de las prostitutas, la no protección al juez Llarena. Seguro que tendrá que rectificar también en su política catalana.

En el terreno económico, en lugar de haber reducido los gastos del Estado, ha hecho lo contrario y como símbolo máximo ha subido el número de ministerios de 14 a 18 y en lugar de reducir los impuestos los va a aumentar haciendo caso omiso del aumento del costo de la vida en capítulos tan importantes como la electricidad, el gas, la gasolina, el cesto de la compra etc.

El proyecto de subir los impuesto a bancos y grandes corporaciones así como a quien perciba mas de 140.000€ anuales, gran idea impuesta por el socio podemita, crea un clima de desconfianza que con toda seguridad llevará a una subida de precios, caída del consumo y destrucción de empleo.

A plazo corto todo ello esta desembocando en la desaceleración. Como no se corrija, derivara en una pre-crisis y esperemos que no lo haga en algo peor.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Otra rectificación a la vista! Rajoy contrato con Arabia Saudí la construcción de cuatro corbetas 1800 millones de €) a fabricar en los astilleros de la bahía de Cádiz asegurando trabajo a 10.000 personas. A la vez España debía servir también. 400 bombas (9 millones de €, ya pagados).
    El muy ético gobierno Sanchez dijo que las bombas no entrarían en la operación para evitar matanzas en Yemen.
    Arabia Saudí respondió que sin bombas no hay corbetas. Protestas en Andalucía y marcha atrás deMargarita Robles diciendo que se habían sacado las cosas de contexto. Ya me dirán.

    Responder

  • Amigo Jorge, acertado análisis. El problema es que n se está desacelerando, incrementa su velocidad para estrellarse, por desgracia

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *