Jueves, 25 de mayo, 2017  |  
Seat Ateca
Seat Ateca

- 12 marzo, 2017 -

Federico Félix. Presidente de la Fundación Pro-AVE y vicepresidente de Ferrmed. Desde finales de 2016 hemos sido testigos de algunos movimientos de la sociedad... El futuro del Corredor Mediterráneo se está despejando

Federico Félix. Presidente de la Fundación Pro-AVE y vicepresidente de Ferrmed.

Desde finales de 2016 hemos sido testigos de algunos movimientos de la sociedad civil valenciana y de sus gobernantes, así como de actos y manifestaciones del máximo responsable del gobierno de España en materia de infraestructuras, el ministro de Fomento, que apuntan a un cambio significativo en la evolución del proyecto más importante y fundamental para el desarrollo futuro de la Comunidad Valenciana: el Corredor Mediterráneo. Después de seis años en estado de parálisis, este proyecto vuelve a ponerse en marcha. Hoy tenemos ya el compromiso público, claro y concreto, del ministro de Fomento de que la conexión con el centro y norte de Europa en ancho internacional para el tráfico de mercancías desde la Comunidad Valenciana estará en funcionamiento en 2019.

Aunque tarde, y después de seis años de batallar y no pocas frustraciones, todo parece indicar que los esfuerzos de comunicación y presión llevados a cabo por la Fundación AVE y por Ferrmed, secundados por otros actores de la sociedad civil valenciana, están dando frutos. A este resultado ha contribuido de forma decisiva la actividad de movilización social que se está llevando a cabo por todo el Arco Mediterráneo, y cuya manifestación más relevante fue el reciente encuentro en Tarragona, con presencia de empresarios relevantes de todo el arco Mediterráneo y los máximos representantes de las organizaciones empresariales y camerales.

Todo lo anterior explica no sólo el compromiso adquirido por el ministro sino también el reciente nombramiento de un coordinador del proyecto que tantas veces se ha pedido desde Ferrmed.

Pero lo importante es destacar que el ministerio asume plenamente la prioridad a dar a la ejecución del Corredor Mediterráneo, dada su condición de Corredor Europeo, y la necesidad de coordinación urgente con otros países y la Comisión Europea para su pronta ejecución. Ahora bien, dado el alcance de este proyecto y la necesidad, por razones económicas, de una pronta conexión en ancho internacional del Arco Mediterráneo con el centro y norte de Europa, la ejecución del tercer hilo constituye un paso obligado y la máxima prioridad del ministerio a corto plazo. Una obra que el ministro se ha comprometido a que esté finalizada en 2019.

Como hemos venido explicando a lo largo de los últimos seis años, y no siempre hemos sido comprendidos, el tercer hilo es un paso intermedio en el desarrollo del Corredor Mediterráneo, dado que el proyecto definitivo, consistente en la doble plataforma, no sólo requiere de la coordinación con otros países, sino que conlleva un periodo de ejecución más dilatado. Lo que nos sitúa ya en 2025, como mínimo. Para entonces, muchas actividades del Arco Mediterráneo Español, cuya competitividad reside en el pronto acceso ferroviario al corazón del mercado europeo, habrían posiblemente pasado a mejor vida.  Celebramos, pues, el acto de realismo y sentido estratégico del ministro, lo que a su vez nos hace confiar en la seriedad de sus promesas. Pero exigimos que el desarrollo del proyecto definitivo, con doble plataforma, se ponga ya en marcha para que este funcionamiento lo antes posible.

Nuestra experiencia en la defensa de proyectos fundamentales para la Comunidad Valenciana, como la A-3, la alta velocidad Madrid-Comunidad Valenciana y el AVE regional, nos dice que las promesas de los políticos se las lleva con frecuencia el aire, si no hay una firme, continua y poderosa labor de seguimiento de los proyectos por paste de los directamente afectados. Esto significa que no sólo no debemos bajar la guardia, sino que hemos de intensificar la labor de movilización y acción coordinada de los distintos actores de nuestra sociedad: empresarios, mediante actos de movilización, sindicatos y organizaciones ciudadanas en defensa de los puestos de trabajo y las mejores oportunidades económicas que aporta el Corredor, y los partidos políticos valencianos de todo el acto parlamentario para ejercer la necesaria presión que garantice la oportuna dotación presupuestaria  en tiempo y forma. Y esto último tiene que hacerse efectivo ya este año, tanto en los presupuestos del año 2017, aún por aprobar, como en los del 2018.

Sólo con sentido de la responsabilidad, esfuerzo y la máxima coordinación seremos capaces de conseguir que el proyecto más importante para el desarrollo de la Comunidad Valenciana, y garantía de un futuro más prometedor para nuestra sociedad, se haga pronto realidad.

Google+

No hay comentarios por el momento.

Se el primero en dejar un comentario abajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *