Domingo, 15 de septiembre, 2019  |  

- 14 julio, 2019 -

Luis Andrés Cisneros La usan hasta la saciedad, hasta aburrir y pertenece a ese grupo de palabras pertenecientes a lo ‘Políticamente Correcto’ y que... Consenso Exprés (Jeta marmórea)

Luis Andrés Cisneros

La usan hasta la saciedad, hasta aburrir y pertenece a ese grupo de palabras pertenecientes a lo ‘Políticamente Correcto’ y que todo político que se precie debe pronunciar repetitivamente hasta la saciedad.

‘Consenso’ es el vocablo mágico, aunque lo dicen prostituyendo su verdadero significado (bueno es que quizás no lo sepan) ya que, según definición es: ‘el acuerdo producido por consentimiento de los miembros de un grupo o entre varios grupos. El consenso se diferencia de la mayoría en que en esta última hay una minoría que disiente’.

Claro, esto era así hasta que los políticos aterrizaron en el mundo de la manipulación del lenguaje (sobre todo los marxistas) y, desde entonces, consenso es todo aquello que los Políticamente Correctos deciden.

Pero no es la única palabra que han ‘secuestrado’. Podemos hacer una extensa lista de vocablos que deben figurar, casi por Decreto Ley en las disquisiciones de un político que se precie. Veamos algunas: democracia, constitucional, vulnerables, genero, LGTBI, colectivos, ciudadano, progresismo, migración, franquismo, fascismo, derecho a decidir y así podríamos estar durante varios días.

Como curiosidad: ¿Se han dado cuenta de que en los países donde en su nomenclatura figura la palabra ‘democrática’, la misma brilla por su ausencia? Repasen los distintos países y lo verán, Corea del Norte, Cuba, China, Congo, etc.

Voy a intentar no desviarme del objeto de este artículo y, para ello, voy a remitirme a los hechos que están ocurriendo en el panorama político nacional en estos meses post electorales (y a lo mejor también preelectorales)

Mientras que, con la inestimable colaboración de los Citoyens de Monsieur Rivera, hay en algunos sitios donde no se pueden conformar gobiernos para gobernar distintas regiones y/o localidades y, ni siquiera a nivel nacional. La primera medida ha sido, en la inmensa mayoría de instituciones, subir el sueldo o los emolumentos de los que van a manejar las políticas de todos los lugares.

Y, ¡Oh milagro!, según nos cuentan, ha sido por un consenso pétreo y sin fisuras, aunque no sea cierto, aunque sea mentira (en varios sitios VOX o ha votado en contra o no ha votado a favor), pero eso es lo de menos, si te dicen que es por consenso, pues lo es ¡y punto!

Tomemos como ejemplo el ayuntamiento de Castellón. Si según dicen hay infinidad de personas en riesgo de exclusión social, niños famélicos, refugiados necesitados, menas inadaptados, nuestros gobernantes, tiran la casa por la ventana, incrementan el número de concejalías, contratan a más cargos de confianza (debe ser que no tienen confianza en los funcionarios municipales). Ande yo caliente, ríase la gente.
Pero no sólo es en el ayuntamiento este, lo mismo está pasando en todos claro que si es por consenso exprés, está todo justificado. Si tomamos como ejemplo el Gobierno de nuestra Región, ahí ya la cosa es de auténtico escarnio. Sí, ese señor que se queja de que en esta región nos niegan el pan de cada día, incrementa las consejerías, el número de asesores, directores generales, y toda una corte de nuevos estómagos agradecidos, o votos cautivos, usen el nombre que más les apetezca,

Aunque no se lo crean yo entiendo a ese pobre periodista que, en su día, fue despedido de un diario que provenía de la prensa del Movimiento y que, curiosamente, la indemnización la emplea en comprar acciones de la empresa que lo despide. Es un genio del futuro de las finanzas, ni Rappel tiene más visión que él.

Mientras se quejan de que Madrid se ríe de sus peticiones económicas para poder salir de la situación de crisis en la que parece se encuentra nuestra región, riega abundantemente de subvenciones a empresas familiares, apoya económicamente a medios escritos en catalán, se gasta dinero en fomentar el valenciano/catalán en Murcia, riega con profusión a los medios afines a su ideología. Seguro que también es por consenso.

Menos mal que VOX está trabajando con denuedo en la Comunidad Valenciana para sacar a la luz todos las distracciones que, también serán capaces de decir que han sido por consenso de partidas económicas, han ido a parar a saber dónde. Si en Andalucía están levantando alfombras, aquí habrá que hacer lo mismo, incluso mirando en rincones insospechados como peluquines y/o apéndices capilares.

Pero, curiosamente, en aquellos lugares donde no hay acuerdo para conformar un gobierno, todos los políticos, están cobrando sus emolumentos pecuniarios sin hacer ninguna labor palpable.

Yo no acierto a entender como si, en Grecia en una semana han sido capaces de nombrar Gobierno, aquí necesitamos entre 1 y 6 meses para hacerlo. Estarán de acuerdo conmigo en que algo no funciona, con consenso o sin él. Deberían de no percibir un solo Euro hasta que no estuviera todo listo para echar a andar. Seguro que para esta medida no habrá un mísero consenso.

Queridos lectores además de la reforma electoral y de partidos políticos, es de todo punto necesaria la eliminación de las Autonomías, que está demostrando ser el verdadero causante de la corrupción política de este país. Esos monstruos de pocas cabezas y muchos brazos y estómagos están llevando a la destrucción de España

De momento sólo VOX está teniendo visión de futuro y pensando en el bien de España y no en el de los políticos del falso consenso.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Lo expones con tanta claridad y razonando lo todo tantas evidencias que solo desde un sectarismo ciego se podría contradecir, pero nunca argumentar.
    En definitiva Luis que en mi opinión manejas mucha razón,pero “los que nos expresamos asi’ también sabemos que somos “versos sueltos” cargados de razón……pero nos quedamos solos con nuestra razón.
    ESTAMOS DEMODES…Y NO OBEDECEMOS A LOS POLITICAMENTE CORRECTOS

    Responder

  • Miguel, y ojala no cambiemos nunca

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *