domingo, 29 de noviembre, 2020  |  
Con el agua al cuello Con el agua al cuello

- 13 noviembre, 2020 -

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Con el agua al cuello. Ahogados. Así se encuentran los comerciantes y... Con el agua al cuello

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón

Con el agua al cuello. Ahogados. Así se encuentran los comerciantes y hosteleros de la ciudad. Pequeños emprendedores que, al igual que ocurre con los locales del ocio nocturno, están viviendo sus horas más bajas por unas medidas restrictivas que los están abocando a la bajada permanente de sus persianas. Y eso solo significa más paro y más miseria para miles de familias de la capital de la Plana.

Así lo han puesto de manifiesto esta misma semana. Decenas de propietarios de locales de restauración de la ciudad, llenaron la plaza María Agustina para gritar que no aguantan más. Su situación es absolutamente insostenible.

Y no es para menos. A la caída del consumo por la crisis económica y el temor de los usuarios, se suman unas restricciones impuestas desde la Generalitat Valenciana de Ximo Puig y la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, que más que una ayuda representan una mano al cuello que asfixia. Porque sí, medidas para proteger a la población del Covid, todas las del mundo, pero siempre desde la lógica y la racionalidad. ¿O cómo se explica entonces que, a muy pocos metros de distancia de una terraza del centro de Castellón, que no puede superar el 50% de su aforo, discurra un transporte público que depende de las dos mismas administraciones, y que va repleto de personas, con un habitáculo cerrado y en el que no se conservan las mínimas distancias de seguridad? Sencillamente, demencial.

Ahora más que nunca, los castellonenses necesitan un equipo de gobierno que, si no ayuda, al menos sí permita trabajar. Eso es precisamente lo que piden: que se les deje trabajar. Y más, teniendo en cuenta que quien le pone las trabas es un equipo de gobierno del PSOE, Compromís y Podemos que en este tiempo no ha parado de subirse el sueldo y de contratar a asesores a dedo.

En un momento tan delicado como el actual, con tanta gente trabajadora y humilde pasándolo mal, exigimos al equipo de gobierno de la ciudad de Castellón sensibilidad, y que pongan a todos los técnicos del Ayuntamiento al servicio real de los vecinos. De lo contrario, PSOE, Compromís y Podemos serán los únicos responsables de que en la ciudad se multipliquen los parados, aumente la pobreza y se degrade el centro de la capital. Un lujo que no podemos consentir. Ni vamos a permitir.

Google+
Whatsapp Telegram