Sábado, 8 de agosto, 2020  |  
Aprovechar la cesárea para realizar retoques estéticos supone un riesgo innecesario Aprovechar la cesárea para realizar retoques estéticos supone un riesgo innecesario

- 22 agosto, 2014 -

Esta práctica se contrapone a las reconstrucciones que se realizan tras el parto y que ayudan a recuperar la figura de la madre. Aprovechar la cesárea para realizar retoques estéticos supone un riesgo innecesario

Esta práctica se contrapone a las reconstrucciones más conservadoras –o mummy makeovers– que se realizan tras el parto y que ayudan a recuperar la figura de la madre.

Los resultados del mummy makeovers son especialmente positivos en pecho, abdomen y cadera.

Castellón Información

Mummy makeovers‘. El término se acuño en las colinas de Beverly Hills. Las famosas más reconocidas del planeta buscaban acortar tiempos entre los efectos que los embarazos producían en su estado físico y la vuelta a una actividad que premia la imagen femenina más admirada. Sus imágenes, saliendo del centro hospitalario en el que dieran a luz con su bebé en brazos y luciendo una bonita figura son la envidia de millones de mujeres en todo el mundo. La intervenciones en pecho y abdomen centran estas reconstrucciones post-embarazo.

En ocasiones, el deseo de recuperar la figura cuanto antes lleva a prácticas poco recomendables. Y así, en el entorno de las celebrities es conocida la apuesta por algunas de ellas por dar a luz mediante cesárea, intervención que les permite ‘aprovechar’ para hacerse una ‘semi-abdominoplastia’ (‘coser’ el músculo para recuperar su plano original). De ahí la asombrosa recuperación inmediata de muchas de ellas tras el parto.

“Estamos completamente en desacuerdo con esta práctica: primero porque pudiéndose tener un parto natural, elegir la cesárea es siempre un error (la cesárea no deja de ser una cirugía mayor y, como tal, implica unos riegos, además de una recuperación mayor que en un parto natural). Por otro lado, no somos, en ningún caso, partidarios de efectuar intervenciones de cirugía estética en el momento de hacer una cesárea. La cesárea supone un estrés quirúrgico para la madre que no se debe agravar con ninguna otra intervención electiva. No es una ventaja en ningún término, sino añadir riesgo innecesario. Además, lo más adecuado es esperar a que los tejidos recuperen, biológicamente, su forma y posición, para saber cuánto hay que corregir para obtener un resultado preciso. Lo único que aconsejamos junto con la cesárea, es la sutura de la cicatriz externa de una manera que deje la menor marca visible con posterioridad. Aconsejamos esperar unos 6 meses”, explica la Dra. Isabel de Benito, cirujana plástica especializada en mummy make-over del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

Antes o después del embarazo. Muchas mujeres optarían por la cirugía plástica para remodelar partes de su cuerpo que no les gustan. Sin embargo, surgen dudas sobre cómo optimizar el resutlado de este tipo de intervenciones con su deseo de ser madres. “En el caso del aumento mamario, tenemos que tener claro que, con el embarazo y la lactancia el pecho sufre modificaciones y, en ocasiones, habrá que realizar retoques de nuevo después. Sin embargo, es muy lógico que la mayoría de las mujeres quieran tener un pecho bonito cuando son jóvenes y no quieran esperar a quedarse embarazadas ni terminar el ‘periodo de embarazos’ para poder aumentárselo. Eso sí, es importante explicarles, que con el embarazo y la lactancia se producirán cambios, y que es posible que pueda necesitarse una cirugía adicional. Con respecto a las abdominoplastias, en general, recomendamos terminar con los embarazos para volver a unir los músculos rectos abdominales, porque los resultados de esta intervención sí suelen modificarse con otro embarazo, y volver a la situación que se tenía antes de operarse. En cuanto a las liposucciones, depende de si se presentan acúmulos de tejido adiposo localizados antes de la maternidad o sólo después.

Hospitales Nisa es un grupo privado de servicios de salud líder en su sector en la Comunidad Valenciana y uno de los referentes de la sanidad privada en España. Dispone de 7 hospitales (cuatro en Valencia, uno en Castellón, uno de Madrid y uno en Sevilla) y tiene proyectado uno más en la ciudad de Valencia. Además dispone de dos centros ambulatorios: uno de Daño Cerebral en Elche (Alicante) y otro médico en Sevilla.

Tiene una plantilla de 1.700 trabajadores y colabora con casi 2.000 profesionales relacionados con todos los ámbitos de la sanidad y atiende anualmente a más de 200.000 pacientes.

La misión de Hospitales Nisa consiste en ofrecer a los profesionales de la medicina privada y al sector sanitario público de forma complementaria, los medios humanos más cualificados y los medios técnicos más avanzados que se requieran en cualquier especialidad médica.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *