Jueves, 21 de septiembre, 2017  |  
Seat Ateca
Seat Ateca

- 12 julio, 2017 -

Vicent Aparici Moya. Ex Senador por Castellón. Patrono Fundación Economía Circular. La noticia sorprende como un verdadero mazazo aunque cosas como esta se podían... ‘Vertido cero’ es el camino

Vicent Aparici Moya. Ex Senador por Castellón. Patrono Fundación Economía Circular.

La noticia sorprende como un verdadero mazazo aunque cosas como esta se podían esperar. “El Consell cambiará la ley para ampliar un macro vertedero en suelo quemado”, titular de la información publicada en la edición de la Comunitat Valenciana de un periódico de ámbito nacional.

Durante mucho tiempo hemos venido hablando del concepto de ‘Economía Circular’ como elemento fundamental para reducir los residuos. De hecho en 2014 comenzó el trabajo de una Ponencia en el Senado de España (tuve el honor de ser ponente portavoz), cuya finalidad era hacer recomendaciones para que España caminara hacia la eliminación de vertederos en base a la reducción de residuo final.

No es en absoluto de recibo que nuestra Comunidad Valenciana, este llevando una media del 70% del residuo a vertedero. Es un hecho que se viene denunciando desde hace tiempo sin que se tomen las medidas para ello.

Mientras en nuestra comunidad se monta una cortina de humo, con un debate estéril, como es el cambio de modelo en el sistema de recogida de envases, la gran masa de residuos sigue llegando de forma ostentosa a los vertederos (alrededor de un 70%), incumpliendo con ello las Directivas Europeas y colaborando con algunas  comunidades más a que España pueda ser sancionada por las instituciones europeas por ese incumplimiento.

El camino, no es aumentar los vertederos o trasladar los residuos a otras comunidades como está sucediendo en algunas zonas. El camino es, poner en marcha mecanismos, sistemas e instalaciones que minimicen el residuo final aproximándolo a lo que en términos ambientales conocemos como vertido cero.

Y para ello, hay que trabajar dos cuestiones a la vez. Por una parte aumentar nuestra capacidad de reciclaje de forma ostensible (alcanzar el entorno del 70%) y por otra poner en marcha instalaciones que reaprovechen energéticamente el residuo (en el entorno del 25%), de forma que le rechazo final a vertedero se sitúe por debajo del 5%. No hay otra manera.

El problema es que mientras el País Vasco, por ejemplo, va  por su segunda instalación de reaprovechamiento energético de rechazos (Zabalgarbi-Vizcaya en marcha y Zubieta-Guipúzcoa en construcción), en la Comunidad Valenciana no tenemos ninguna, ni tenemos terminadas las instalaciones de reciclaje de los planes zonales, y claro ,entonces, nos toca ampliar vertederos, y en este caso, en zonas quemadas. Me parece muy lamentable.

Recomiendo una buena lectura de la Ponencia de residuos del Senado, dar prioridad a la redacción del Plan Director de la Comunitat y poner en marcha un modelo de colaboración público-privada que haga posible la pronta construcción de las instalaciones. Porque la inversión necesaria, que es muy elevada, no se puede asumir desde los presupuestos públicos.

Google+

No hay comentarios por el momento.

Se el primero en dejar un comentario abajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *