Sábado, 18 de agosto, 2018  |  

- 27 julio, 2018 -

Jorge Fuentes. Embajador de España. Pocos Jefes de Estado han logrado tanta celebridad en los últimos tiempos como la Presidente de Croacia Kolinda Grabar-Kitarovic... Kolinda Grabar-Kitarovic

Jorge Fuentes. Embajador de España.

Pocos Jefes de Estado han logrado tanta celebridad en los últimos tiempos como la Presidente de Croacia Kolinda Grabar-Kitarovic (pronúnciese Kitarovich) y lo hizo gracias al campeonato mundial de fútbol, al brillante papel desempeñado por el equipo de su país y también por la simpática forma en que la señora Grabar apoyó a su equipo en diversos partidos del Mundial, especialmente en la final contra Francia.

La Presidente, ataviada con el llamativo uniforme a rombos blancos y rojos de su equipo, supo aplaudir sin estrambotes los goles propios y felicitar a sus colegas por los ajenos. Se deshizo en abrazos auténticos a todos y cada uno de los futbolistas del partido final, así como también a los técnicos y ello sin preocuparse por la lluvia que arreciaba y que aplastó su cuidado peinado.

Pero eso no es todo, el mundo entero se había volcado en favor del equipo croata que si bien no había conquistado la copa mundial, sí había logrado hacerse con el corazón del público. El entusiasmo general fue más allá y se extendió a la propia señora Grabar, desvelando que al acceder a la Presidencia  en 2015, vendió el avión presidencial, también 35 automóviles Mercedes asignados a distintos Ministerios, redujo a la mitad su sueldo y el de todo el Gobierno y bajó el de los Embajadores en un 60%. Eliminó la pensiones de los diputados, subió los salarios mínimos de la clase obrera y se pagó de su propio bolsillo los billetes para desplazarse a Rusia en diversas ocasiones durante el Mundial.

Naturalmente las redes españolas no han tardado en hacer comparaciones con lo que ocurre en nuestro país, donde Sánchez acaba de gastar 18.000€ para volar a Castellón  y asistir con su esposa al concierto del FIB en Benicàssim.

Durante cuatro años, entre 2005 y 2009, poco después de finalizar la guerra balcánica, dirigí desde Zagreb la Misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que con cerca de mil diplomáticos y técnicos de distintos países del mundo remontó Croacia desde el punto de vista material -reconstruyendo más de 200.000 viviendas derruidas-, judicial -juzgando a cientos de criminales de guerra- y social -facilitando el retorno de cientos de miles de refugiados y desplazados-. Hubo que adoptar una nueva Constitución, reconstruir una policía democrática y una prensa libre; hubo, en fin, que propiciar una convivencia serena entre serbios, bosnios y croatas que tras haberse visto envueltos en una cruel guerra, tuvieron que vivir juntos de nuevo.

KGK visitaba con frecuencia la musion OSCE en Zagreb 2

KGK visitaba con frecuencia la OSCE en Zagreb

Fue un trabajo ingente el que realizamos aquel millar de personas procedentes de tres docenas de países miembros de la OSCE. Mi adjunto era un Embajador estadounidense y entre mis principales colaboradores había franceses, ingleses, alemanes, italianos, suecos, polacos, japoneses, rusos, etc. Gracias al esfuerzo de todos ellos la Misión pudo completarse y Croacia logró ingresar en la OTAN y en la Unión Europea, en breve plazo.

Encuentro de JF con el Primer Ministro croata en presencia de ministra KGK, ministro Hacienda, entre otros

Encuentro de JF con el Primer Ministro croata en presencia de la ministra KGK entre otros

Pues bien, aparte del entonces Presidente de la República, Franjo Tudjman y del Primer Ministro Ivo Sanader, mi principal interlocutor fue la entonces Ministra de Asuntos Exteriores, Kolinda Grabar-Kitarovic. Mujer de magnifica preparación, licenciada en Filología inglesa y española, dominando siete idiomas, suave en la forma pero firme en los principios, ella fue una de las principales responsables de que la OSCE  consiguiera avanzar en su tarea y lograr en un plazo razonable un consenso entre los 57 miembros de la Organización (todos los europeos, más los EEUU, Canadá, Rusia y los países desgajados de la antigua URSS) aceptando que Croacia cumplía los requisitos necesarios para continuar su andadura política sin controles externos, cosa que no ha ocurrido ni antes ni después  en ningún otro país en que la OSCE había considerado necesario instalar una Misión y que básicamente eran todos los países de los Balcanes y todos los de la antigua URSS.

Plataforma negociadora entre OSCE y el Gobierno croata liderado por MAE KGK

Plataforma negociadora entre OSCE y el Gobierno croata liderado por MAE KGK

La señora Grabar marchó como Embajadora de Croacia en Washington en 2008, de donde pasó a ser Secretaria General Adjunta de la OTAN  y de allí, tras vencer las elecciones de su país al frente del partido Conservador en 2014-15, se convirtió en la primera mujer Presidente de Croacia.

Fue mi interlocutora en la Plataforma negociadora creada por la Misión para ir superando cada uno de los cientos de objetivos marcados por la OSCE. De parte croata le flanquearon los Ministros de Justicia y Fomento. De esta parte de la larga mesa me acompañaban los principales Embajadores de  la Unión Europea, de los EEUU y de Rusia.

Excursión por el Adriático para los Embajadores, organizada por la Ministra Grabar

Excursión por el Adriático para los Embajadores, organizada por la Ministra Grabar

Compartimos encuentros con los entonces Presidente y Primer Ministro; juntos fuimos a visitar los lugares más afectados por la guerra y también los rincones más hermosos del país ya fuera en cruceros por las islas del Adriático o siguiendo el rastro de la abundante trufa en su Istria natal.

Enhorabuena querida Presidente por ese éxito futbolístico. Pero más aún por el gran trabajo que está haciendo en su país, uno de los más hermosos del mundo. Espero obtenga una nueva victoria en las próximas elecciones en 2019-20.

 

Google+
Whatsapp Telegram

  • Me uno a tus deseos y admiración en sus facetas humana y politica por eztado Señora ejemplo de naturalidad espontaneidad y soltura en sus actitudes, siempre rebosando alegría y ganas de vivir.

    Responder

  • Me he quedado muy corto en el costo del viaje de SÁNCHEZ a Castellon. Incluyendo el combustible de 4 desplazamientos Madrid-Castellon-Madrid, los gastos de habilitar el aeropuerto en una jornada sin vuelos y otros gastos (numerosos vehículos, seguridad, restaurantes para la familia y amigos, etc) la operación Killers debió resultarnos por unos 50.000€

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *