Sábado, 25 de noviembre, 2017  |  

- 10 noviembre, 2017 -

Miguel Prim Tomás. Ex Parlamentario Nacional. Cuando a finales de septiembre escribía mi última opinión sobre el ‘procés’ que se avecinaba en Cataluña, finalizaba... ¿Cuándo acabara el tema catalán?

Miguel Prim Tomás. Ex Parlamentario Nacional.

Cuando a finales de septiembre escribía mi última opinión sobre el ‘procés’ que se avecinaba en Cataluña, finalizaba el mismo con la palabra cordura. Y lo que había pasado hacía más de cien años y que nos contaba Santiago Ramón y Cajal no fuera tan turbulento, he dejado hasta ahora en suspenso el comentar día a día lo que estaba sucediendo, puesto que esta turbulencia creo que en toda España la hemos seguido con mucho desasosiego, ansiedad y sobre todo deseando que hubiera más cordura por parte de los mandatarios del gobierno catalán. Pero como resumen de lo que hasta ahora ha sucedido, pondré estos hitos:

1-El 1 de Octubre fue un día aciago, puesto que previamente el Tribunal Constitucional había desautorizado el Referéndum que se llevaba a cabo ese día. Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil tenían el papel de impedir su celebración. Fue la policía autónoma (Mossos) la que incumplió las órdenes emanadas del citado Tribunal. Al final, el President Puigdemont, a la vista de lo sucedido, tuvo la infeliz idea de expulsar de Cataluña a dichos cuerpos nacionales. Ambos fueron increpados, creándose un ambiente doloroso, irrespirable, por lo acaecido durante esa fecha.

2-La alocución a toda España del Rey, Felipe VI, por TV, puso especial énfasis de lo que la Ley decía sobre lo que estaba sucediendo, haciendo especial hincapié que vivimos en una democracia, con una Constitución votada por todos y la división de poderes (político y judicial) que garantizan el cumplimiento de las leyes.

3-También, el Tribunal Constitucional anuló la intención del Parlament de Catalunya de validar la Ley ‘aprobada’ en el pseudo referéndum del 1 de Octubre, en la vergonzosa sesión plenaria del 10 de Octubre, en la que no se aprobó la independencia ni la República. Fue al día siguiente cuando Puigdemont, primero firmó un papel declarando la Independencia, y después suspendiéndola.

4-Fue entonces cuando los partidos constitucionalistas dieron el ‘do de pecho’, entendiendo que España estaba en peligro de rotura y suscribieron la intención de que el Gobierno, liderado por el PP, aprobara la aplicación del Artículo 155 de la Constitución, previamente con el visto bueno del Consejo de Ministros. Fue un acto de valentía y a la vez de comprender que se había incumplido la Ley vigente que emana de la Constitución.

5-El 27 de Octubre, el Pleno del Parlament, con la ausencia de los Diputados constitucionalistas, aprobó la Independencia y la nueva República. Automáticamente, se puso en marcha el Artículo 155, con lo que el Parlament quedaba suspendido y el Gobierno cesado. Fue entonces cuando la Fiscalía y el Supremo ordenaban la prisión incondicional al Ex Vicepresidente, Junqueras, y a siete Consellers, por rebelión. El Ex President Puigdemont  se largaba a Bruselas, junto con cinco de sus Consellers, para allí explicar a Europa lo que se les había hecho.

En la misma actuación del 155 se convocaba a los catalanes para el 21 de Diciembre próximo para nuevas elecciones Autonómicas en Cataluña.

Esta es la historia, a grandes rasgos, vergonzosa por cierto, de los sucesos acaecidos en estos dos meses últimos, cuyos protagonistas fueron los mandatarios catalanes, y que llena de estupor, rabia y muchos apellidos más a sus protagonistas de esta rebelión contra las leyes en España.

Por ello, nos molesta a todo buen español oír llamar a los presos por esos gravísimos delitos, ‘presos políticos’. Es un grave insulto a nuestra trabajada Democracia… El  que no cumpla la ley tiene un delito y debe pagar por ello. El problema por desgracia, coleará tiempo. Ojala me equivoque.

La huida a Bruselas es como una payasada circense que en vez de hacer reír da horror ver como las personas actúan. Y el 21 de Diciembre, es una fecha en que todos los catalanes tienen un deber de encauzar ‘la barca’.

Los antisistema con banderas separatistas y otras señas, alentados por Podemos, son los que deberían de quedar como  una minoría en las urnas; porque si no ‘crudo’ lo tenemos, ante la perplejidad de una economía tocada por la huida de más de 2.000 empresas catalanas y la sinrazón de ignorar la Ley.

¿A dónde se quiere ir? Debemos de buscar la paz y en toda España lo estamos deseando.

Google+
Whatsapp Telegram

No hay comentarios por el momento.

Se el primero en dejar un comentario abajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *